Reseña de ‘Desaparecido #1’

desaparecido-1-norma-editorial-reseña-critica-opinionUno de los rasgos más dañinos para cualquier clase de arte o género son los prejuicios y, por desgracia, ya sea alimentados por los medios de comunicación o por una muestra limitada, algunos de ellos todavía continúan muy extendidos. De este modo, hay quien considera que, mismamente, el cómic americano es “todo de superhéroes”, tópico que se ha ido desmontando progresivamente, o que todos los mangas son “del estilo de ‘Bola de Dragón o ‘Dragon Ball'”.

En consecuencia, especialmente este último cliché puede hacer que un número nada menospreciable de lectores se pierdan colecciones que pueden resultar bastante atractivas para ellos. Una de estas cabeceras a las que me refiero es la que hoy nos ocupa ‘Desaparecido’. Ciertamente, este primer tomo resulta, no sé si rompedor, pero desde luego sí bastante sorprendente en lo que se refiere a alejarse del estilo habitual de buena parte de los mangas que llegan a España, tanto los más populares, ya sean ‘One Piece’ o ‘Naruto’, como otros de corte más adulto y en los que se englobaría la colección, como los títulos de Naoki Urasawa (‘Monster’, ’20th Century Boys’…) o de Jiro Taniguchi (‘Barrio Lejano’, ‘El almanaque de mi padre’…).

4-desaparecido-1-norma-editorial-reseña-critica-opinionPero antes de ahondar en todo esto, describamos brevemente bajo qué pilares se sostiene la trama de ‘Desaparecido’. En esencia, esta primera entrega nos pone en la piel de Satoru Fujinuma, un aspirante a mangaka o autor de manga de 28 años sin demasiada suerte en la vida y con una personalidad bastante singular de la que hablaremos luego. Pero sin duda el rasgo más llamativo del protagonista son lo que él llama los ‘Revivals’. Esto es, episodios en los que viaja unos pocos minutos atrás en el tiempo ininterrumpidamente hasta que consigue detectar ciertas anomalías o aspectos fuera de lo común y evitar así que suceda algo malo.

Como todo lo anterior, pese a ser atrayente, necesita de algo adicional que sustente la historia, basta decir que el protagonista se vio involucrado en unos extraños incidentes cuando tenía diez años y que, debido a varios motivos, empezará a recordar más acerca de ellos. Y hasta aquí puedo contar.

Más allá de la, ya os adelanto, interesante pero pausada trama, conviene detallar los pormenores de todo lo referente al argumento de la obra. En primer lugar, este primer volumen se compone de dos partes claramente diferenciadas: la primera, aproximadamente tres quintas partes de ‘Desaparecido’, mucho más pausada y de carácter introductorio; y la segunda con un frenesí absoluto y con giros argumentales muy interesantes. Debo enfatizar esto último: hacía tiempo que no me sorprendía tanto leyendo un manga. Además, no existe apenas transición entre ellas y la sorpresa es completa al ver cómo se ve alterado el tempo argumental.

3-desaparecido-1-norma-editorial-reseña-critica-opinionEstructura del guion aparte, el protagonista merece sin duda un párrafo, sino más, exclusivo. Aunque no llegaría al extremo de calificarlo de antihéroe, ya que ciertamente usa su singular habilidad para evitar sucesos nocivos para terceros, sí ostenta rasgos que no se suelen ver demasiado. Primero, se le puede considerar un fracasado. Dado que, como propugné con anterioridad, es un aspirante a mangaka, en este terreno no le va demasiado, por no decir nada, bien: no es que haga algo mal, pero sus obras, literalmente, “no transmiten nada”. Por consiguiente, pese a haber debutado con una adaptación de un videojuego, no consigue la confianza de los editores. A raíz de su poco éxito, debe trabajar a tiempo parcial como repartidor de pizzas para obtener dinero para pagar sus gastos.

Segundo, es un hombre que tiene dificultades sociales o comunicativas. Pero, y aquí viene lo novedoso, no hablamos de la típica timidez, sino de algo más extravagante. Es complejo de definir, pero quizá una buena aproximación a su problema sería que no es una persona expresiva, lo que a su vez se refleja en su obra. En otros términos, necesita una razón para sonreír, llorar o hablar con individuos, siendo una persona tal vez con una conducta excesivamente racional.

2-desaparecido-1-norma-editorial-reseña-critica-opinionEn tercer lugar, destacaría su actitud respecto a los sueños. A diferencia de buena parte de los mangas actuales, al estar este destinado a un público más adulto evita completamente los tópicos de “el que la sigue, la consigue” o “lucha por tus sueños”, y, de hecho, el protagonista adopta una visión notablemente derrotista en lo referente a ellos. En definitiva, quizá sea porque me he visto reflejado en parte de su comportamiento y apatía, pero lo considero un personaje muy humano, realista, y alejado de los cánones. Protagonista a un lado, lo cierto es que los otros personajes siguen esta línea, aunque no de forma tan marcada, y hallamos personas corrientes y molientes, con sus fallos y aciertos como la mayoría.

Para acabar con el guion, debo hacer frente a una característica global del mismo pero que no he comentado antes, siendo quizá lo que más me ha gustado del volumen. Se trata del costumbrismo o la cotidianidad de su historia. En otras palabras, Sanbe no opta por llevar a cabo, dentro de lo que cabe, grandes misterios, bien al contrario: explota de modo, cuanto menos, notable únicamente uno. Esta falta de grandiosidad o exageración, es decir, el no querer hacer algo demasiado rebuscado ni grande por el mero hecho de llevarlo a cabo es a mi juicio un gran punto a favor: la honestidad. Y, ciertamente, no le hace falta más ni lo echa de menos.

1-desaparecido-1-norma-editorial-reseña-critica-opinionEn el terreno gráfico, Kei Sanbe opta por ofrecer un dibujo realista y detallista muy acorde con la obra. Debo hacer mención especial a la gran calidad que exhiben las páginas a color del principio del volumen, verdaderamente magistrales. Ya centrando la atención en el blanco y negro, ciertamente tampoco se queda atrás respecto al color y tanto los escenarios, las reacciones de los personajes y ‘los Revivals’ están muy bien plasmados. Sobresale su buena narrativa, algo inusual en los mangas, pues es todo extremadamente sencillo de seguir.

En cuanto a la edición, Norma Editorial recopila la primera entrega de la serie mediante un tomo rústica de 196 páginas, cuatro de ellas a color, por 8€. En resumen, estamos ante una serie verdaderamente sorprendente y prometedora. Para ser un primer volumen, ya podemos saber hacia dónde van a ir las cosas y permite apreciar numerosas genialidades. Sin duda, el mejor manga que he leído este año.

Kei Sanbe

Nacido el 5 de marzo en Hokkaido, Japón, ha escrito obras más enfocadas a un público juvenil, como ‘Testarotho’ y ‘Kamiyadori’, que tuvo una secuela ‘Kamiyadori no Nagi’. En 2012 empezó ‘Desaparecido’, publicada por Norma Editorial, obra que tuvo una adaptación animada y acabó en 2016 con ocho volúmenes.

desaparecido-1-norma-editorial-reseña-critica-opinionDesaparecido #1

SI PUDIERAS RETROCEDER EN EL TIEMPO… ¿QUÉ TE GUSTARÍA CAMBIAR?
Satoru aspira a ser mangaka, pero no tiene demasiada suerte porque entre otras cosas, le falta empatía. Lo que nadie sabe es que tiene el poder de detectar anomalías y retroceder en el tiempo, lo que le permite rectificar situaciones y evitar accidentes.

Desaparecido #1

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Amante de los cómics, pese a ser nuevo en ellos. Prefiero a DC gracias al reinicio y a Batman; pero las independientes le dan varias vueltas a las majors. También disfruto de las series de TV y, cuando puedo, de mi 360. Ah, y casi siempre prefiero a los villanos. @AdderEG

2 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!