Las alas de Halcón

El-HalcónAunque, en la actualidad, su situación ha cambiado radicalmente, ya que luce el icónico escudo del Capitán América, cuya superheróica identidad ahora le pertenece, y se ha convertido en el líder de su propio grupo de Vengadores, Samuel Thomas Wilson, más conocido como Sam Wilson, comenzó su cruzada contra el crimen como el poderoso y alado Halcón, tal y como el guionista Stan Lee y el dibujante Gene Colan se encargaron de dejar patente en 1968 dentro de las páginas de ‘Capitán América‘ nº 117. No obstante, pese a contar con unas habilidades similares a las del mutante Ángel, las alas de Sam Wilson no forman parte de su cuerpo sino que son apéndices artificiales (al igual que las del villano Buitre), los cuales le son realmente útiles en la lucha diaria contra el crimen. Para obtener un mayor conocimiento sobre el funcionamiento de dichas alas, a continuación, realizaremos un detallado análisis sobre ellas:

Halcón

Completamente decidido a demostrar que podía ser un superhéroe de gran eficiencia, que se encontrara a la altura del legenedario Capitán América, Sam Wilson tomó la determinación de viajar hasta Wakanda con la intención de pedirle ayuda tecnológica al soberano Pantera Negra, quien no dudó en auxiliarle y proporcionarle unas alas planeadoras muy ligeras y resistentes cuyo propulsor de energía solar obedece las órdenes cerebrales de Sam Wilson.

Los circuitos cibernéticos integrados en la máscara removible del Halcón son los encargados de enviar las señales cerebrales a las alas, cuyos componentes (todos ellos de diseño muy ecológico) son los siguientes:

-Un arnés acolchado para prevenir los posibles daños en el hombro.

-Unas abrazaderas a la altura de la muñeca que mantiene las extremidades superiores unidas a las alas.

-Un aparato situado en la espalda que permite la correcta articulación del húmero y el brazo.

-Unos empalmes que se encargan de que el motor eléctrico que controla la turbina de los brazos del ventilador esté en la posición idónea.

-Un enganche que mantiene las costillas y el refuerzo lumbar en la tensión adecuada.

-Unas células de almacenamiento de energía junto a un pack de vuelo electrónico.

-Unos impulsores de aire eléctrico que funcionan con microturbinas.

-Unos artilugios que controlan el correcto posicionamiento de las articulaciones, las abrazaderas y los motores elécricos bidireccionales.

-Unas láminas metalizadas equipadas con células solares de alta eficacia (que hacen las veces de las plumas).

-Láminas reforzadas con nylon mylar.

Además de todo lo mencionado en la lista anterior, cabe añadir que el traje del Halcón está confeccionado a base de unas fibras térmicas que impiden que el aire frío afecte a Sam Wilson mientras vuela.

Las alas  le proporcionan al Halcón tal aspecto de un gigantesco ser alado que no nos debe extrañar la afinidad del héroe con las aves (al igual que le sucede al Hombre Hormiga con los insectos), sobre todo en el caso de su mascota: el halcón conocido como Ala Roja. No obstante, cuando el malvado Cráneo Rojo usó el Cubo Cósmico para establecer un vínculo entre Sam y su pájaro (el cual, por supuesto, pretendía utilizar en su propio provecho), el poder del superhéroe evolucionó hasta darle la capacidad de comunicarse telepáticamente con cualquier ave, e incluso utilizarlas como improvisado ejército y ver a través de los ojos de aquellas que se encuentren próximas.

No obstante, Pantera Negra volvió a colaborar con Sam Wilson cuando, tras una dura batalla que dejó destrozadas sus alas de Halcón, le diseñó un nuevo equipo, aún más sofisticado, con microondas de Vibranium. Además de ser mucho más funcional que el anterior, al conferirle mayor velocidad y ser a prueba de balas, este nuevo equipamiento lleva incorporados transmisores de GPS. Sin embargo, la mayor mejora de todas es que sus nuevas alas utilizan tecnología holográfica de luz intensa, con lo que el Halcón puede hacerlas aparecer y desaparecer a voluntad, lo que mejora su capacidad de maniobra (cuyo aspecto podemos comprobar en la imagen que corona este artículo).

Aunque existe una gran cantidad superhéroes más famosos que el protagonista de este artículo esperando su oportunidad para saltar a la gran pantalla, Sam Wilson ya ha logrado que sus alas luzcan en el cine (además de en la animación, como se puede comprobar en la serie de dibujos ‘Los Vengadores unidos‘). Anthony Mackie ha sido el encargado de interpretarlo hasta en cuatro ocasiones: en ‘Capitán América: El soldado de invierno‘ (2014), en ‘Vengadores: La era de Ultrón‘, en ‘Ant Man‘ (ambas vieron la luz en 2015) y en ‘Capitán América: Civil War‘ (recientemente estrenada en la gran pantalla). Pero, todo parece indicar que esta no será la última vez que veamos a Sam Wilson desplegar sus alas. Y, si Anthony Mackie sigue los pasos de su contrapartida de las viñetas, es posible que en el Universo Cinematográfico de Marvel dejemos de hablar de las alas del Halcón para referirnos a ellas como las del nuevo Capitán América.

Anthony-Mackie

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.