Reseña de ‘La Torre Oscura – La Batalla de Tull’

Una vez más, volvemos a visitar el Mundo Medio. Una vez más, acompañamos a Roland Deschain en su búsqueda de la Torre Oscura. El tomo que nos ocupa en esta ocasión, ‘La Torre Oscura – La Batalla de Tull’, nos sitúa directamente en uno de los momentos más míticos de la primera novela de la saga ‘La Torre Oscura’ de Stephen King.

La Torre Oscura - La batalla de Tull

El final del ka-tet de Roland en su juventud se nos contó en ‘La Torre Oscura – La Batalla de la Colina de Jericó’, el comienzo de su búsqueda en pos de la Torre Oscura en ‘La Torre Oscura – El viaje empieza’, y su encuentro con unos trasuntos de vampiros en el anterior tomo, ‘La Torre Oscura – Las Hermanitas de Eluria’. Ahora lo que nos encontramos en este tomo es el paso de nuestro héroe por la pintoresca ciudad de Tull, lugar en el que busca alguna pista que le pueda llevar tras el rastro de su archinémesis, el Hombre de Negro (también conocido como Marten Broadcloak y como Walter O’Dim), una escala de obligado paso en su viaje hacia la Torre.

Tull representa a la perfección el ambiente de western post-apocalíptico en el que el señor King nos quería introducir a través de sus novelas. Un pueblo de lo más sórdido y extraño a medio camino entre ‘Sin perdón’ y ‘Mad Max: Furia en la carretera’ en el que la gente no vive, sino que sobrevive. Apenas ha puesto sus pies en el barrizal que forma parte de la calle principal de Tull, a Roland le asalta un personaje de lo más estrambótico llamado Nort que trae un mensaje para él de parte del Hombre de Negro. Lo más curioso de Nort es que hace algún tiempo que murió, pero eso no es ni de lejos lo peor a lo que Roland se tendrá que enfrentar en este episodio de su viaje.

La Torre Oscura - La batalla de Tull

A medida que avanza la historia iremos descubriendo que Tull no es más que una trampa dejada por el Hombre de Negro para Roland. Nort, al igual que el resto de pueblerinos, es su instrumento, y el último pistolero tendrá que utilizar todos los recursos a su alcance, siendo su puntería con sus revólveres de empuñadura de madera de sándalo y la falta de piedad y compasión los más importantes, para salir con vida en esta ocasión.

Por supuesto, ya sabemos que Roland saldrá con vida de Tull, puesto que sabemos que esto es poco más que el principio de su viaje en pos de la Torre. Pero este hecho no minimiza para nada la grandiosidad del tercer acto de esta obra, momento en el que ya todas las cartas se han puesto sobre la mesa y ha llegado la hora de que sean las balas las que hablen. La muchedumbre enfurecida con un cierto toque de fervor religioso tan característica de la extensa obra de King, en esta ocasión dirigida por el personaje de Sylvia Pittston (una especie de líder espiritual que recuerda mucho a la señora Carmody de la novela ‘La Niebla’), tiene su momento estelar en un clímax que deja al lector con un buen sabor de boca tras acabar el tomo.

La Torre Oscura - La batalla de Tull

El trabajo de Peter David en el guion es, como suele ser habitual, ciertamente loable. Sin duda, la colaboración de la que posiblemente sea la mayor experta en el mundo en ‘La Torre Oscura’ (incluso por encima del propio King), Robin Furth, ha debido ser fundamental para la adaptación del Mundo Medio al formato cómic, al igual que ocurría en los anteriores tomos. El empleo de la voz narrativa que usa David para guiar la acción está, a diferencia de lo que suele ser habitual, bien ejecutado, y consigue meternos de lleno en esa atmósfera tan desagradable que rodea al pueblo de Tull. Por lo demás, en lo que se refiere a la historia poco mérito hay que darle en esta ocasión al guionista, ya que lo que se nos cuenta en este tomo está, en un porcentaje muy alto, sacado literalmente de las páginas de la primera novela de esta saga literaria, la titulada ‘La Torre Oscura – El pistolero’ (conocida anteriormente en nuestro país como ‘La Torre Oscura – La hierba del diablo’).

La Torre Oscura - La batalla de Tull

En lo que se refiere al dibujo, Michael Lark hace un trabajo muy decente al llevar las ideas de las novelas a las páginas del cómic. Sus diseños reflejan perfectamente lo que debería ser el Mundo Medio y sus habitantes, consiguiendo hacer llegar al lector a veces un sentimiento de terror y a veces uno de melancolía y decadencia. Richard Isanove, encargado de dar color al trabajo de Lark, no deja su huella de forma tan palpable como en alguna otra de sus obras (como por ejemplo en ‘1602’ para Marvel Comics), pero no hay nada que reprochar a su labor en este tomo.

En resumen, estamos ante un cómic que a pesar de estar pensado principalmente para los fans de la saga literaria de Stephen King, puede ser disfrutado por cualquier lector ocasional. Si bien es cierto que lo relatado aquí no es más que una parte de algo mucho más grande, y que sin un conocimiento amplio de todo lo relacionado con ‘La Torre Oscura’ puede haber varias cosas que resulten levemente incomprensibles, mayormente ‘La Torre Oscura – La Batalla de Tull’ es una historia de ámbito reducido en la que se tratan algunos temas universales y que está muy bien construida a partir de un buen guion y un dibujo muy disfrutable.

En lo referente a la edición, hay que decir que este volumen presentado por DeBolsillo mantiene las mismas características que los anteriores volúmenes de la colección, siendo así de formato de tapa blanda con un tamaño de página de 15 x 21 cm. El tomo se puso a la venta en abril de 2013, contiene 128 páginas a color e incluye los cinco números de la edición americana de ‘The Dark Tower: The Battle of Tull’. Contiene una página dedicada a una breve nota de los autores (Stephen King, Robin Furth, Peter David, Michael Lark y Richard Isanove) y una introducción escrita por Charlie Beckerman, editor adjunto de la obra, además de varias portadas originales de los números individuales que contiene este tomo realizadas por Michael Lark y Richard Isanove. Los encargados de la traducción han sido Javier Martos Angulo y José Oscar Hernández Sendin y el precio de venta recomendado es de 14,95 €.

La Torre Oscura - La batalla de Tull

Stephen King

King nació en Portland, Estados Unidos, en 1947. Ya desde niño, manifestó una gran tendencia a la escritura, tendencia que aumentó cuando a los trece años descubrió las novelas de terror y ciencia ficción de su tía. Tras licenciarse en Inglés en 1971, comenzó a escribir un gran número de novelas y a enviarlas a diferentes editoriales. En 1974 se publicó su primera obra: Carrie, de la que se hizo una película en 1976.

Durante una década, Stephen King tuvo problemas con las drogas, de las cuales se desenganchó a finales de los 80. Pese a que sus géneros predilectos son el terror y la ciencia ficción, los mismos géneros de las novelas de su tía, su obra ha estado marcada por experiencias personales, tales como los apuros financieros de su familia en los 70; y el accidente de coche que padeció en 1999.

Centrándonos en American Vampire, aunque en el cómic se explica de forma detallada la colaboración del novelista, conviene decir que es su primer trabajo en un cómic, y que lo aceptó porque lo consideraba interesante al estar protagonizado por “vampiros de verdad”.

Obviamente, la obra de King ha recibido múltiples premios y ha sido adaptada a la gran y pequeña pantalla en numerosas ocasiones, además de a cómics. Por mencionar algunas, tenemos su primera obra Carrie, Cadena Perpetua (The Shawshank Redemption) o los cómics de la Torre Oscura.

La Torre Oscura - La batalla de Tull

‘La Torre Oscura – La Batalla de Tull’

Octavo volumen de la adaptación gráfica de la serie «La Torre Oscura», obra magna de Stephen King. La última parada de la civilización.

El último de los pistoleros se encuentra en un salón de la ciudad de Tull recabando información acerca del Hombre de Negro cuando se le acerca un extravagante personaje, portador de un mensaje. Un mensaje terrorífico. El recadero se llama Nort y está muerto. De hecho, un hombre poderoso ha revivido su cuerpo con el único propósito de convertirlo en mensajero. Y este es solo el principio de los horrores que aguardan a Roland Deschain en Tull, un extraño lugar anclado en lo más profundo del Mundo Medio…

Guion: Peter David, Stephen King y Robin Furth

Dibujo: Michael Lark y Richard Isanove

‘La Torre Oscura – La Batalla de Tull’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!