El Edificio Baxter

BaxterSi bien no todos los superhéroes cuentan con un edificio que les sirva como base de operaciones o refugio, existe un gran número de ellos cuyas aventuras no serían lo mismo sin dichas localizaciones. Si en DC nos hablan de la Fortaleza de la Soledad de Superman, la batcueva de Batman o el palacio de la Liga de la Justicia, en Marvel el Doctor Extraño posee el Sancta Santorum, la Patrulla X se formó en la Escuela Xavier para Jóvenes Talentos y los Vengadores han contado con su propia mansión y con la Torre Stark. Por supuesto, no es de justicia terminar este repaso sin nombrar las dos bases de operaciones con las que han contado los Cuatro Fantásticos: la Torre de las Cuatro Libertades y el Edificio Baxter, al que analizaremos con amplitud en este artículo.

Fantastic_Four_Vol_1_278Este particular rascacielos ha sido desde siempre una parte importante de la conocida como la Primera Familia de Marvel, ya que su origen se remonta a ‘Fantastic Four‘ nº 3 (1962). Ubicado en la calle 42 con la Avenida Madison de Nueva York, el edificio fue construido en 1949 (cortesía de Jackson Leigh Baxter, miembro de la Baxter Paper Company) y alcanzaba una altura de 35 pisos. No obstante, dejó de ser el cuartel general de los Cuatro Fantásticos cuando Kristoff Vernard lo puso en órbita alrededor de la Tierra en ‘Fantastic Four‘ nº 278 (1985). Algunos años después se construyó una réplica idéntica (cortesía de  Noah Baxter), que ocupa el lugar del edificio original.

Aunque Mister Fantástico, la Mujer Invisible, la Antorcha Humana y la Cosa fueran los ocupantes más populares del bloque, cabe destacar que solo residían en los cinco pisos superiores, estando el resto habitado por civiles comunes. Dentro del cuartel general del cuarteto podemos observar todo tipo de tecnología punta, vehículos espectaculares, un portal de acceso a la Zona Negativa y un avanzado laboratorio.

En principio, los cinco pisos superiores del Baxter estaban reservados para convertirse en el cuartel general de un equipo puntero de los años 40: el Escuadrón de Vencedores. No obstante, Reed Richards, poco después de fundar su grupo, los compró y renovó para adecuarlos a sus necesidades y las de sus compañeros. Sin embargo, las cosas no fueron fáciles en un principio, ya que los problemas económicos que acuciaron sus primeros años como equipo, acabó por obligar a Richards a vender el edificio a sus propietarios originales, pero viviendo de alquiler en los ya citados pisos. Afortunadamente, con el paso de los años, Reed logró comprar el edificio entero.

El único acceso al cuartel general de los Cuatro Fantásticos es por medio de un ascensor cuya invocación está protegida por una hebilla de cinturón solenoide especial, motivo por el cual solo pueden entrar en él aquellos a los que algún miembro del grupo les haya autorizado el acceso.

Aparte de los cuatro superhéroes, el resto de los ocupantes de los cinco pisos superiores son cibernéticos, entre los que podemos destacar a Roberta (la recepcionista robótica del grupo) y HUBERT (la inteligencia artificial encargada del cuidado del joven Franklin Richards).

Sergius O’Hoolihan, portero del edificio, y Willie Lumpkin, su cartero habitual, son dos personajes que, sobre todo en los primeros años, se dejaban ver mucho en la colección de ‘Los Cuatro Fantásticos‘, dada su estrecha relación con el Baxter.

A continuación, podréis leer un detallado análisis de cada uno de los cinco pisos superiores del edificio:

Planta 31:

Edificio Baxter 2Contiene la recepción, dos comedores (uno de ellos formal), habitaciones del grupo, cocina de invitados, un salón, una zona de televisión, el laboratorio de Reed, un cuarto de baño y un ascensores de tareas pesadas.

Planta 32:

Aquí se encuentra la galería de visitantes, una zona recreativa, un jardín japonés, una pista de balonmano, el gimnasio particular de la Cosa, una piscina, los vestuarios, las duchas, la sala de trofeos, otros laboratorios, un servicio y ascensores tanto de emergencia como para tareas pesadas.

Planta 33:

En su interior encontramos una estación de desintoxicación, un taller mecánico, ingentes cantidades de robótica, un complejo de biología, un centro informático y otro médico y una zona múltiple de química (tanto orgánica como física). Este piso también está equipado con la Plataforma Temporal que perteneció al Doctor Muerte, además del cuarto de baño y los mismos ascensores citados en el párrafo anterior.

Planta 34:

Aquí se encuentra las salas de conferencias, ordenadores de sustitución, una habitación con un mapa gigante, el portal de acceso a la Zona Negativa, una estación de vigilancia, una central de comunicaciones mediante satélite y el centro de control del cohete.  El aseo y los dos tipos de ascensores también se encuentran en esta planta.

Planta 35:

Lugar destinado al hangar, donde los Cuatro Fantásticos aterrizan sus diferentes vehículos voladores, tales como el Pogo-plano, el Fantasticar y los jetcyclces. Esta planta también viene equipada con una plataforma de elevación hidráulica, soporte y acceso al centro de observación, un taller de mantenimiento y reparación de vehículos, los sistemas de seguridad del tejado y, por supuesto, el servicio y los dos tipos de ascensores.

El Edificio Baxter no solo ha aparecido en los cómics, ya que las series de televisión y las películas también han dejado constancia de él (como puede verse en la imagen que corona este artículo). Y es que, al tratarse de un punto vital de referencia del Universo Marvel, no se podía hacer menos.

¡No te vayas sin comentar!