Yggdrasil, el árbol de los Nueve Mundos

yggdrasilSi eres un lector habitual de la colección de Thor, es casi seguro que si oyes hablar de Yggdrasil (también conocida como la Gran Ceniza o el Árbol del Mundo) esta palabra no será nueva para ti. Y es que, según cuenta la mitología escandinava, en la cual se basan muchas de las historias de Marvel protagonizadas por miembros de la familia de Odín, se trata del perenne fresno que, además de rezumar miel y cobijar en su interior a varios animales (entre los que, además de un águila sin nombre, en cuyos ojos se halla el halcón Veorfölnir, también hallamos a la ardilla Ratatösk, al dragón Niohöggr y  a cuatro ciervos que responden a los nombres de Dáinn, Dvalinn, Duneyrr y Duabrór), mantiene unidos los Nueve Mundos. De su raíz emana el Pozo de la Sabiduría, el cual está custodiado por Mímir. A sus pies, Heimdall es el encargado de protegerlo de los ataques de monstruosos dragones y gusanos, siempre ayudado por las poderosas nornas, que riegan el árbol con aguas especiales procedentes del Pozo de Urd. Gracias a sus protectores, el Yggdrasil sigue en pie y mantiene unida la morada de los dioses con el puente del arco iris, conocido como Bifröst, el cual permite a las deidades viajar libremente al reino de los mortales.

Pero, ¿cuáles son estos Nueve Mundos y qué características especiales posee cada uno de ellos? A continuación, procedemos a analizarlos detenidamente:

Asgard:

Asgard

Se encuentra en lo más alto del árbol y es un pequeño cuerpo planetario en el que residen grandes dioses como Odín y su hijo Thor. Gracias al Bifröst, el Dios del Trueno ha viajado de su mundo al nuestro cada vez que ha sido necesario.

Vanaheim:

Vanaheim

Se encuentra a escasa distancia de Asgard, aunque en un nivel levemente inferior, y es el hogar de los Vanir, antigua casta de dioses expertos en la magia y la bujería, sobre todo a la hora de leer el futuro. Frigga, una de los miembros de dicha raza, fue la que se encargó de enseñar a Odín los secretos de la magia.

Alfheim:

Alfheim

La rama más baja del Yggdrasil sustenta el reino de los pacíficos Elfos de la Luz, a los que les gusta permanecer ocultos. El clima de este mundo varía entre los dos extremos: temperada primavera o helado e inhóspito invierno.

Midgard:

Midgard

Se encuentra, aproximadamente, en el centro del árbol  y es más conocido por nosotros como nuestro planeta Tierra. Este mundo tiene su eje alineado con una de las raíces del Yggdrasil, siendo este el único elemento planetario de la cosmología asgardiana que afecta al mundo de los humanos.

Jotunheim:

Jotunheim

Yggdrasil se sostiene sobre tres poderosas raíces: Urdabrunnr (el Pozo del Destino), Hvergelmir (hervidero hogar de la monstruosa serpiente conocida como Nidhogg, una de las criaturas empeñadas en roer la base del árbol) y Mimisbrunnr (donde encontramos el Pozo de la Sabiduría mencionado anteriormente). Jotunheim, el primer reino que encontramos ubicado en dichas raíces, es el lugar donde viven los Gigantes de Hielo (de los que el rey Thrym se ha erigido como gobernador de todo el lugar), los de la Tormenta y los de la Montaña. Como ningún fan de Thor ignora, también es el hogar natal de Loki, el malvado hemanastro del Dios del Trueno.

Muspelheim:

Muspelheim

Algo más abajo que Jotunheim, se encuentra el Reino del Fuego Eterno. Surtur, el demonio que gobierna el lugar, es uno de los más viejos enemigos de Odín y Thor. En dicho reino, podemos encontrar el Ojo del Mago, poderoso artilugio del que el Padre de Todos intentó apoderarse hace muchos años con el fin de evitar el Ragnarok, lo que significaría el final de todo, incluidos los dioses.

Nidavellir:

Nidavellir

Si escarbamos aún más en las raíces, nos encontramos con los enanos que viven bajo tierra, donde se forjan las más poderosas armas de todos los tiempos, como el martillo Mjolnir.

Svartalfheim:

Svartalfheim

En un nivel levemente inferior a Nidavellir, nos encotramos con el hogar de los Elfos Oscuros. Rodeados de un paisaje verde y arbolado, los habitantes de este reino suelen vivir en castillos, aunque tampoco le hacen ascos a residir en amplías cuevas subterráneas. A través de diversos portales, dichos elfos se pasean libremente por los otros ocho mundos restantes.

Hel:

Hel

También  llamado Helheim, es el reino que se encuentra debajo del resto. No funciona como purgatorio ni como paraíso, ya que solo es el lugar en el que los muertos descansan, bajo el gobierno de Hela, cuyo mayor empeño es poseer los espíritus de Odín y Thor.

Para concluir y dar una explicación más detallada del entorno, cabe resaltar que muy cerca de Hel se encuentra Niffleheim, una región de brumas heladas y oscuridad que se extiende bajo las raíces de Yggdrasil. A su mismo nivel podemos hallar Nastron, también conocido como la Orilla de los Cadáveres, que es otro de los hogares de la poderosa serpiente Nidhogg, la cual ya hemos mencionado anteriormente.

nidhogg

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

2 Comentarios

  1. Como he dicho al principio del artículo, esa información está sacada de la mitología escandinava. Digo que los cómics Marvel están basados en ella, no que estén copiados al pie de la letra.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.