La mansión de los Vengadores

Vengadores-MansionAhora nos suena como algo anclado en el pasado. No obstante, durante muchos años, los Vengadores utilizaban una mansión como sede central de operaciones. Situada en el número 890 de la Quinta Avenida de Nueva York, esta edificación de tres pisos de altura, construida en 1932 por Howard Stark, fue donada por su hijo Tony a los héroes más poderosos de la Tierra poco después de la formación del equipo (del que, como todos sabemos, Iron Man  es miembro fundador).

Avengers_MansionAunque la mansión ha sufrido diferentes cambios (como cuando fue arrastrada diez metro hacia atrás con el fin de construir un jardín delantero, por cortesía de Thor y de Iron Man) podemos destacar la excavación y ampliación llevada a cabo en la construcción original para dar paso a un sótano y dos subsótanos, estancias utilizadas para diversas funciones, tales como salas de ocio, de entrenamiento (en las que se incluye el gimnasio y la Sala de Simulación de Combate), de servicios médicos y de almacenamiento criogénico para la animación suspendida.

No obstante, el hecho de que los sótanos sean realmente sofisticados no significa que las plantas superiores no estén al mismo nivel. En ellas, se encuentran la sala de conferencias, las oficinas, los dormitorios y, por supuesto, el garaje con su Quinjet privado, todo ello protegido por unas paredes de cemento y acero reforzado. Además, su jardin está decorado con estatuas de los Vengadores modeladas en adamantium y contiene un laboratorio en miniatura que Hank Pym construyó dentro de uno de los árboles.

Aunque el follaje de los jardines, un sistema mecánico de defensa y un muro de 3,5 metros de alto por 1 de espesor sirven para proteger y dar privacidad a los Vengadores, la mansión ha sido atacada  y destruida tantas veces que, finalmente, acabó por ser abandonada, aunque sus paredes albergaron durante años a diferentes generaciones del grupo.

Tras estos párrafos introductorios, a continuación, analizaremos detalladamente cada uno de los pisos de las mansión:

La planta superior alberga el garaje del que despega el Quinjet. La parte izquierda almacena los vehículos inactivos, mientras que a la derecha encontramos las reservas de carburante, la zona de mantenimiento y la sala del radar y las comunicaciones. Por su parte, el centro de la planta es utilizada como plataforma de despegue, la cual está equipada en su parte trasera con unas trampillas que contienen cables para la detención de los Quinjets, además de una pared amortiguadora. En su zona delantera, se encuentra una pared plegable que se abate para permitir volar al vehículo.

La planta intermedia está ocupada casi al completo por los ocho dormitorios, a excepción de una sala utilizada como taller y área de presentaciones, un aseo y el despacho de Tony Stark, todo ello situados en el ala derecha.

En la planta baja encontramos, tras la puerta principal, el hall, cercado por dos pequeñas estancias, una a cada lado (sirviendo la de la derecha como aseo) y, a continuación, la biblioteca. Detrás está situada la sala de conferencias. Toda esta zona está separada del ala derecha de la planta por un pasillo que hace las veces de galería de museo. Al otro lado podemos ver una cocina y una suite con baño incorporado. Los jardines y patios delanteros y traseros se encuentran equipados con las mecánicas medidas se seguridad pertinentes.

entrada_avengers_mansion

El sótano principal cuenta en su parte izquierda con una piscina, una sala de duchas, otra de juegos y un campo de tiro. A la derecha se encuentra el depósito de almacenamiento criogénico, situado tras el laboratorio, el cual se encuentra detrás de un gimnasio holográfico. Si bien las plantas superiores se comunican por unas escaleras, se puede acceder a todas las zonas del sótano mediante un ascensor hidráulico situado en el fondo derecha.

La siguiente planta es la de los generadores. Por todas partes, podemos encontrar salas con el equipamiento necesario para que la mansión se mantenga en pleno funcionamiento, como corresponde a un subsótano. Aunque, en la parte derecha, también se encuentra ubicada la Sala de Juntas de Seguridad.

El segundo subsótano tiene dos zonas claramente delimitadas. En la de la izquierda hay un acceso terminal subterráneo, equipado con túneles de emergencia, el centro de comunicación, el almacén general y la Sala Cero (que fue construida para contener los inestables poderes explosivos de la Sota de Corazones). A la derecha se encuentran la armería y la cámara de pruebas para experimentos con gases nobles o sustancias altamente peligrosas, inicialmente construida por Howard Stark.

No podemos terminar este repaso sin hablar de otra parte importante de la mansión. Aunque no se trata de ninguna pieza del mobiliario, podemos decir que ha pasado más tiempo detrás de esas paredes de cemento y acero reforzado que ningún vengador. Me estoy refiriendo al fiel mayordomo Edwin Jarvis, quien cuenta con sobrada experiencia como piloto de la Segunda Guerra Mundial. Aunque la mansión se encuentre destruida actualmente y haya diferentes grupos de Vengadores dispersados por toda partes, la facción liderada por el nuevo Capitán América no ha querido pasar sin los servicios de Jarvis. Con el tiempo veremos lo que sucede, ya que, por el momento, el ex-piloto no parece estar muy de acuerdo con volver a su condición de mayordomo de los héroes más poderosos de la Tierra.

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.