El castillo del Doctor Muerte

Castillo_del_Doctor_DoomAunque existen claras excepciones, como sucede con todo en esta vida, la plana mayor de superhéroes cuentan con una sede central o refugio privado, como es el caso de los Cuatro Fantásticos y el  Edificio Baxter, la Patrulla X y la Escuela para Jóvenes Talentos, la Liga de la Justicia y su palacio o Superman y su Fortaleza de la Soledad. Por supuesto, los villanos no iban a ser menos, lo cual nos lleva al caso que nos ocupa en este artículo: Victor Von Muerte y su castillo de Latveria.

La fortaleza se encuentra situada encima de una colina, en la ciudad de Doomstadt. Aunque no se trata del primer fortín ocupado por el villano, ya que lo intentó anteriormente en un micromundo, aunque los Cuatro Fantásticos lograron expulsarlo de allí.

Doctor MuerteNo obstante, el Doctor Muerte aprendió de sus errores y supo como encontrar un equilibrio entre los premios y los castigos para hacerse con el reinado de una próspera Latveria. Dentro de las paredes del castillo, el villano puede estar ejerciendo su papel de gobernante (ya sea aprobando leyes o escuchando las súplicas y peticiones de su pueblo), aunque también podemos encontrarlo preparando planes de conquista mundial con ayuda de sus científicos.

Si bien la ciudad de Doomstadt se llamaba Hassenstadt antes de la llegada del Doctor Muerte a Latveria, la fortaleza del villano también era conocida como el Castillo Sabbat, nombre de un conde del siglo XVI que se encargó de su construcción. Aunque sus descendientes eran los herederos naturales del castillo, las luchas de poder que hubo con el paso del tiempo propiciaron que el castillo fuera cambiando de dueños.

Muerte accedió al trono durante el reinado de Rudulpho Vladimir, tirano impopular y débil que no gozaba de amistades ni siquiera en sus círculos más internos. Por ese motivo, al villano  no le costó mucho usurparle el castillo, haciendo uso de sus dotes para la hechicería, la ciencia y la manipulacíón.

Víctor no tardó en rodearse de un ejército robótico y un cuerpo de policía secreto, mientras hacía promesas de riqueza y felicilidad a los latverianos. De hecho, los habitantes de Doomstadt parecen felices bajo sus órdenes, aunque no podemos estar seguros de que algunos no estén fingiendo su conformidad para no poner en peligro sus vidas. Afortunadamente para el Doctor Muerte, sus prolongadas ausencias no le han supuesto un gran peligro a la hora de defender su soberanía, ya que la única revuelta digna de recalcar fue la llevada a cabo por Zorba, el hermano de Rudulpho. Pese a que hizo un montón de promesas a los latverianos, su breve reinado estuvo plagado de miseria, crimen y hambre. El regreso del Doctor Muerte fue lo único que salvó al reino de la ruina.

En el Salón del Trono, corazón histórico del castillo, es donde se celebran todas las ceremonias de carácter oficial, como fue el caso de la coronación del villano. Desde su asiento de roble y ébano, Muerte toma decisiones “rápidas, justas y definitivas” (según sus  propias palabras) acerca de los ruegos de su pueblo.

doctor-muerteAunque al villano le encanta posar sentado en su trono (y existen alrededor de dos mil retratos que lo atestiguan), el artista debe andarse con mucho cuidado, ya que, si la pintura no es del agrado del Doctor Muerte, el autor recibirá un rápido y severo final. No obstante, por mucho que Víctor disfrute de su trono, en ocasiones elige sentarse en otro de color rojo y menos extravagante, conocido como “sillón huevo”.

Muerte tiene más de trecientos empleados en su castillo, pero doscientos cincuenta son seres cibernéticos divididos entre Muertebots y Servoguardias. Los sirvientes humanos se dedican a las tareas de chefs, consejeros y científicos (ya sea con el cerebro lavado o atraídos por el dinero y el prestigio). En cualquier caso, Víctor no tiene reparos en cambiar de empleados con frecuencia, sobre todo si alguno no cumple con sus expectativas.

Dado que el villano ha transformado muchas de las habitaciones en talleres o laboratorios, no es raro encontrar varios inventos diseminados por el castillo, tales como el Inductor de Poder Cósmico, un pacificador móvil (que ayuda a los amenazados por la tiranía) y un centro de almacenamiento de energía armamentística conocido como Complejo Solartron.

Como todo aquel que posee un gran poder, Muerte también puede actuar como una persona vanidosa, lo que se demuestra cuando se interna en el bosque cercano al castillo y se eleva por encima de los árboles para comprobar lo majestuosa que resulta su fortaleza coronando la colina de Doomstadt.

En las profundidades del ala oeste del castillo es donde Víctor tiene instalada la fábrica de Muertebots, cuyo nivel de producción puede aumentar según las necesidades a cubrir del villano.

Entre las partes más destacables de la fortaleza podemos encontrar la Torre de la Soledad (en la que está ubicado el ya mencionado Salón del Trono), la Gran Sala de Banquetes, la biblioteca, una rampa de lanzamiento para vehículos aéreos, un reactor nuclear, la zona reservada a las viviendas, la Sala de Música y Baile, puestos de defensa y vigilancia, el puente levadizo que da paso a un galería de acceso público y los ya mencionados laboratorios y fábricas.

¡No te vayas sin comentar!