Reseña de ‘Spiderman: Leyendas del clan araña’

Spiderman-mangaComo todo fan del hombre araña que se precie de serlo sabe, mucho antes de que Tobey Maguire, Andrew Garfield y Tom Holland se enfundaran el traje rojiazul, Spiderman fue interpretado por un actor real por primera vez en 1977, año en el que Nicholas Hammond protagonizó una serie de televisión de escaso éxito, que llegó a nuestro país en formato de tres largometrajes que recogían cuatro de sus trece episodios. Menos conocido es el hecho de que, justo un año después, la empresa japonesa Toei Company lanzaba su propia versión del arácnido (conocido en este caso como Supaidaman), cuyo protagonismo recayó en Shinji Tôdô . A lo largo de sus cuarenta y un capítulos, los espectadores podían ver a un hombre araña, cuyo parecido con el original no iba más allá de su vestimenta, librar combates al más puro estilo de los Power Rangers, ayudado por un robot gigante con forma de felino que respondía al nombre de Leopardon (porque, como todos sabemos, siempre ha existido una afinidad mítica entre este tipo de animales y las arañas).

Si bien es improbable que lleguemos a ver esta serie emitida en nuestro país (hecho que no nos quitará el sueño a ninguno), sí que existe un producto que relaciona a Spiderman con el mundo nipón del que podemos hacernos eco, aunque en el ámbito del cómic en vez del de la televisión. Esto se debe a que, entre 2002 y 2003, ciertos autores marvelitas, entre los que podemos destacar a Kaare Andrews y a Skottie Young, llevaron a cabo una miniserie de cinco números titulada: ‘Spiderman: Leyendas del clan araña‘ (precedida por el episodio especial: ‘El manuscrito de la araña‘), la cual Panini Comics ha decidido agrupar en un solo tomo trece años después de su finalización.

Aunque el estilo del dibujo está claramente influenciado por el manga, los aficionados al cómic tradicional podemos agradecer que el tomo esté en color y haya sido editado a la manera occidental, dos características que no encontramos en los tebeos nipones.

Hombre-araña-manga

Por supuesto, no sería una buena historia de Spiderman si no contara en sus páginas con la presencia de sus secundarios habituales, como es el caso de Ben y May ParkerMary Jane, Flash Thompson, Gwen Stacy y Harry Osborn.

Héroes y villanos clásicos del trepamuros tampoco pierden la ocasión de dejarse ver por las páginas de este tomo. Así, contamos con la presencia de míticos personajes como Daredevil, Elektra, Hulk, Gata Negra, Veneno, Doctor Octopus (antes de convertirse en un hombre pulpo, pero ya apuntado maneras), Kingpin y el Duende Verde.

Como se puede comprobar con solo echar un leve vistazo a la portada, el aspecto visual de los personajes queda bastante alterado en esta versión manga. No obstante, todos están tan bien definidos que no cuesta relacionarlos con sus contrapartidas clásicas, pese a quedar trastocados los orígenes de elementos de sobra conocidos por los fans del arácnido, como sucede con el traje alienígena.

Spiderman-manga-traje-negro

Son dos las dedicatorias que podemos encontrar al finalizar la lectura del tomo. Justo debajo del letrero con la palabra ‘Fin’ podemos leer lo siguiente:

Dedicado a Brian Smith. Te echamos de menos, Smitty…

Y, justo a volver la hoja, bajo una imagen que parece homenajear/parodiar la técnica de la grulla de la vieja película ‘Karate Kid’, encontramos esta frase:

Nuestro agradecimiento a todo el mundo en Marvel Comics que ayudó a hacer que este proyecto pasara de sueño a realidad.

El volumen se completa con un índice, un prólogo escrito por Bruno Orive y una colección de portadas alternativas.

Sin duda, el tomo será disfrutado por aquellos lectores que gocen de la lectura de un buen manga, al igual que les pasará a los fans de Spiderman que no sean demasiado radicales y estén a favor de aceptar una interpretación del personaje desde un punto de vista novedoso.

El volumen, integrado dentro de la ‘Colección 100%‘, esta editado por Panini Comics a color, en formato rústica de doble solapa (la primera de ellas contiene las portadas de todos los números que están recopilados en este tomo, mientras que la segunda enumera ocho títulos, con sus correspondientes ilustraciones, dedicados a la franquicia arácnida dentro de la colección), con un total de 160 páginas y unas medidas de 17×26 cm. Su precio es 14,50 euros.

Kaare Andrews, natural de Saskatoon (Canadá), es un viejo conocido de los fans de Marvel, ya que se ha encargado de los guiones de novelas gráficas tan memorables como ‘Spiderman: Reino’ y ‘Puño de Hierro: Arma viviente’. También cabe destacar su etapa en la colección mutante ‘Astonishing X – Men’.

Por su parte, Skottie Young, nacido en Bristol (Reino Unido), merece ser recordado por la adaptación a novela gráfica del ciclo dedicado a ‘El Mago de Oz’, la colección ‘Mapache Cohete’ y todas las portadas alternativas protagonizadas por las versiones bebé de los héroes Marvel (como las diez que encontramos al final de este tomo, entre el material extra citado anteriormente).

Los autores de ‘Spiderman: Reino’ y de ‘Mapache Cohete’ te traen la sorprendente historia de Peter Parker, estudiante de día y guerrero ninja de noche. Un imaginativo acercamiento al mito del hombre araña en clave de manga.

Ver en Whakoom

¡No te vayas sin comentar!