[SCB16] LCDE entrevista a Teresa Radice y Stefano Turconi

Teresa Radice & Stefano TurconiHoy os traemos esta entrevista que realizamos durante el pasado Salón del Cómic de Barcelona. En este caso tenemos a dos autores que llegan desde Italia, Teresa Radice y Stefano Turconi, que nos traen ‘El Puerto Prohibido‘,  una obra que ha publicado en nuestro país  la editorial Dibbuks y que ha recibido una gran aceptación por parte del público español.

Gracias a la organización del SCB16 y a Natalia Martínez de Dibbuks  por ofrecernos la oportunidad de realizar esta entrevista. También agradecer a Diego García por su ayuda con la traducción e interpretación de la misma.

LCDE: Bienvenidos Teresa y Stefano, en primer lugar quiero agradeceros a los dos el darnos esta entrevista y felicitaros por la obra, ya que he disfrutado mucho tanto de su guion como de su dibujo. Habladme de vuestros inicios, creo que fue trabajando para Disney, ¿allí os conocisteis?.

Teresa: Nos conocimos en Disney, básicamente los dos trabajábamos en la editorial, yo me encargaba de los guiones y él se encargaba de los dibujos. Lo que ocurre en Disney es que el procedimiento de trabajo es siempre el mismo, el guionista llegaba y dejaba el guion en redacción y luego sen asignaba esa historia a un dibujante, y aunque nos conocimos los dos en la editorial, no trabajamos juntos al principio, yo escribía mis propias historias y luego otros las dibujaban y él por su parte dibujaba guiones que le iban llegando. Empezamos a trabajar juntos después de casarnos. Una vez casados, decidimos hacer una serie de historias, primero para Disney, hicimos algunas historias con Pippo (Goofy en Italia) como protagonista, un par de obras sobre la isla del tesoro y después de hacer esos proyectos juntos, decidimos que queríamos hacer nuestras propias historias, y eso es lo que empezamos a hacer después de haber colaborado con Disney. Lo primero que publicamos en Italia fue en una novela gráfica infantil llamada ‘Viola Giramondo‘. También se publicó en Francia como serie de tres números. Esta obra quedó este año finalista en los Premios Internacionales de Angoulême y esperamos que en el futuro se publique también en España. El ‘Puerto Prohibido‘ es nuestro segundo trabajo juntos. No sé si tienes algo que añadir Stefano.

Stefano: Sí, yo llevo 20 años dibujando, empecé trabajando para Disney y mi primer profesor de dibujo en Disney fue Alessandro Barbucci que vive ahora aquí en Barcelona.

LCDE: ¿Cómo surgió la idea de este libro?

Teresa: Es una historia que se remonta bastante tiempo atrás, sentí la necesidad de escribir esta historia hace más o menos unos 20 años. Si os fijáis al final del tomo hay una dedicatoria a tres personas, dos de esas personas murieron muy jóvenes y eran personas muy importantes para mí con las que tenía una relación muy estrecha y quería escribir el ‘El Puerto Prohibido‘ en cierta forma para revivir a esas personas. Ellas se convirtieron en las páginas del libro en Abel y Rebecca, son totalmente distintas las personas reales de los personajes del libro pero en cierta forma sí se transformaron esas personas en los personajes, y además esta historia también nace de una pasión común que es nuestro amor por las historias sobre el mar, nos encanta la obra de StevensonConrad o Patrick O’Brian. Todo esto unido a la historia que tenía yo en mente dio como resultado ‘El Puerto Prohibido‘. Lo que pasa es que somos conocidos sobre todo como autores de obras infantiles y juveniles y eso nos supone un desafío al abordar una obra de esta temática, por suerte salió muy bien y estamos muy contentos, la obra ha tenido bastante éxito entre los lectores en Italia y ha gustado mucho, y este éxito es debido sobre todo al boca-oreja, porque la gente que lo leía hacia una reseña o lo recomendaba a un amigo o lo regalaba y eso ha permitido que la obra llegase a mucha gente que en realidad no suele leer tebeos.

puerto prohibido portada

LCDE: A mi personalmente me enamoró el libro desde el instante en que abrí la primera página y vi el dibujo de Stefano. La pregunta va por este camino, ¿por qué elegiste esta técnica, este estilo de dibujo sin entintar y sin color?

Stefano: Me decanté por el blanco y negro porque creo que se presta muy bien al tono de la historia que queríamos contar. Es una historia que está llena de giros, con un tono bastante gótico, y nos parecía desde un principio que la ambientación en el Reino Unido del siglo XIX era la idónea y que hacerlo en blanco y negro sería lo mejor. Además era la primera vez que asumía hacer 300 páginas de una sola obra y me asustaba un poco tener que enfrentarme a semejante envergadura de trabajo, nunca antes había puesto al pie de una página el numero 300 al acabar de dibujarla, pensé que el blanco y negro me permitiría respetar mejor las fechas de entrega. Al principio quise hacerlo en blanco y negro pero entintado con tinta china, me fijé mucho en un álbum llamado ‘Tres Sombras‘ de Cypril Pedrosa porque me encanta, me parece que tiene una técnica excepcional y quise usar una técnica semejante. Pero enseguida me dí cuenta de que no soy tan bueno como él con esta técnica y que no acababa de funcionar, así que preferí recurrir a algo con lo que me siento mucho más cómodo que es el dibujo simplemente a lápiz. Probé con distintos lápices, y de hecho utilicé en la obra 6 o 7 lápices de distintas durezas, de la 6B a la 2H, de un lápiz muy blando a un lápiz durísimo.

abel el puerto prohibido

LCDE: ¿Qué tipo de trabajo de post-producción necesitas para limpiar tus trazos y dejar la obra con el acabado final?

Stefano: Pues realmente sí que queda limpio en la versión definitiva pero soy muy guarro trabajando [risas], en los bocetos iniciales, en las primeras páginas, lo ensucio todo, no sabéis hasta qué punto.

Teresa: Sí, sí, pero es que no solo ensucia la página, sino que las puertas de casa que me las deja perdidas, las ventanas, todo lo deja hecho una auténtica porquería [risas].

Stefano:
Yo lo que hago es corregirlo gracias a la mesa de luz y eso también me lo enseñó Alessandro Barbucci hace 20 años en mi primer trabajo en Disney. La primera versión de la página o los primeros bocetos los hago sobre papel de fotocopia y ahí hago de todo, trazos en lápiz, borrones, notas al margen, que si le doy la vuelta, etc. Una vez tengo un primer borrador con el que estoy contento, lo que hago es utilizar la mesa de luz, pongo ese primer borrador y con la mesa de luz hago ya en la página que va a ser definitiva la versión correcta, la versión a limpio de la página. Trabajando así me siento realmente muy cómodo, además hay otro factor que influyó en esta obra y es que me documenté muchísimo, quería que los buques y veleros que aparecen fueran lo más fieles posible a la realidad, y tenía que ir corriendo cada dos por tres a corregir errores que iba descubriendo, a lo mejor llegaba a varias páginas adelante y estaba dibujando lo que sea y me enteraba que había hecho algo mal y tenía que corregirlo, entonces me iba para atrás a la página que ya tenía acabada y corregía el error que hubiera, el editor estaba hasta las narices [risas] porque de repente le llamaba y le decía: “¡Oye!, la página 294 no vale, la tengo que corregir porque he descubierto un error”. Encima me dio por hacer un modelo a escala de uno de los barcos y a medida que lo iba completando iba descubriendo cosas que había dibujado mal y que tenía que rectificar, hasta que el editor dijo: “¡Ya basta! tanta corrección” [risas]. De todas formas, el mejor elogio que nos dieron por el dibujo, y es que es muy difícil dibujar barcos, es en un salón del cómic en Lucca cuando se acercó un tipo con las manos en los bolsillos, se plantó delante y me dijo: “tengo el título de patrón de barco y me he leído tu libro y funciona “[risas].

barco-puertoprohibido

LCDE: La verdad es que felicidades, porque el trabajo final es magnífico. En el trabajo de Teresa el texto es muy rico en poemas, aparecen salomas, imagino que hay mucho trabajo de documentación detrás de todo esto. ¿Cómo has llevado a cabo este trabajo de investigación?

Teresa: El tema de las poesías me viene del instituto, deriva de una profesora de literatura inglesa que era extraordinaria, a la que le apasionaba la poesía romántica del siglo XIX y que nos hizo aprendernos de memoria versos de Coleridge , Wordworth Byron y aunque haga más de 20 años que nos los leo me acuerdo perfectamente de memoria, me salen solos, sabía que ‘The Rime of the Ancient Mariner‘ de Coleridge tenía que aparecer en algún momento, en alguna de mis obras, y de hecho en esta aparece el poema y además hace de hilo conductor, permite a los dos protagonistas comunicarse entre sí mediante este poema, sobretodo que Rebecca sea capaz de hacer entender a Abel toda una serie de cosas que él no puede entender de otra manera, ella utiliza las palabras de otro para que Abel entienda toda una serie de circunstancias y situaciones distintas. Nos arriesgábamos bastante metiendo la poesía en el cómic, es un recurso un tanto extraño pero yo creo que funciona bastante bien, además yo soy de la opinión de que somos lo que leemos, lo que escuchamos, lo que vemos, etc. y en cierta medida cambia lo que somos en nuestro interior. Además hay otra cuestión que quería comentar respecto a tu pregunta y es que me gusta ser muy precisa en la documentación y en la ambientación histórica y quería que Rebeca tuviera toda una serie de libros en su biblioteca personal y que ellas los hubiese podido leer, por lo tanto la fecha en la que está ambientada la historia es posterior a la publicación de todos esos libros.

LCDE: Se nota esa rigurosidad y se agradece que al final del libro añadas una especie de índice de las poesías y salomas que se han utilizado durante todo la obra. ¿Tenéis conocimiento de la aceptación que ha tenido vuestra obra en España? Imagino que la acogida que habéis tenido en este salón os habrá dado una idea más clara.

Stefano y Teresa: Sí, sí.

Teresa: La verdad es que la acogida ha sido fantástica por lo que hemos podido ver, creo que también ha funcionado mucho el boca-oreja y por lo que he podido leer en blogs de reseñas y criticas (y eso que no se mucho español) parece que la acogida ha sido muy positiva.

Stefano: Estamos muy contentos con el éxito que está teniendo en España y la verdad es que nos gusta mucho recibir correos de lectores españoles que nos dicen: me he leído ‘El Puerto Prohibido‘ y me ha gustado mucho. Otros incluso explicándonos que han llorado con la obra. Como anécdota, nos escribió un chico de Bilbao diciéndonos: Tenéis casa en Bilbao [risas].

LCDE: También quiero felicitar a Dibbuks por la edición que habéis hecho, no he tenido el placer de ver la edición italiana, pero la edición española da gusto tenerla entre las manos.

Dibbuks: Es un poquito más pequeña y el tono del papel es un poco más crema. El acabado es parecido, tapa dura como la española pero está en crudo, aquí está con un barniz aplicado.

Teresa: Cuando llevamos el proyecto al editor italiano enseguida pensaron en un libro de este tipo. Me he dado cuenta que mucha gente que no lee cómics ha tomado el libro entre sus manos porque era un bello objeto, luego se ha enamorado del diseño y posteriormente lo ha comprado.

LCDE: En estos momentos, ¿estáis trabajando en alguna obra o habéis publicado algo recientemente en Italia?

Stefano: Nuestra primera obra fue ‘Viola Giramondo‘, como os comentaba antes, que también tenía unas 300 páginas, y ahora también estamos trabajando en otro proyecto de 300 páginas, parece que es el tamaño que se nos da bien [risas]. Esta vez vamos a dar un paso más y lo vamos a hacer en color. Esperemos que se publique en Italia a finales de 2017. Es una historia que, a diferencia del resto de obras, está ambientada, al menos en parte, en el presente. Normalmente trabajamos con historias ambientadas en el pasado, pero esta se ambienta en el presente más o menos porque está ambientada en 2013, vamos a dejar en que está ambientada en un pasado mucho más presente. El principal problema que teníamos con este nuevo proyecto era la tecnología, porque nos costaba reflejar algunas de las cuestiones a las que se enfrenta el protagonista en 2013, por ejemplo las llamadas entrantes a un smartphone, como podéis ver yo tengo un teléfono de los antiguos y Teresa ni siquiera tiene teléfono, así que tuvimos que ponernos en Internet y buscar “teléfono smartphone llamada” [risas] para poder ver lo que salía y luego contrastamos con amigos que sí que tienen smartphone.

Teresa: Yo escribo aún todo a mano , todos mis guiones e historias las escribo a mano y después me siento delante del ordenador y lo utilizo como si fuera básicamente una máquina de escribir para transcribir lo que he hecho y entregarle a él algo que pueda leer, ya que mi letra no es que sea muy legible. Toda esta historia en la que estamos trabajando la tengo en una libreta Moleskine que está llena a rebosar de todo, notas, cosas pegadas con celo, etc. Es una copia única, así que si pierdo esa libreta estoy totalmente perdida y si sentís curiosidad por verla podéis ir a nuestro blog donde colgamos fotos de ella.

LCDE: Muchísimas gracias  a los dos y felicitaros de nuevo por la obra. Esperamos poder seguir disfrutando de vuestro trabajo en España.

Stefano y Teresa: Gracias a vosotros.

1807, un joven náufrago sin memoria es devuelto por la mar para que desvele un misterio que el OCÉANO ha engullido. Una primera novela gráfica preciosa y sensible

stefano-turconi-firma

 

¡No te vayas sin comentar!