La Casa de EL entrevista a Juan Díaz Canales

JuanDiazCanalesLM2015

Hoy os traemos una entrevista que hemos realizado a Juan Díaz Canales, muy conocido por ser el guionista de la popular serie de cómics ‘Blacksad‘ (reseña en Cómics en 2 Minutos), aunque también ha trabajado en la nueva etapa de ‘Corto Maltés y en ‘Fraternity‘ y ‘Los patricios‘. Nacido en Madrid en 1972, Juan empezó a trabajar en el mundo de la animación en nuestro país, aunque después pasaría a los guiones de cómic, triunfando primero en el mercado francés y posteriormente a nivel internacional. En la siguiente entrevista charlamos principalmente acerca de su última obra, la novela gráfica ‘Como viaja el agua‘, publicada por Astiberri y reseñada en nuestra web, en la que se ha estrenado como autor completo.

Como viaja el agua portada

La Casa de EL: ¿Cómo se te ocurrió? ¿Por qué decidiste contar precisamente esta historia?

Juan Díaz Canales: Bueno, es un cúmulo de cosas, en realidad. A mí me resulta siempre difícil… pero no con esta historia, sino con todas en general, situarla en el momento en el que se te ocurre. Porque en general, para mí las historias se van construyendo, a veces sobre un tema sobre el que quieres hablar, a veces es más simple, a veces es una imagen la que te desencadena todo el proceso creativo. Y en este caso pues por un lado estaban las ganas que tenía de contar una historia en el tiempo actual, porque quieras que no, casi siempre estoy trabajando en el terreno de lo histórico, con ‘Blacksad‘, con ‘Corto Maltés‘, con ‘Fraternity‘; y por otro lado, contar una historia que sucediera en Madrid porque me parecía muy interesante. Para esta aventura que iniciaba de dibujar y escribir mi primera historia, quería hacerlo en un entorno conocido, en un entorno que me resultara familiar. Ese es un poco el porqué del tono de cotidianeidad que tiene esta historia.

LCDE: De hecho Madrid es un personaje más, no es un fondo casual… has hecho casi una guía de Madrid.

JDC: Sí, aunque tampoco era mi intención, porque de hecho me daba un poco de reparo, en un momento dado, que se viera como una colección de postales de Madrid. Es más bien al revés, lo que me interesaba era precisamente reflejar lugares de Madrid que conozco bien y que al ponerlos en imágenes se iba a notar ese añadido de autenticidad, de estar hablando de una cosa que conoces bien y que de alguna manera le tienes cogido el espíritu.

Entonces, sí, efectivamente, tiene un protagonismo importante la ciudad porque interacciona mucho con los personajes, y a pesar de que sea un recorrido por Madrid bastante reconocible, se convierte en un recorrido casi emocional, porque es un sitio que para mí es muy familiar.

comoviajaelagua8

LCDE: Hay varios elementos que incluyes de fondo, como reflejar las estaciones y el paso del tiempo en elementos como las luces de navidad en las calles, que son parte del paisaje pero también te están diciendo algo.

JDC: Sí, es lo que te decía… utilizamos mucho el tópico de la ciudad como un personaje más, pero es que bien utilizado puede serlo, porque a nivel dramático aporta mucho. En este caso concreto, la navidad en Madrid es muy peculiar, como lo es en todas las grandes ciudades. Porque es ese momento en el que se supone que estamos todos obligados a estar contentos, es una explosión de luz, de consumo salvaje… Y entonces claro, si coges una secuencia dramática como es el caso de la que estamos hablando, que se desarrolla con un anciano solitario sumido en sus pensamientos bastante oscuros, paseando por una ciudad completamente engalanada e  iluminada, de repente todo cobra el doble de dramatismo.

LCDE: Otra cosa que llama bastante la atención es que aunque la historia sea bastante coral, el protagonista y sus amigos son un grupo de octogenarios. Es un grupo de población bastante olvidado por la ficción, que parece que últimamente lo estuviera recuperando. Está claro que el referente en España es Paco Roca, pero no hace nada que se ha publicado ‘Presas fáciles’ de Miguelanxo Prado, e incluso es muy reciente en el cómic americano ‘Starlight’ de Mark Millar, también centrado en un héroe que está en la tercera edad. ¿Crees que estamos empezando a darle voz o a recuperar a este grupo?

JDC: Pues sí, es bastante probable. En Francia incluso, tienes también un fenómeno editorial, un álbum que está funcionando muy bien, aquí lo ha publicado Norma, se llama ‘Los viejos hornos‘. Y es lo mismo, es de un grupo de viejecillos y está teniendo un éxito importante. Son coincidencias que se dan, supongo que tienen que ver con una cuestión generacional. Hay una generación que empieza a plantearse cosas que no te has planteado antes, y empiezas a reflexionar sobre esa etapa de la vida que muchas veces está olvidada porque no queremos pensar en ella, básicamente, porque no es la más agradable, pero que al mismo tiempo tenemos que pasar todos por allí. Entonces, se ha dado la circunstancia y la verdad es que yo me congratulo, porque además fíjate los títulos que has dicho, todos de una grandísima calidad y creo que aportan mucho al panorama del cómic.

comoviajaelagua_9LCDE: En ‘Como viaja el agua’ hay tres generaciones, presentas cada generación y cada una tiene una preocupación diferente, lo que hace que tengan un modo de ver la vida también diferente, ¿no?

JDC: Sí, exactamente, me gusta hacer eso en general. Cuando coges solo un personaje y le vas siguiendo poniendo el foco sobre él, creo que se pierde algo. Yo creo mucho en el principio de contraste y entonces me parecía muy interesante plantearme este tebeo dándole la voz a diferentes generaciones… que son tres e incluso podríamos considerar que son cuatro, porque hay una cuarta generación que está a punto de venir con el hijo que espera Álvaro, el personaje más joven.

Es una manera al final de reflexionar en voz alta y también de darle un tono al álbum que no sea realmente tan nihilista como he leído en algunas reseñas. Porque es verdad que la vida y la muerte desde el punto de vista del personaje anciano… pues es bastante desoladora, pero claro, hay otros personajes que la viven de una manera completamente diferente y ajustada a la edad que tienen cada uno.

LCDE: Precisamente Álvaro [el personaje más joven] es muy entusiasta, siempre intentando ver el lado bueno de las cosas.

JDC: Me resulta realista porque se corresponde un poco a su edad, ¿no? Pero tampoco es exactamente así porque fíjate que hay personas que son bastante jóvenes, y todos las conocemos, que tienen problemas de depresión, o de identidad… Y en el caso de Álvaro pues es justamente todo lo contrario, es una persona que encuentra sentido a la vida ayudando a los demás. Ese es un punto de vista también muy válido.

LCDE: Otra cuestión sobre los personajes. Precisamente por esto que dices es muy fácil identificarse con ellos. Ya el personaje Blacksad no era un héroe perfecto, no sé si decir un antihéroe, pero al menos era muy humano, con sus preocupaciones y sus defectos. Aquí lo llevas todavía más allá, ya que ninguno es un héroe, son como cualquiera de nosotros. Y aun así, ¿no hay un punto de idealismo que estaba también presente en ‘Blacksad’?

JDC: Sí, porque es algo que me preocupa mucho, fíjate que el género policíaco (y ‘Como viaja el agua’ se enmarca un poco en el género policíaco) parece que gira siempre alrededor de una trama, de las sorpresas, de los códigos del género… y a mí no es lo que más me interesa. A mí lo que siempre me ha interesado más es la construcción de personajes. Y para construir los personajes los tienes que matizar bastante, tienen que generar empatía. Entonces siempre es más fácil generar empatía, porque uno se reconoce mejor, en un personaje que tiene debilidades, que tiene momentos de duda, que tiene momentos de grandeza también aunque sea a lo mejor un personaje que no es positivo…

En fin, ese desarrollo de personajes que además se construye bastante sobre el diálogo, siempre me ha interesado, desde el principio, desde que empecé con el primer ‘Blacksad’ que fue mi primera obra. Y en este caso quizá… no sé si he ido más lejos, pero lo he tenido más fácil al ponerlos en un entorno como te decía antes que es muy familiar, no solo a nivel de la ciudad en la que se desarrollan, el tiempo que es el nuestro, sino también a nivel de diálogo, son personajes que hablan con el lenguaje de la calle que utilizamos todos los días.

comoviajaelagua_3LCDE: El cómic aparentemente es realista y se puede enmarcar en un tipo de cómic costumbrista, pero luego introduces algunos elementos fantásticos, como en las secuencias de los sueños, que no queda claro si de verdad son sueños porque funcionan como revelaciones de la realidad.

JDC: Sí, es una cosa que me gusta hacer, si se rastrea un poco se ve en otras obras, incluso en ‘Blacksad’ sin ir más lejos, que es una historia policíaca. Cuando haces una novela policíaca estás en el reino de la lógica: los personajes como detectives privados o policías son personajs que buscan una explicación lógica a todo lo que les ocurre. Pues incluso en ese tipo de tramas a mí me gusta, en un momento dado, enfrentar a los personajes a momentos de fantasía o de cierta irrealidad, que es un poco un recurso del realismo mágico de la literatura. Me apetece poner en imágenes algo que a mí me pasa en la vida real, y es que no tenemos explicaciones para todo. A pesar de que vivimos en un mundo súper tecnificado y donde parece que hasta el más complejo proceso natural está ya explicado por la ciencia, nos siguen pasando cosas para las cuales no tenemos explicación. Y a mí ese enfrentamiento ante los fenómenos extraordinarios es algo que me parece muy humano.

LCDE: En ‘Fraternity’ también había elementos fantásticos, pero unidos con los históricos. ¿Tú te verías escribiendo un cómic puramente del género fantástico o te gusta más ese equilibrio entre lo real o histórico y el elemento de fantasía?

JDC: A mí en general, y ‘Fraternity’ es un buen ejemplo, me gusta escribir obras de género bastante marcado. Pero al mismo tiempo me parece que sea el género que sea en el que estás trabajando, no puedes olvidar construir bien a los personajes. Casi que… para mí por lo menos, es lo más importante, lo que más me interesa. Entonces por qué no, claro que me veo haciendo obras de género fantástico. Lo único que me exigiría a mí mismo es eso, no perder de vista el que los personajes fueran interesantes y generaran empatía en el lector.

LCDE: Si se puede preguntar, ¿en qué estás trabajando ahora o qué proyectos tienes en mente para un futuro próximo?

JDC: Lo más inmediato y prioritario es el siguiente álbum de Corto Maltés, es en lo que estoy ahora mismo trabajando y llevo bastante avanzado el guion. Porque si todo va bien debería salir a finales del año que viene o a principios de 2018. Y después, acto seguido y sin pausa, me pondré con el siguiente de Blacksad… porque también nuestra idea, de Juanjo [Guarnido] y mía, es hacer una historia en dos tomos, es decir, hacer una historia más larga de lo habitual, la primera historia de Blacksad que ocupe unas 100 páginas.

Corto Maltés bajo el sol de medianoche portada

LCDE: Y luego en un futuro… ¿tu idea es volver a hacer algo como esto, un álbum propio, una obra como autor completo?

JDC: Sí, desde luego que sí, a mí es algo que me produce muchísimo placer. Como apasionado de los tebeos de toda la vida, a mí lo que me gusta es hacer tebeos, y mi idea es esa: seguir con las series que tengo en marcha y al mismo tiempo ir compaginándolo con proyectos personales, como ‘Como viaja el agua’.

LCDE: En el terreno de la animación, donde también has trabajado, ¿crees que seguirás también o lo tienes más abandonado por el mundo del cómic?

JDC: Últimamente lo tengo más abandonado pero fíjate que es un abandono que se debe más a una cuestión de tiempo que a otra cosa. Es decir, yo siempre he disfrutado trabajando en animación y cuando en los últimos años lo he podido compaginar con la actividad de trabajar en el cómic lo he hecho. Así que si me llegara algún tipo de oferta para alguna serie o alguna película pues sí que me lo plantearía, y es posible que lo hiciera, sí.

Presas fáciles Miguelanxo PradoLCDE: Como apasionado del cómic que eres, ¿qué cómic recomendarías a nuestros lectores? ¿Puedes decirme algún clásico que para ti sea imprescindible, o algo actual que te hayas leído últimamente?

JDC: Es una pregunta complicada porque uno siempre una vez que acaba la entrevista, dice “ay, por qué no me he acordado de decir tal o cual”. Sin ir más lejos, el álbum del que hablaste hace un momento, ‘Presas fáciles’ de Miguelanxo Prado. Me parece que cualquier obra de Prado ya merece la recomendación casi inmediata.

LCDE: ¿Lees más europeo, americano, un poco de todo…?

JDC: Yo no tengo en general ningún prejuicio, a mí lo que me gusta son los tebeos. Sí que es verdad que por ejemplo leo muy poco, prácticamente nada, de cómic… no americano, sino de superhéroes. Pero eso no quiere decir que si algún amigo me recomienda tal o cual cosa, no tengo ningún prejuicio en leérmelos y en disfrutarlos, y me pasa un poco lo mismo con el manga. Mi única barrera con los tebeos de superhéroes o con el manga es la cantidad, lo complicado que es seguirlos, por la cantidad de producción que hay, pero ya te digo que no tengo prejuicios al respecto, a mí me gustan los tebeos. Yo considero tebeo todo, lo mismo la novela gráfica más sesuda que el tebeo de grapa más de consumo.

LCDE: Claro, aunque a veces hay que poner algún criterio por cuestión de capacidad… es imposible leerlo todo y algo hay que hacer para elegir.

JDC: De hecho hoy en día, afortunadamente, es imposible. Vivimos en una época dorada en cuestión de oferta. Se publica muchísimo y además muchas cosas interesantes, y entonces es imposible seguirlo todo, uno va seleccionando por una cuestión económica, por cuestión de tiempo, etc.

blacksad

LCDE: Al haber publicado en Francia, al haber llevado ‘Blacksad’ a Estados Unidos… conoces el mercado europeo, el americano y por supuesto el nacional. ¿Cómo ves el mercado de cómics? ¿Crees que esa oferta tan amplia de la que hablabas, o el boom de las películas y series que han hecho tan conocidos a los personajes de cómics se traduce en más lectores?

JDC: Sí, yo creo que hay más lectores, lo que pasa es que no es directamente proporcional el aumento de títulos con el aumento de lectores. Hay más lectores por una cuestión también de salto generacional: la apertura de formatos, que la novela gráfica haya entrado en las grandes superficies o sitios como la FNAC, que la gente vaya perdiendo un poco el prejuicio hacia leer tebeos, la creación del Premio Nacional, la presencia en los medios de comunicación que ahora es muchísimo mayor que antes… todo eso ha traído lectores, qué duda cabe. Incluso lo que te decía de la cuestión generacional, se refleja en mucha gente que empezó a leer tebeos con el manga hace unos años y que según van creciendo, no abandonan el manga pero van pasándose a otro tipo de lecturas.

Todo eso va haciendo que haya más lectores, pero todavía son pocos, entre otras cosas porque España es un país en el que se lee poco, no solo en tebeos, se lee poco en general. Y eso hace que a nivel industrial, tengamos una industria todavía incipiente, por decirlo de una manera amable, en la que prácticamente nadie pueda vivir de ello, tiene que compatibilizarlo con otro tipo de trabajos.

LCDE: ¿Seguimos arrastrando ese prejuicio hacia los tebeos que los considera como algo para niños o exclusivamente de humor?

JDC: Sí, se arrastra todavía. Es una cosa que se va perdiendo, se ha luchado bastante contra ese prejuicio en estos últimos años pero todavía se arrastra bastante el sambenito de que el cómic es algo para niños. Ahora por ejemplo el salto de los superhéroes al cine pues tampoco ha ayudado en ese sentido, se sigue asociando a una cosa un poco para adolescentes y esas cosas. Pero bueno poco a poco se da cuenta la gente de que ni siquiera es válido coger el ejemplo ese del superhéroe como algo insustancial, porque hay obras enormes hechas en el terreno de los cómics de superhéroes, así que yo soy optimista respecto al futuro.

blacksad batmanLCDE: Por último, la pregunta clásica de La Casa de EL para finalizar las entrevistas: ¿Batman o Superman?

JDC: Pues Batman, de calle, lo tengo clarísimo. Batman es un personaje que siempre me ha gustado mucho… de hecho en ‘Blacksad’ siempre procuramos meter algún pequeño homenaje a Batman, es un personaje que siempre me ha gustado un montón. Tiene ese lado detectivesco, digamos, y un poco oscuro que siempre me resulta muy atractivo.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.