Crítica de ‘Neil Gaiman: Dream Dangerously’

Neil Gaiman Dream Dangerously

Cuando supe que Respect Films y Patrick Meaney iban a estrenar el documental ‘Neil Gaiman: Dream Dangerously‘, la perspectiva me resultó emocionante. No ya por tratar sobre un autor tan mítico, sino porque conocía el trabajo de estos chicos en otros documentales sobre el mundo del cómic como ‘The Image Revolution‘, ‘Grant Morrison: Talking with Gods‘, ‘Warren Ellis: Captured Ghosts‘ o ‘She Makes Comics‘. Todos ellos filmes imprescindibles para cualquier amante del noveno arte, realizados con grandes dosis de cariño, de profesionalidad y de buen hacer.

La oportunidad para La Casa de EL de ver este nuevo documental con antelación me pareció fantástica, aunque al mismo tiempo era inevitable sentir cierta preocupación. Mientras que con sus otros títulos aprendí mucho, en este caso y al tratarse de un autor que admiro y que conozco muy bien, era fácil que me decepcionara: ¿Lograría el equipo de Respect Films darnos una perspectiva nueva sobre Neil? ¿Nos contarían su vida y su obra, que yo ya me sabía? Empecemos el análisis de lo que podemos encontrar en ‘Neil Gaiman: Dream Dangerously’ por el principio: el título.

Neil Gaiman Dream Dangerously poster vimeoHace unos días le hice una larga entrevista a Patrick Meaney, el director de este documental (podéis leerla aquí) y en ella me decía que “prácticamente todo lo que dice Neil Gaiman suena como si saliera de un libro de cuentos maravilloso”. Y así es a lo largo de este documental, y así ha sido a lo largo de todos estos años. Porque un 31 de diciembre de 2008, Neil escribía lo siguiente:

I hope you will have a wonderful year, that you’ll dream dangerously and outrageously, that you’ll make something that didn’t exist before you made it, that you will be loved and that you will be liked, and that you will have people to love and to like in return. And, most importantly (because I think there should be more kindness and more wisdom in the world right now), that you will, when you need to be, be wise, and that you will always be kind.

Espero que tengas un año maravilloso, que sueñes de forma peligrosa y exagerada, que hagas algo que no existía antes de que tú lo hicieras, que te amen y que te admiren, y que tengas gente a quien amar y admirar. Y, lo más importante (porque creo que debería haber más bondad y sabiduría en el mundo ahora mismo), que, cuando lo necesites, seas sabio, y que siempre seas bondadoso.

Y de ahí el título del documental. Un título que refleja perfectamente su contenido: no se trata de un mero repaso a la vida y obra del autor. El documental nos habla de cómo ser un escritor, de cómo funciona la mente de un escritor. Y no estamos ante un escritor cualquiera, sino que se trata de Neil Gaiman, el hombre que ha probado todos los géneros, que ha ganado todos los premios, que ha vendido decenas de millones de copias de sus títulos, y lo más importante, que ha logrado enamorar a sus lectores.

Neil Gaiman Dream Dangerously tour

El hilo conductor del filme es el largo tour que emprende el autor para presentar y firmar ‘El océano al final del camino‘, su última novela publicada en 2013. El tour imprime ritmo al metraje y funciona como la excusa perfecta para plantear los pilares fundamentales de este documental. El primero, la vida de Neil, que mientras pasea por los lugares de su infancia responde a cuestiones como “¿Cuándo quisiste ser escritor?“:

Ni siquiera recuerdo NO querer ser un escritor. Antes de saber escribir inventé un poema, se lo dicté a mi madre.

Neil Gaiman Dream Dangerously Daniel Obzejta
Viñetas de Daniel Obzejta

La vida del autor no se cuenta de forma líneal, sino que se intercala en forma de retazos a lo largo de la película, mezclando comentarios del propio Neil, viejas fotografías, viñetas que representan ciertos episodios significativos, un vídeo en “stop motion” (que resulta tremendamente original en el contexto del documental y muy apropiado como homenaje a ‘Coraline‘) y entrevistas a amigos de la infancia como Geoff Notkin. Este nos habla, por ejemplo, de cuando Neil fue el vocalista y líder del grupo de punk ‘Ex Execs‘. También nos cuenta entre risas como les reñían a ambos en la escuela: “¡Gaiman y Notkin! ¡Los cómics son basura! ¡Vosotros dos nunca llegaréis a nada!”.

Las entrevistas a distintas personas son otra constante en el film, y es que Patrick Meaney logra reunir una serie de nombres que dejarán boquiabierto a más de uno. La lista es larga e incluye amigos, agentes, editores, periodistas y su propia esposa, Amanda Palmer. Pero también encontramos a autores tan reconocidos como Grant Morrison, George R.R. Martin, Lev Grossman o el inolvidable Terry Pratchett, que recuerda cómo escribieron juntos ‘Buenos presagios‘. Algún nombre sorprende, como la encantadora Kirsten Vangsness, más conocida por su papel en ‘Mentes Criminales‘, que cuenta con desbordante entusiasmo lo que la obra de Neil Gaiman supone para ella.

Neil Gaiman Dream Dangerously Kirsten Vangsness

Sin embargo, muy pronto en el filme comienzan a hacerse patentes los temas verdaderamente importantes. El doloroso conflicto del escritor que se enfrenta a su deseo de salir, de interactuar con sus lectores, pero que también necesita disfrutar de su oficio y sentarse a escribir… ya que “tienes que aprender, como escritor, a estar en soledad”. Vemos a Neil después de una tarde de firmas en mitad del agotador tour. Le vemos ante la cámara sin artificios, con la cara de cansancio, las ojeras, los movimientos torpes de quien sufre dolor de espalda y entumecimiento de brazos. Le vemos sumergir las manos en un cubo con hielo para aliviarlas porque apenas puede moverlas. Ha firmado, solo ese día, nada menos que 1000 libros… y aún se le nota la sonrisa de satisfacción y dice: “Esta tarde he conocido a 1000 personas amables. Para mí, la gente lo es todo. Son los que te hacen seguir adelante”.

La creatividad es otra cuestión presente en todo el documental. Ya nos decía Patrick Meaney en la entrevista que sus proyectos “realmente tratan sobre la creatividad” y que su objetivo era “inspirar a la gente para empezar a escribir o a pintar o lo que sea”. Y sin duda lo logra: no solo Neil, sino también otros, hablan del proceso de crear, de la imaginación y la fantasía, del trabajo y la perseverancia. Por eso no es solo un documental para lectores de Gaiman, aunque estos lo disfrutarán muchísimo. También es para escritores. Para los que quieren serlo. Para gente creativa en general. Y para aquellos a los que, simplemente, les gusta soñar.

Neil Gaiman Dream Dangerously stopmotion
Escena de la animación en “stop motion”, de Felicia Rein

Como espectadora y como lectora, ver este documental ha sido revelador. He conocido a un Neil divertido, emotivo, ingenioso, preocupado, imaginativo. Una persona que “quiere ser recordada como alguien que contaba buenas historias”, ya que “las historias nos hacen humanos”. Un Neil que se intuye en su obra pero que aquí se muestra directamente. Para mí, por tanto, ha sido una experiencia maravillosa, que no puedo dejar de recomendar a otras personas. Llegados a este punto, os confieso que mi única razón para no darle cinco estrellas es que los 70 minutos me saben a poco, y solo espero que en el DVD se incluya una buena cantidad de metraje extra (ya nos chivó el director que podremos tenerlo para navidades).

El agradecimiento a Patrick Meaney es enorme, no ya por haber contado con nuestra página y habernos dado todo tipo de facilidades, sino por la labor que está haciendo documentando visualmente el mundo del cómic. Espero que él y sus compañeros de Respect Films continúen con esa labor. Mientras tanto, os animo a disfrutar de ‘Neil Gaiman: Dream Dangerously’, disponible mediante streaming en la plataforma Vimeo desde el 8 de julio. El precio es de 11,99 euros (luego tendréis el filme disponible para verlo siempre que queráis) y os aseguro que vale la pena. No olvidéis compartir con nosotros vuestra opinión.

Reseña
Inspiradora
Lectora y adicta confesa a los cómics, me siento incapaz de elegir entre Marvel y DC. La Patrulla X es mi familia y Batman, mi mejor amigo. Adoro a Neil Gaiman y sueño con ser rica para dedicarme a leer y ver películas. Mientras tanto, lucho contra el mal a través de la escritura.

6 Comentarios

  1. Te odio un poco,porque me has puesto los dientes largos ^^
    Recuerdo cuando estuvo en Madrid dando una charla y firmando en la Feria del Libro(que por cierto,menudo desastre de publicidad,prácticamente nula,mucha gente ni se enteró;si traes a alguien como Neil Gaiman,haz una buena campaña): como se les echó la hora encima,fue por toda la cola firmando un libro a cada persona,para que nadie se fuera sin su autógrafo. Bravo,señor Gaiman.

    • Pero ves, ahora me has puesto los dientes largos tú a mí jejeje 🙂 Porque la última vez que estuvo en España, por diversos motivos, no pude ir a verle en persona y hubiera sido la ocasión perfecta.

  2. Lo mìp fue pura suerte,cuando me enterè de la charla no habìa entradas,y el mismo dìa,un par de horas antes,se me ocurrió probar de nuevo en la web…y me dejò comprar una. Con lo que allá que fuì,corriendo para llegar 🙂
    Vamos,que entre unas cosas y otras,me hice con 6 libros dedicados n.n

    • Querido o querida Corrigan. En este momento, los “dientes largos” han pasado a odio profundo y sin cuartel, incluyendo planes de asaltar tu casa 😀 6 libros dedicados!!!! ¿¿¿Pero qué forma de acaparar es esa??? Jajajaja enhorabuena, de corazón.

  3. Mejor querido 😉 pues a ver, los de la charla,en la feria por la mañana, y como por la tarde tampoco tenìa plan mejor…aprovechè,jaja. Haciendo memoria,el American Gods ampliado,Buenos presagios,Objetos Frágiles,Los hijos de Anansi,El Libro del Cementerio,y Humo y espejos. Y porque no encontrè el de relatos cortos de Sandman 🙂

¡No te vayas sin comentar!