El chico de la semana: Alf

Alf-fotoLos miles de telespectadores que, semana tras semana, nos sentábamos delante del televisor para pasar un buen rato con la telecomedia ‘Alf‘ (1986 – 1990), creada por Tom Pachett y Paul Fusco, estamos de luto debido a que el pasado 13 de junio falleció, a los 76 años de edad, Michu Meszaros, actor de 83 centímetros de altura que interpretó al alienígena en todas aquellas escenas en las que el simpático protagonista aparecía de cuerpo entero y se movía. Parece ser que un derrame cerebral sufrido hace ocho años dejó al actor en una situación delicada que ha acabado por cobrarse su vida.

Pero, ¿de qué iba esta entreñable serie? Como hemos mencionado en el párrafo anterior, el nombre Alf (acrónimo de Amorfismo Lejano Fantástico, por si alguien se lo ha preguntado alguna vez) pertence a un carismático extraterrestre que, por accidente, aterriza en el tejado de la familia Tanner, compuesta inicialmente por el padre Willie (Max Wright), la madre Kate (Anne Schedeen), la hija mayor Lynn (Andrea Elson), el hijo menor Brian (Benji Gregory) y el gato Lucky. Posteriormente, se unió al reparto Eric (Charles Nickerson), hijo pequeño de la familia, al que se introdujo en el reparto para justificar el embarazo real de Anne Schedeen. También hubo un segundo gato, bautizado como Lucky II, tras la muerte del primero en la serie. Otros personajes que se dejaron ver  a lo largo de los episodios fueron los vecinos Trevor y Raquel Ochmonek (interpretados por John LaMotta y Liz Sheridan, respectivamente). Posteriormente se incorporó su sobrino Jake (al que daba vida Josh Blake). Es imposible no recordar el famoso opening de la serie.

Alf (cuyo auténtico nombre es Gordon Shumway) proviene del planeta Melmac que, al igual que el mundo natal de Superman, ya no existe (porque todos sus habitantes enchufaron el secador del pelo al mismo tiempo o debido a una lluvia cósmica radioactiva, según la elección que más nos guste de las dos hipótesis conocidas). Entre los datos que sabemos sobre él podemos destacar algunos hechos bastante peculiares: nació el 28 de octubre de 1756, le encanta comer gatos, posee ocho estómagos, tiene una risa muy característica, estudió durante 122 años, se especializó en odontología (algo muy sencillo en su planeta, en el que todos los habitantes solo tienen cuatro dientes) y sus mejores amigos de Melmac se llamaban Rhonda y Skip.

Durante los 102 episodios, repartidos en cuatro temporadas, que duró la serie, los espectadores pudimos disfrutar de las aventuras del simpático extraterrestre, que siempre se encargaba de meter la pata en cualquier situación en la que se embarcara, siendo los sufridos Tanner los encargados de sacarle las castañas del fuego. además de procurar que nadie descubriera que tenían refugiado a un habitante de otro planeta, aunque Alf llegó a entablar amistad con algunos humanos más a lo largo de la serie.

Como dato curioso, cabe resaltar que el último capítulo dejó la trama inconclusa, al ser capturado el protagonista por agentes del gobierno, justo cuando el extraterrestre iba a reunirse con sus amigos. No obstante, en 1996, vio la luz una película titulada ‘Proyecto: Alf‘, con la que se pretendía finalizar el argumento comenzado en el episodio final de la serie, con guiones de Paul Fusco. Curiosamente,  en ella no aparecía ningún otro de los miembros del reparto original, aunque los Tanner eran mencionados al inicio. Para más información al respecto del filme, visitar este enlace.

Aunque Michu Meszaros se encontrara bajo el traje gran parte del tiempo, manejar a Alf, cuando no había nadie dentro, dependía del trabajo de nada menos que tres titiriteros, siendo el principal de ellos el propio productor Paul Fusco, quien se encargaba de controlar el hocico y uno de los brazos, además de ponerle la voz al alienígena. Lisa Buckley,  por su parte, movía la otra extremidad superior, mientras que Bob Farppiano, mediante un control remoto, dirigía los movimientos faciales y las orejas. Todo esto desvela la incógnita de por qué la mayoría de las veces se enfocaba a Alf de medio cuerpo.

El éxito del personaje en la televisión fue de tal magnitud que tuvo su propia serie de cómics, gracias a Forum (en la que se intercalaban vivencias con los Tanner y aventuras en Melmac) y dos serie de dibujos: ‘Alf, la serie animada‘ (donde se narraban acontecimientos anteriores a la llegada de extraterrestre a nuestro planeta y ‘Los cuentos de Alf‘ (en la que se recreaban los relatos clásicos de hadas interpretados por habitantes de Melmac). Ninguno de estos proyectos gozó de gran éxito.

Comics-de-Alf

No hace mucho tiempo, se planteó la posibilidad de realizar un remake de este fenómeno ochentero para la gran pantalla, aunque no se ha vuelto a saber nada más del tema. Pero solo hace falta que algún director nostálgico retome la idea para que volvamos a ver a Alf en acción. Y, con suerte, disfrutarlo, siempre que haya un buen guión detrás.

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

2 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!