Crítica de ‘Infierno Azul’

Crítica de 'Infierno Azul'

Surfing y tiburones, mala combinación y, como dice el eslogan de la película “no es solo otro día de playa”. En plena época veraniega, en la que muchos vamos a la playa buscando el sol y el agua, nos llega un thriller que, como poco, nos hará detenernos un momento cuando vayamos a entrar en el mar.

Dirigida por Jaume Collet-Serra y protagonizada por Blake Lively, ‘Infierno Azul’ nos cuenta la historia de Nancy Adams, que está haciendo surf en una playa aislada cuando sufre el ataque de un gran tiburón blanco. Aunque se encuentra atrapada apenas a 200 metros de la costa, para sobrevivir deberá poner a prueba su voluntad y hacer acopio de todo su ingenio y recursos.

Esta película tiene tres pilares básicos en los que se sustenta y que la hacen lo más creíble posible. Uno de ellos es la protagonista, una persona real con la que en seguida se identifica el espectador, por lo que la tensión de la obra le llega mejor y más intensamente, además de la dirección de Collet-Serra.

Blake Lively interpreta más que correctamente a una mujer que se encuentra ante un gran problema y que debe recurrir a todo lo que pueda para sobrevivir. Veremos que su interpretación hace más creíble la historia: sangra, se cansa, se da por vencida, se recupera… no es una superheroína. Además, nunca se nos presenta al tiburón como un demonio deseoso de sangre, sino como un animal que también trata de sobrevivir.

Crítica de 'Infierno Azul'

El segundo pilar es la dirección, un Collet-Serra que lleva la historia con mano firme y al que en ningún momento se le escapa el ritmo narrativo. Se permite, incluso, dar al espectador algunos momentos de pacífica transición para hacer más llevadera la tensión de la historia.

Además, una dificultad añadida que tiene la obra es que transcurre en un solo escenario. Este hecho puede volverse fácilmente en contra del filme porque suele otorgar a las películas cierto aire monótono que termina aburriendo al que la está viendo. Por suerte este no es el caso, y el director sabe jugar perfectamente con los pocos recursos de que dispone.

Crítica de 'Infierno Azul'

El tercer pilar es la fotografía. Flavio Labiano, el director de fotografía, ha conseguido verdaderas obras maestras visuales: el mar desde todos los ángulos o las imágenes de los surfistas son maravillosas escenas que merecen verse en pantalla grande y que perderán mucho poder y belleza cuando lleguen a nuestros televisores, por mucho 4K que tengamos. Labiano consigue transmitirnos el mar como si de un ser vivo se tratara.

Intencionadamente o no por los responsables de la película, se crea una identificación entre el mar y el tiburón, mostrándonos tanto su belleza y majestuosidad como su terrible poder, que deja al ser humano como una pequeña e indefensa pieza de la naturaleza.

Crítica de 'Infierno Azul'

Vamos a necesitar un barco más grande

Por cierto, aunque los efectos visuales son admirables (el supervisor ha sido Scott E. Anderson, responsable de los efectos de películas como ‘Terminator 2‘, ‘King Kong‘ o ‘Yo Robot‘ entre otras muchas), lo cierto es que el tiburón muestra una considerable diferencia de tamaño en según qué tomas.

Por regla general apenas lo veremos, se nos irá mostrando poco a poco, aumentando lo que vemos según avance la historia, hasta que llegamos al clímax en el que le veremos claramente. Pero este tiburón (hembra por más señas), creado digitalmente, cambia de tamaño según lo vemos a nivel del mar y bajo la superficie, donde contemplamos una magnífica bestia de gran tamaño, a cuando se utilizan vistas aéreas, donde el tiburón “crece” hasta ser casi gigantesco, por lo que choca bastante cuando le vemos atacar a algunos de los personajes.

Crítica de 'Infierno Azul'

En resumen, una buena película de suspense que vence su previsible argumento gracias a una buena interpretación y, sobre todo, a una gran dirección, que nos dosificará adecuadamente las escenas de acción con las de tensa calma.

En ‘Infierno Azul’, Nancy (Blake Lively) busca algo de consuelo tras la muerte de su madre. Nancy también ha hallado la paz en una tabla de surf, y ahora ha encontrado lo que estaba buscando: la playa secreta que era un lugar especial para su madre. Aunque sabe que es peligroso hacer surf sola, decide arriesgarse cuando su compañero de viaje la deja en la estacada. Por desgracia, se ha metido sin querer en el territorio de caza de un gran tiburón blanco. Apenas la separan doscientos metros de la orilla, podría nadar hasta ella, pero el tiburón se interpone entre ella y la seguridad.

‘Infierno Azul’ está dirigida por Jaume Collet-Serra y protagonizada por Blake Lively, a quien acompañan Óscar Jaenada y los surfistas Lozano Corzo y Trujillo Salas entre otros.

Se estrena el próximo día 15 de julio.

Reseña
Intensa
Del amanecer de los tiempos vengo, he visto cosas que muchos no recordáis y ni siquiera habéis vivido. Nadie jamás ha sabido que estaba entre vosotros… hasta ahora. Culturalmente disperso, soy un bicho raro: me gusta la literatura, el cine, la música, los cómics, la tecnología... Debo ser el único ¿verdad?

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.