Crítica de ‘Ice Age: el Gran Cataclismo’

Crítica de 'Ice Age: el Gran Cataclismo'

Con el ¿divertido? subtítulo de “Esta vez tendrán que salir por patas”, llega a nuestras pantallas una nueva entrega de la saga ‘Ice Age’, la quinta ya.

Con visibles signos de agotamiento, la franquicia avanza sobre lo que más éxito ha tenido: el humor más o menos absurdo protagonizado por los secundarios que, película a película, han ido restando protagonismo a los principales “actores”.

Un enorme meteorito viene directo a nuestro planeta y nuestro grupo de animales amigos tendrán que descubrir cómo salvarse de una extinción segura, mientras les acechan mil y un peligros.

Así, comenzando con el celebrado Scrat (y su inseparable bellota, claro), vemos el origen del meteorito que está a punto de destruir toda la vida en el planeta. Efectivamente, lo habéis adivinado: la culpa es de Scrat.

Crítica de 'Ice Age: el Gran Cataclismo'Los siguientes personajes en importancia son Crash y Eddie, las pequeñas zarigüeyas, alocadas y enloquecedoras. Volvemos a tener a Buck, la comadreja aventurera (y también algo loca) que les guiará en el periplo de salvamento de esta historia.

Pero ¿y Sid, Manny y Diego, el trío que comenzó esta animada saga? Pues están, pero muy en segundo plano. El perezoso Sid tiene algo más de protagonismo que sus amigos, pero incluso su abuela es más importante en la trama. en cuanto al mamut Manny, se limita al típico papel de padre que no quiere dejar irse a su hija. y Diego, el temible y encantador Dientes de Sable… bueno, apenas si tiene diálogo.

¿Divertida? Sí ¿Entretenida? También, pero tan solo para los más pequeños. Los directores de la película, Michael Thurmeier y Galen Tan Chu, suman innumerables gags cómicos del humor más blanco posible. La catástrofe prometida, el fin del mundo, es apenas una mancha en todo ese humor (uno de los aciertos), pero la película no es más que una descontrolada presentación de una fauna cada vez más peculiar, muy vistosa y que será celebrada por nuestros niños, pero en la que los adultos nos aburriremos un poco.

Una trama tan previsible como nos imaginamos, una colección de chistes que ves venir y poco más. Vislumbramos algunos destellos de brillantez (casi todos protagonizados por Buck), pero que no llegan a ser lo que hemos visto en anteriores entregas.

En medio, una historia (supuestamente para los adultos), sobre la independencia y el dejar a los hijos que sigan su camino, sin ser demasiado posesivos. Por supuesto, todo termina bien entre padres e hijos que reconocerán los valores del otro.

Crítica de 'Ice Age: el Gran Cataclismo'

No es cuestión de que ya no nos sorprendan, de que ya conocemos a estos personajes, es que la “historia” es una mera excusa para los chistes de las zarigüeyas y comadrejas continuos. Las dos primeras entregas nos contaban una historia (intrascendente si queremos), pero veíamos a unos personajes evolucionar (siempre hablando de una película infantil).

En ‘Ice Age: El Gran Cataclismo’ no tenemos nada de esto, sino un grupo (tal vez demasiado numeroso) de animales que pretenden divertirnos y que no lo consiguen excepto en pequeños momentos. Un pequeño entretenimiento que, sin embargo, seguramente se vea seguido de una sexta entrega.

Crítica de 'Ice Age: el Gran Cataclismo'

La persecución épica de Scrat para conseguir su escurridiza bellota le llevará a un universo donde accidentalmente activa una serie de eventos cósmicos que transforman y amenazan al Mundo Ice Age. Para salvarse, Sid, Manny, Diego, y el resto de la manada tendrán que abandonar su hogar y embarcarse en una misión llena de diversión y aventuras viajando por tierras exóticas y conociendo a un montón de nuevos y coloridos personajes.

‘Ice Age: El Gran Cataclismo’ está dirigida por Michael Thurmeier y Galen Tan Chu. Su fecha de estreno en España es el 15 de julio

Reseña
Pasable
Del amanecer de los tiempos vengo, he visto cosas que muchos no recordáis y ni siquiera habéis vivido. Nadie jamás ha sabido que estaba entre vosotros… hasta ahora. Culturalmente disperso, soy un bicho raro: me gusta la literatura, el cine, la música, los cómics, la tecnología... Debo ser el único ¿verdad?

¡No te vayas sin comentar!