Reseña de ‘Las aventuras de Luther Arkwright’, de Bryan Talbot

Las aventuras de Luther ArkwrightAbrir las páginas de un clásico es una experiencia que siempre infunde respeto. Y así ocurre con ‘Las aventuras de Luther Arkwright‘ de Bryan Talbot, un verdadero clásico de la historia del noveno arte, que empezó su publicación hace nada menos que 38 años (aunque tardo cerca de una década en completarse). Astiberri nos trae una magnífica edición de una obra que, aunque no sea tan conocida en nuestro país como ‘Watchmen‘ o ‘V de Vendetta‘, puede considerarse la “madre espiritual” de ambas y de otras muchas.

No obstante, el respeto pronto deja paso a la fascinación de verse atrapado en una experiencia lectora fantástica. El cómic plantea una multitud de universos paralelos, diferentes líneas temporales con diferentes posibilidades. El protagonista, Luther Arkwright es lo que se llama una “anomalía”, alguien que solo existe en una dimensión y posee extraordinarios poderes psíquicos que le permiten moverse entre universos paralelos a su voluntad. Luther trabaja como agente para un universo pacífico y avanzado tecnológicamente, conocido como “paralelo cero-cero”, en el que el superordenador y centro de operaciones W.O.T.A.N. monitoriza los diferentes mundos paralelos mediante el Proyecto Valhalla. De ese modo descubren la existencia de los disruptivos, un grupo que trabaja en la sombra manipulando la historia de la humanidad y creando guerras y dictaduras totalitarias en la mayoría de paralelos, de forma que el desarrollo queda frenado. Ahora, ese grupo ha activado el Fuegohielo, un artefacto de terribles poderes, y el único capaz de detenerlo es Luther, con la ayuda de otros agentes como Rose Wylde, una telépata que puede hacer que todas sus encarnaciones de los universos paralelos se comuniquen entre sí.

Luther Arkwright

Una obra de ciencia ficción que nos ofrece vistazos de diferentes mundos posibles que juegan con los acontecimientos y personajes conocidos de nuestra historia y, particularmente, de la historia de Inglaterra. Los elementos políticos y las luchas de poder están muy presentes, y veremos un régimen en el Reino Unido muy similar en fondo y forma al representado en ‘V de Vendetta’. Es innegable la influencia que tuvo este cómic en los autores británicos de los años ochenta y en los inicios del sello editorial Vertigo, en el que participaron muchos de estos autores. El propio Alan Moore lo ha alabado y ha plagado su obra de referencias a ‘Las aventuras de Luther Arkwright’, como la que mencionábamos antes. Pero hay más, cualquiera que lea esta obra y ‘Watchmen’ podrá ver escenas similares de Luther y el Dr. Manhattan, o reconocerá al detective John Constantine en la secuencia de viñetas de Fairfax de la página 155.

Luther Arkwright dictadura

No es, sin embargo, una lectura ligera, por mucho que sus páginas estén repletas de acción y aventuras. El cómic es complejo tanto a nivel temático (por la densidad de la historia, la presentación de realidades alternativas, los símbolos, las referencias históricas…) como a nivel narrativo, ya que la historia se cuenta con numerosos saltos hacia atrás y hacia delante. Aunque hay secuencias de viñetas sin texto, sobre todo en la segunda mitad de la obra, en general los textos tienden a ser largos, y es habitual encontrar diálogos y reflexiones muy extensas, mientras que otras viñetas se combinan con extractos de noticias de periódicos, diarios personales, etc. Las referencias y el simbolismo que utiliza Talbot hacen que sea una obra que no solo se presta a más de una lectura, sino que incluso la pide para comprenderla y disfrutarla completamente.

luther arkwright calaveraA nivel gráfico encontramos un buen dibujo y una composición muy original. La estructura narrativa es diferente y experimental, aunque muy meditada y coherente con la historia. Talbot cambia con maestría el tamaño de las viñetas y el tipo de planos a su antojo, jugando con todas las posibilidades que le ofrece una página. Utiliza gran cantidad de recursos narrativos gráficos y juegos visuales, como las viñetas paralelas que muestran a las Rose Wylde de diferentes realidades sorprendidas y anonadadas en el mismo instante debido a un acontecimiento, u otras viñetas desdobladas en espejo para mostrar diferentes planos de realidad. Otro ejemplo de esto podemos verlo en la página 91, en la que un primer plano de dos personas hablando se combina con el fondo y las sombras para formar la imagen de una calavera.

lutherarkwright_1La obra tiene un final claro en el que se cierra la trama. Aun así, en 1999 Bryan Talbot publicó ‘El corazón del imperio‘, una secuela que vuelve al mundo de universos paralelos y que se presentó bajo el subtítulo ‘El legado de Luther Arkwright‘. Para los que estéis interesados en ella, fue publicada en español también por Astiberri en 2015, y podéis leer la reseña de La Casa de EL aquí.

La editorial Astiberri nos presenta este cómic en el mejor formato posible. Un tomo integral en cartoné de 256 páginas, que incluye los siguientes extras: una galería de portadas, una extensa entrevista a Bryan Talbot, una introducción escrita por el popular autor Michael Moorcock y un epílogo de Warren Ellis (ambos textos muy recomendables). Todo ello por el precio de 26 euros, así que es una buena relación calidad-precio. Si en esa ecuación incluimos también la calidad del contenido, el resultado no deja lugar a dudas. Estamos hablando de una obra de ciencia ficción imprescindible, un cómic que todo amante del noveno arte debe conocer. Una obra un tanto complicada, pero que ofrece una experiencia de lectura diferente que sigue cautivando después de tantos años.

Bryan Talbot

Bryan Talbot nació en 1952 en Wigan, Lancashire (Reino Unido). Publicó su primer cómic en 1972 y trabajó en el cómic underground durante cinco años. En 1978 comenzó su saga ‘Las aventuras de Luther Arkwright’, cuya edición en tres volúmenes le valdría 8 nominaciones a los premios Eagle, de las que obtuvo cuatro premios. En 1982 empezó a colaborar en la revista 2000 AD, para la que realizó la serie ‘Nemesis the Warlock’ con el guionista Pat Mills, por la que ganó cuatro premios Eagle. También trabajó en ‘Juez Dredd’. Ha participado en series para DC Comics como ‘Hellblazer’, ‘Sandman’ y ‘The Nazz’. Su novela gráfica ‘El cuento de una rata mala’ (Astiberri, 2013), originalmente publicada en 1994, obtuvo numerosos premios, entre ellos un Eisner, y en 1998 apareció en la lista de lecturas recomendadas de The New York Times. En 1999 se embarcó en ‘El corazón del Imperio’ (Astiberri, 2003), continuación de ‘Las aventuras de Luther Arkwright’, que le valdría el premio Haxtur en 2003 y fue nominada a mejor obra extranjera en el Salón del Cómic de Barcelona de 2004. Su novela gráfica ‘Alicia en Sunderland’ (Random House Mondadori, 2010), editada en 2007, le valió nuevamente varias nominaciones a los premios Quill, Eagle, Harvey y Eisner. En 2009 empezó la serie ‘Grandville’, planteada en 5 tomos, de los que lleva realizados 4, todos ellos publicados en Astiberri: ‘Grandville’ (2013), ‘Grandville Mon Amour’ (2013), ‘Grandville Bête Noire’ (2015) y ‘Grandville Noël’ (2015).

Las aventuras de Luther ArkwrightLas aventuras de Luther Arkwright. Integral
Bryan Talbot

256 páginas. Cartoné. Blanco y negro y color
ISBN: 978-84-16251-49-0
Sillón Orejero

A través de una multitud de universos paralelos, oscuras fuerzas operan en la sombra, manipulando las historias de la humanidad en incontables líneas temporales. Los agentes de estos disruptivos trabajan con un único propósito: la recuperación y activación de Fuegohielo, un artefacto del juicio final largo tiempo escondido y con poderes inenarrables, capaz de consumir la galaxia en todas sus encarnaciones. El único que puede contrarrestar las intenciones de los disruptivos es Luther Arkwright, una anomalía humana que sólo existe en un universo y con unos poderes psíquicos capaces de enfrentarse a los planes de aquéllos.

Considerada como la novela gráfica más influyente que haya salido de Gran Bretaña, según afirma Warren Ellis en el epílogo, Las aventuras de Luther Arkwright, que ahora publica Astiberri en edición integral, se alzó con cuatro premios Eagle de un total de ocho nominaciones, y tuvo su secuela con El corazón del imperio (Astiberri, 2015, edición integral).

“Creo que Luther Arkwright —una especie de historia alternativa del Imperio británico y sus repercusiones— mejora continuamente. Talbot sigue siendo uno de mis autores favoritos y uno de los mejores ejemplos de lo que un escritor/artista de talento puede llegar a hacer con el medio”.

Michael Moorcock

Luther Arkwright sigue siendo una de las obras de ciencia ficción más ricas del medio, está tan cercana a la definición de “novela” como cualquier cómic, y seguirá siendo siempre una de las experiencias creativas más explosivas que ha sufrido el cómic”.

Warren Ellis

“Una obra ambiciosa tanto en su alcance como en su complejidad que aún sigue siendo única en el panorama del cómic… impresionante”.

Alan Moore

Las aventuras de Luther Arkwright

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Lectora y adicta confesa a los cómics, me siento incapaz de elegir entre Marvel y DC. La Patrulla X es mi familia y Batman, mi mejor amigo. Adoro a Neil Gaiman y sueño con ser rica para dedicarme a leer y ver películas. Mientras tanto, lucho contra el mal a través de la escritura.

1 Comentario

  1. Hace años me hice con El Corazon del Imperio y esperaba con ansia que publicasen la primera parte. Las diferencias son notables entre uno y otro, creo que esta primera parte es más densa y necsita de una lectura mas sosegada que su continuación. Aún así las dos son muy muy recomendables.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.