El Videoclub: Fantômas vuelve

Fantômas-vuelveAunque ya se comentó en un artículo anterior, nunca está de más recordar que, pese a que la mayoría de las películas de acción vayan protagonizadas por un carismático héroe, en algunos casos, el personaje principal de la historia es precisamente su antagonista, cuyo éxito dependerá en gran medida de que tenga en su haber una notable legión de seguidores, siempre y cuando se trate de un villano que sepa cautivar al espectador tanto o más que el típico héroe de de turno.

Es posible que Marcel Allain y Pierre Souvestre, los creadores del famoso criminal Fantômas, no esperaran que su personaje se trasladara con tanto éxito de las novelas al cómic, la televisión o el cine. No obstante, si hace poco os ofrecimos la reseña de la película homónima, rodada en 1964, en esta ocasión analizaremos la secuela, estrenada un año después, bajo el titulo de ‘Fantômas vuelve‘, la cual, a juicio personal, funciona aún mejor que su predecesora.

Cartel-de-Fantômas-vuelveAunque no sucede siempre, es de agradecer que las segundas partes de las películas cuenten con el mismo reparto que la entrega anterior. Así, el film vuelve a estar dirigido por André Hunebelle, bajo cuyas órdenes trabajan Jean Marais (que, en esta ocasión, interpreta un triple papel, ya que,  además de dar vida al periodista Fandor y al criminal Fantômas, también se convierte en el profesor Lefèvre), Louis de Funès (que interpreta al comisario Juve), Mylène Demongeot (que se mete en la piel de Hélène), Jacques Dynam (que encarna al inspector Bertrand) Robert Dalban (que da vida al director del diario ‘Point du Jour‘). En esta ocasión, completan el reparto principal Albert Dagnant (como el profesor Marchard) y Oliver De Funés (que interpreta al pequeño Michou). Su duración es de 94 minutos.

Al tratarse de una secuela, los títulos de crédito iniciales muestran unas escenas animadas que repasan los sucesos de la película anterior, a la vez que nos presentan a los integrantes del reparto. Esto supone una evidente mejora con respecto a la precuela en la que, evidentemente, no había ningún caso anterior que recordar.

Aunque Fantômas logró escapar al final del filme anterior, la ciudad está de enhorabuena, ya que suponen que el malvado criminal no se atreverá a volver. No obstante, cuando el profesor Marchard, un maestro de la hipnosis, es secuestrado todo apunta a que es obra de Fantômas, lo que se resulta ser totalmente cierto. Sin embargo, según  afirma un colega profesional del hombre raptado, que responde al nombre de Lefèvre, si el criminal quiere llevar a cabo un malévolo plan sirviéndose de la hipnosis, también deberá secuestrarlo a él.

Además del comisario Juve y el inspector Bertrand, Fandor y Hélène (a los que acompaña Michou, el hermano pequeño de la chica, que ha sido expulsado del colegio por gastar una broma pesada) también quieren detener a Fantômas, así que idean un plan para suplantar a Lefèvre en un viaje que el profesor tiene planeado. La cosa se complica aún más cuando, preocupado por que Fandor eche su reputación por tierra, el verdadero hipnotizador hace acto de presencia.

Fantômas-vuelveHumor, aventuras e intriga se vuelven a mezclar en este entretenido film, el cual, pese a contar con un argumento con ciertos tintes de ingenuidad e idiotizar demasiado a algunos de sus personajes, mantiene al espectador pegado al sillón durante todo su metraje, mientras contempla como Fantômas siempre consigue eludir a sus perseguidores.

Pero, como hay que emitir un juicio tan justo e imparcial como sea posible, no podemos quedarnos exclusivamente con lo bueno del filme. En la parte negativa hay que destacar que, si bien los efectos visuales del filme anterior eran de una calidad aceptable, en este caso resultan algo menos creíbles. Así, cuando vemos a los personajes montados en vehículos, se aprecia claramente que el paisaje que podemos contemplar a través de los ventanales del coche es, en realidad, una serie de imágenes proyectadas en una pantalla. No obstante, hay que tener en cuenta que estamos hablando de 1965, año que no contaba con los medios de los que disponemos en la actualidad. En relación a ello, conviene destacar la información que se ofrece al espectador al final de la película:

El rodaje de las escenas en caída libre han sido tomadas por primera vez para el cine por el cámara volador Jean-Jacques Dubourg.

Las imágenes de erupciones volcánicas se han tomado de la película ‘Les Render-Vous du Diable‘, de Haroun Tazieff

Por supuesto, si eres fan de las películas de género policiaco y las comedias, lo pasarás bastante bien con este entretenido largometraje, pero si además conoces la obra literaria de Marcel Allain y Pierre Souvestre y has disfrutado de las aventuras impresas del criminal Fantômas, sin duda esta película esta hecha para ti, aunque es preferible haber visto la precuela anteriormente, ya que, aunque el filme se entienda por sí solo, lo disfrutarás más si lo ves como parte de la saga a la que pertenece.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.