Reseña de ‘Armada’, de Ernest Cline

'Armada'

Érase una vez una muletilla que permaneció en el tiempo generación tras generación, “la realidad supera a la ficción”. En el país de la literatura fantástica, esta era, es y será, una de las premisas que construyen sus reinos. Cuentan los más versados, aquellos que van y vienen por los caminos más arcaicos y también por los más lozanos, que en noviembre de 2011 Ediciones B trajo a una figura nunca antes vista por aquel mundo, plantó un nuevo árbol, ‘Ready Player One’. Su semilla cibernética creció con las condiciones adecuadas para aquellos lares, se alimentó de ciencia ficción y la complementó con la cultura pop de los años 80. La semilla germinó y Ernest Cline vio cómo su primera novela fue todo un éxito, hasta tal punto, que cuando sus ramas eran fuertes y contaban con las mejores de las críticas, Steven Spielberg decidió adaptar ‘Ready Player One’ a un proyecto cinematográfico que se verá en la gran pantalla en 2018.

Tras esta expectación, muchos eran los que querían descubrir la nueva plantación de Ernest Cline, ‘Armada’. Una nueva historia del escritor estadounidense en la que Zack Lightman vive la realidad que siempre había deseado, aquella que se parece a los videojuegos, libros y películas de ciencia ficción con los que había crecido. En estos años quien no le acompañó fue su padre, que murió en un accidente laboral, lo que marcó el carácter de Zack, teniendo problemas para controlar su genio y su ira. Amante del videojuego ‘Armada’, un día vio en el cielo un caza Guja, una nave alienígena, la de su adversario en el campo de batalla virtual. Esa nave era tan real como él mismo y significaba que el trascurso de su vida cambiaría más allá de lo que nunca había imaginado. Sus habilidades, junto a la de más jugadores, van a ser imprescindibles para el futuro de la humanidad: no solamente tendrán entre sus manos los mandos de control, sino también la supervivencia de nuestro planeta Tierra. Lo que parecía ser un entretenimiento, en realidad era una manera de entrenar y de conseguir a los mejores soldados para una guerra esperada.

En esta aventura, en la que lo imposible se convierte en probable, Zack siempre tiene presente a grandes referentes de la ciencia ficción, en algunas ocasiones bastantes acertados, como cuando su mejor y su peor faceta se ven contrapuestas y se siente guiado por el majestuoso Yoda o por el perverso emperador Palpatine. En otros momentos, el punto y final del párrafo parece no poder estirarse más para hacer hueco a estas alusiones. Eso no quiere decir que los aficionados a este género no puedan sentir las palabras o pensamientos de Zack como los suyos propios con este tipo de menciones, las bromas frikis nos acompañan como si de la propia Fuerza se tratase.

'Armada' combate

Las más de 400 páginas no son difíciles de acabar, la acción aunque a veces es predecible, es rápida y evoluciona a un ritmo que parece estar hecho para facilitar una adaptación a una película, como si Cline deseara que su segunda novela también fuese vivida más allá de los libros. La evolución del protagonista no es tan brillante. Tras vivir todo tipo de emociones, subidas a los picos más altos y descensos a los rincones más profundos, esperas mucho más de Zack cuando el final de la novela se acerca y cuando el propio remate llega. Tal vez sea la continua personalidad de este joven adolescente lo que condiciona que algunos diálogos del libro no estén bien conseguidos o no sean tan ingeniosos como cabría esperar. Un final que además de ser una lección, parece dejar la historia abierta a una posible continuación.

A pesar de las carencias, Cline vuelve a demostrar que la cultura de los 80 y 90 es su mundo y te envuelve en él con ‘Armada’. El propio autor se encarga de poner la banda sonora que hace de la acción una auténtica orquesta. Grupos que han marcado la música, como Queen, son los que sonarán en tu cabeza mientras lees esta nueva obra de Cline. El escritor nos ofrece una novela adolescente entretenida, con un carácter juvenil que sobre todo se percibe a través de los personajes, al mismo tiempo que ha construido una historia visual. Muchas de las críticas ya hechas a ‘Armada’ hablan de un desacierto total, por sus tópicos y parecidos a historias prestigiosas de la ciencia ficción, como ‘El juego de Ender’. No he podido evitar preguntarme si el autor hizo ‘Armada’ siguiendo esa línea a propósito, buscando crear una nueva trama sin dejar de gestar una novela de aventuras con pinceladas de la vieja escuela.

Sea como fuere, Ernest Cline tenía el listón alto y los lectores esperaban mucho más de él. Puede que el nivel no sea tan alto como se pensaba, pero lo importante de las historias es que te introduzcan en el mundo en el que son vividas y sientas que estás ahí. ‘Armada’ abraza al género de la ciencia ficción, te transporta a tu adolescencia y mantiene vivo al pequeño que llevas dentro y no quiere dejar de pasar horas y horas con sus videojuegos favoritos. Esta es una de las maneras de hacer arte y como dice el propio Cline:

La vida imita al arte

Así, la colección Nova de Ediciones B nos ofrece ‘Armada’, una novela de ciencia ficción que bebe de los clásicos para construir, a través de 432 páginas, una nueva narrativa fantasiosa. Una nueva aventura que puede disfrutarse por un precio de 21€.

Ernest Cline

Ernest ClineNació en Ohio (EEUU) en 1972. Además de novelista es poeta, guionista y por supuesto, “geek”. En su faceta de poeta, logró ser conocido en las competiciones de poesía slam por su pieza ‘Dance Monkeys Dance’. Al mundo del guion dio el salto con la película ‘Fanboys’. Pero sobre todo es conocido por la novela ‘Ready Player One’.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.