Reseña de ‘Daredevil de Frank Miller y Klaus Janson’

Daredevil

Hoy en día todos sabemos quién es Daredevil. Hasta sabemos que bajo su máscara no se encuentra otro que el abogado ciego de la Cocina del Infierno de Nueva York, Matt Murdock. Pero este personaje no fue siempre tan popular como lo es en nuestros días para el público general gracias, en gran parte, a la serie de televisión de Netflix o a la película de hace unos años protagonizada por Ben Affleck.

Daredevil

Daredevil fue creado por Stan Lee y Bill Everett y apareció por primera vez en su propia colección, allá por 1964. Quizás nació como un intento de repetir el éxito que Marvel Comics estaba teniendo con su personaje estrella, Spiderman, pero no le acompañó la misma suerte que a este en lo que a ventas se refiere. Aún así la colección de Daredevil se mantuvo durante mucho tiempo apareciendo todos los meses en las tiendas de cómics, pero a finales de los años 70 a los dirigentes de la editorial les parecía que los números no cuadraban y la serie pasó a publicarse cada dos meses como paso previo a una esperada cancelación.

Entonces, al igual que ha pasado en otras ocasiones con otras colecciones que parecían condenadas a dejar de existir, en Marvel Comics alguien pensó que, ya que no sabían qué hacer con el personaje, tal vez no fuera una locura dejar que un joven autor que comenzaba a llamar la atención, de nombre Frank Miller, se hiciera cargo de la serie e hiciera con ella lo que le apeteciera, no sin antes pasar por una etapa en la que tan solo se encargó de dibujar los guiones de Roger McKenzie junto al entintador Klaus Janson. Ese alguien que pensó en Miller fue la editora Mary Jo Duffy, que convenció al por entonces director editorial Jim Shooter de que darle una oportunidad a este joven que ansiaba dibujar a Daredevil (a pesar de no ser ni mucho menos su personaje favorito) no sería una perdida de tiempo. Seguramente nadie, ni siquiera Duffy, se imaginaba entonces que con el tiempo esta decisión no solo iba a salvar al personaje del olvido, sino que iba a darle un giro de 180º y a convertirle en uno de los más importantes en la editorial, adquiriendo una fama y un prestigio que llegaría hasta nuestros días. Una vez el señor Denny O’Neil se convirtió en editor de la colección, Miller pasó a ser autor completo. Al ir avanzando en su etapa, este fue dejando cada vez más responsabilidad a Janson en lo referente al apartado gráfico, acabando este por figurar como dibujante de la colección.

Daredevil

Muchas veces se ha dicho que Miller y Janson dibujan como una única persona. Quizás esta afirmación parte del hecho de que no solo ambos tienen una visión muy similar del arte del cómic, sino que además se complementan a la perfección. Si bien en sus primeras colaboraciones esto no se aprecia tanto, a medida que el tiempo pasa vemos como Miller se limitaba a dibujar poco más que bocetos de las páginas, dejando clara la intención de qué es lo que tenía que expresar cada viñeta, y Janson era quien se encargaba de “dejarlo bonito” y acentuar los detalles que finalmente le dan ese toque de expresionismo al resultado final. El uso de los negros, las expresiones de los personajes, los fondos, el uso de la luz…este equipo artístico aprovechaba cada recurso disponible a su alcance para mostrar siempre mucho más de lo que se puede ver en el cómic a primera vista. Consiguieron que la parte visual de sus trabajos fuera un reflejo de lo que estaba pasando en la historia, mostrando por fuera cómo se sienten los personajes por dentro a través del lenguaje corporal de estos. Quizás una de las pocas cosas mejorables en el trabajo que se presenta en este tomo sea el uso del color, que a veces parece ensombrecer el excelente trabajo realizado en lápiz y tinta.

Daredevil

Frank Miller no fue responsable tan solo de la que pasará a la posteridad como la mejor etapa del personaje (y eso que autores como Mark Waid, Brian Michael Bendis o Ed Brubaker podrían tener alguna queja sobre esto), sino que, si nos situamos en el marco temporal en el que Miller se hizo cargo de la colección, se puede ver fácilmente cómo su trabajo con Daredevil fue el responsable de toda una revolución en el mundo del cómic americano.

Lo mismo que ha hecho Miller con Daredevil lo haría también con Batman: redefinir tan profundamente al personaje que en muchos sentidos todo lo escrito sobre él con anterioridad carecía de importancia ya. No se puede entender al personaje de Daredevil sin leer estas historias, no porque sean perfectas (el propio Miller se superaría posteriormente con el arco argumental titulado ‘Born Again’), sino por la importancia capital que han tenido a la hora de marcar el carácter y el tono del personaje. Quizás Miller no sea el mejor autor de cómic que haya existido, ya que él mismo se ve como una sombra de su idolatrado maestro Will Eisner, pero puede que sea el más importante si tenemos en cuenta el legado que ha dejado a su paso.

Daredevil

Una de las aportaciones más importantes de Miller como autor a la colección fue la creación del personaje de Elektra, una antigua novia de Matt Murdock con la que pasó el tiempo en sus años universitarios que ahora se había convertido en la asesina más letal sobre la faz de la Tierra. No solo el personaje tenía carisma, sino que además la relación tóxica y autodestructiva que Miller estableció entre esta y Matt era algo que pocas veces se había visto en el mundo del cómic con anterioridad. Elektra sería además un personaje de importancia capital en la carrera del autor, ya que, además de en la etapa recogida en este tomo, Miller volvería a trabajar con ella en varias ocasiones más, como por ejemplo en ‘Elektra Asesina’.

Daredevil

Otro personaje que Miller tuvo muy en cuenta fue el de Bullseye, creado por Marv Wolfman y John Romita Sr. a mediados de los años 70, que pasó de ser un villano más de Daredevil hijo de su tiempo a todo un psicópata que funcionaría de alguna manera como reflejo oscuro del héroe. Junto con la secta ninja de La Mano, Bullseye sería el músculo que metería al bueno de Matt en más aprietos. Y por otro lado, por supuesto, tenemos a Kingpin, un jefe del crimen habitual de las series de Spiderman reconvertido a símbolo de la corrupción y de todo lo que va mal en la ciudad de Nueva York, el enemigo definitivo al que Murdock se tendría que enfrentar en su carrera. Sin embargo, no sería hasta años después, en la segunda etapa de Miller en la colección durante el ya mencionado arco de ‘Born again’, cuando ambos tuvieran realmente su enfrentamiento definitivo.

En resumen, estamos ante una etapa inolvidable que no puede faltar en la estantería de ningún aficionado al cómic de superhéroes en una edición fantástica. Toda una delicia para los ojos con la que podremos disfrutar una y otra vez a través de sucesivas lecturas…

Daredevil

El tomo ‘Daredevil de Frank Miller y Klaus Janson’ publicado por Panini Cómics en tapa dura con encuadernación holandesa contiene 880 páginas a color e incluye los números del #158 al #161 y del #163 al #191 de la edición americana del primer volumen de la serie ‘Daredevil’ junto a los números #28 y #35 de la edición americana del primer volumen de la serie ‘What if’. Esta increíble edición contiene además las portadas originales de todos los números incluidos, un prólogo bajo el título ‘El evangelio según Frank Miller – Génesis de una etapa revolucionaria’ escrito por Julián M. Clemente, una entrevista a Frank Miller y a Klaus Janson por Peter Sanderson y un apéndice final compuesto por un montón de bocetos, ilustraciones y portadas del personaje realizadas por diferentes artistas. El encargado de la traducción ha sido Raúl Sastre, el precio de venta recomendado es de 60 € y se puso a la venta en abril de 2016.

Daredevil

‘Daredevil de Frank Miller y Klaus Janson’

Contiene Daredevil 158-161, 163-191 y What If 28 y 35 USA. 880 páginas. 60 €.

Nuevo formato, con motivo de la visita a España de Frank Miller. La etapa completa de Frank Miller y Klaus Janson en un único tomo.

Con la llegada a la serie del Hombre sin Miedo del artista que cambió para siempre la manera de hacer los superhéroes.

Guion: Frank Miller, Roger McKenzie, Mike W. Barr y David Michelinie

Dibujo: Frank Miller, Klaus Janson, Terry Austin, George Roussos, Glynis Wein, Bob Sharen, Dr. Martin, Christie Scheele y Lynn Varley

Daredevil de Frank Miller y Klaus Janson

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

2 Comentarios

  1. Hola zarvita.

    No, todo no. Por ejemplo el arco ‘Born Again’ esta recopilado en otro tomo de Panini. En este tomo solo están los números del #158 al #161 y del #163 al #191 de ‘Daredevil’.

    Un saludo.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.