Reseña de ‘Crossed + 100 – Soy leyenda’

Crossed + 100

El nombre de dos primeras espadas del mundo del cómic de origen británico como Garth Ennis y Alan Moore serán los primeros que le vengan a uno a la cabeza cuando hablamos de la serie ‘Crossed’. El primero sería el que inició esta obra en 2008 desatando toda su mala baba y traspasando los límites del buen gusto mientras que el segundo revitalizaría la historia recientemente mediante un salto de tiburón que situaría la acción cien años después del inicio de la epidemia de cruzados, modificando el título de la cabecera a ‘Crossed + 100’. Poco duraría la etapa del señor Moore en la colección, y tras un primer arco argumental le pasó rápidamente la batuta al guionista Simon Spurrier quien, junto a los artistas Fernando Heinz y Rafael Ortiz (un trío que ya ha trabajado con anterioridad en los cómics de ‘Crossed’), sería el encargado de realizar este segundo volumen que nos llega de la mano de Panini Comics.

Crossed + 100

Con las bases de este nuevo universo ya asentadas en el arco argumental de Alan Moore y Gabriel Andrade, toca ahora desarrollar nuevas historias en este universo que nos sitúa en el año 2109 d.C., un futuro que es a la vez desolador y esperanzador. Nos volvemos a encontrar con Futuro Taylor, uno de los personajes que ha sobrevivido a lo acontecido en el primer volumen de la colección en Chooga. Recordemos que, tras un periodo considerablemente largo de paz, definido este por la escasa aparición de Cruzados en los asentamientos poblados, estos volvieron a surgir y a presentar una amenaza más peligrosa que nunca para la supervivencia de la especie humana debido a su evolución: algunos de ellos han pasado de ser psicópatas extremos descerebrados a ser ahora psicópatas extremos inteligentes. Son capaces de hablar, de tener ideas, de elaborar planes, de crear estrategias y de moverse organizadamente.

Crossed + 100

Al comienzo del tomo se nos presenta una Futuro que ahora vive en la colonia de Murfreesboro, una ciudad ubicada en el condado de Rutherford en el estado estadounidense de Tennessee. Parece ser la única que es consciente del cambio que han sufrido algunos de los Cruzados, y de esa forma toma el rol de ese típico personaje que hemos visto tantas y tantas veces protagonizando películas de desastres, el tipo que conoce a la perfección el mal que acecha y lo que puede hacer, y trata de convencer a todo el mundo de que deben estar preparados para lo que va a llegar, pero la gente solo le toma por un loco o un estúpido. Sin embargo, no pasará mucho tiempo antes de que los acontecimientos acaben por convencer a sus vecinos de que debe de haber algo de verdad en sus palabras. Ahora ya no solo se trata de reconstruir y de excavar en el pasado para conocer como era la sociedad antes de la llamada “sorpresa”, que es como se refieren al estallido de la epidemia de Cruzados. Ahora se trata también de prepararse para defenderse de esta hasta ahora desconocida nueva amenaza.

Crossed + 100

Además de Futuro, se nos van a presentar otros personajes, algunos ya conocidos, como el desinhibido Mustaqba, la joven Cauta Optimismo Kriswyczki o el traidor de Robbie Greer, y algunos nuevos, como el señor McBlarney y su globo, todos ellos con formas de ser con las que es difícil que el lector se identifique, ya que al fin y al cabo pertenecen a una sociedad muy distinta a la nuestra, pero no por ello resultan menos entrañables. Pero ojo, ya sabéis que en una serie como esta no te puedes encariñar de nadie, porque en cualquier momento puede llegar un Cruzado y sacarle las tripas. Aunque, por otra parte, no todos los personajes que vamos a conocer van a resultar precisamente encantadores, ya que una situación desesperada propicia que la gente se comporte de forma poco civilizada. Y es que, como hemos visto tantas veces en historias de este tipo, a veces el peor monstruo es el propio ser humano…

Puede parecer una locura, pero no resulta nada obvio que Alan Moore ya no se encarga de los guiones en este volumen. Por una parte, el Moore de ‘Crossed + 100’ no tenía un estilo tan reconocible como el Moore de la mayoría de sus obras. Además, el trabajo de Spurrier en este trabajo hace que no echemos excesivamente de menos al escritor de Northampton, lo cual ya es todo un logro. El guionista continúa con las directrices marcadas por Moore, desde el vocabulario que utilizan los personajes (que a veces exige que el lector se estruje un poco los sesos para seguir la historia de forma comprensible, aunque ya esté acostumbrado tras la lectura del primer volumen) hasta el desarrollo de alguna de las subtramas que se habían quedado inconclusas anteriormente, pasando por los títulos sacados de novelas de ciencia ficción y por la estructura de cada episodio, donde el diario de Futuro hace las veces de prólogo y de epílogo. Una vez leída esta nueva historia, se puede concluir que la elección del señor Spurrier como heredero de lo comenzado por Moore ha sido muy acertada.

Crossed + 100

En lo referente al dibujo de Fernando Heinz, que se encarga de la primera mitad del tomo, hay que decir que poco tiene que envidiar a lo que vimos en las páginas del anterior volumen dibujadas por Gabriel Andrade. Con Heinz tenemos un estilo que en ciertos momentos parece estar influenciado por el manga, con el uso de líneas cinéticas, y en ciertos momentos tiene un leve toque caricaturesco. Tampoco tiene ningún problema el señor Heinz en deleitarnos con algunos momentos de lo más desagradable llenos de detalles, algo muy necesario para trabajar en esta serie.

Por su parte el señor Rafael Ortiz, que se encarga de dibujar la segunda mitad del tomo, mantiene el nivel. Su trazo es mucho menos amable que el de Heinz, pero quizás este cambio vaya acorde con lo relatado en la historia cuando vamos llegando a su final. Y, por supuesto, hay que destacar las portadas de los números contenidos, que resultan ser una maravillosa…

En definitiva, estamos ante un tomo que hará las delicias de todos aquellos que disfrutaron de la primera entrega de la serie. Aunque el cambio del equipo creativo al cargo de la historia pueda parecer un problema, se trata de una obra continuista, a pesar de partir de una situación relativamente distinta a lo visto hasta ahora, en la que volveremos a encontrarnos con todas esas cosas que nos encandilaron en un principio.

El tomo ‘Crossed + 100 – Soy leyenda’ publicado por Panini Comics en edición rústica contiene 144 páginas a color e incluye los números del #7 al #12 de la edición americana de ‘Crossed + 100’ además de las portadas originales de estos. El precio de venta recomendado es de 15 € y se puso a la venta en abril de 2016.

Crossed + 100

Simon Spurrier

Se trata de un escritor de cómics y novelas británico. Sus primeros trabajos destacables en el mundo del cómic fueron para la editorial 2000 AD en títulos como ‘Lobster Random’, ‘Bec & Kawl’, ‘The Simping Detective’, ‘Harry Kipling’ y algunas historias protagonizadas por el personaje de Juez Dredd. En su paso al mercado norteamericano, Spurrier firmó un contrato con Marvel Comics como guionista de la serie ‘X-Force’, aunque ha realizado otros trabajos para la editorial de menor calado con personajes como Ghost Rider, Lobezno, Punisher o los X-Men.

En los últimos tiempos también ha trabajado para otras editoriales como Boom! Studios, Dark Horse o Avatar Press, donde recogería el relevo de Alan Moore al cargo de la serie ‘Crossed + 100’.

Crossed

‘Crossed + 100 – Soy leyenda’

Incluye los números del #7 al #12 de la edición americana de ‘Crossed + 100’.

Alan Moore revolucionó Crossed al saltar cien años en el futuro. Ahora Simon Spurrier continúa con la historia de cómo se reconstruyen la civilización después de un terrible apocalipsis.

Una obra para la que no es necesario haber leído previamente nada sobre Crossed.

Guion: Simon Spurrier

Dibujo: Fernando Heinz y Rafael Ortiz

‘Crossed + 100 – Soy leyenda’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.