Análisis de ‘God Eater 2: Rage Burst’

godeaterportada

El derivado de ‘Monster Hunter’ ya ha llegado a Europa para las plataformas de PS4, PS Vita y PC, a pesar de que hace tres años que salió a la venta en Japón. Hablamos de ‘God Eater 2: Rage Burst’ como un título que tiene todo lo que le falta a ‘Monster Hunter’ para ser un juego perfecto.

Esta entrega de la saga de Shift se ha convertido en un Action RPG  que contiene los elementos principales para enganchar a los amantes del género: buena historia, personajes con personalidad y sistema de batalla de lo más entretenido, aunque el equilibrio técnico tambalea en este juego que está convirtiéndose en un referente en Japón.

En primer lugar, analizando el argumento, descubrimos varios tópicos alrededor del mundo post-apocalíptico en el que está sumergido el universo de ‘God Eater’. La historia nos traslada al año 2071, un tiempo futuro en el que el mundo se ve amenazado por unas extrañas criaturas llamadas Aragamis y estas están destruyendo a la raza humana.

godeater_personajes

Dentro de este contexto, entran en acción unos humanos que tienen la posibilidad de acabar con estos seres gracias a las “Armas Celestiales”, solo unos pocos son los  que pueden empuñarlas y nuestro personaje será uno de ellos. Cabe destacar que nuestro personaje protagonista es totalmente personalizable con la posibilidad de elegir desde su género hasta su tipo de voz, algo que es de agradecer a la hora de dar el gusto al jugador pero que a nivel argumental resta bastante.

A partir de estos primeros supuestos, comenzamos el juego, tratando de superar decenas y decenas de misiones, tanto secundarias como principales, para ir conociendo a todos los miembros de nuestra organización, llamada ‘Sangre’. Pueden pasar aproximadamente más de 25 horas y aún tener la sensación de no haber avanzado apenas en la trama, eso es debido a que debemos conocer profundamente a todos los personajes que forman nuestro batallón, conocerlos a nivel intrínseco con sus miedos, deseos y traumas personales.

gods-eater-2-

Es un gran punto que se suma ‘God Eater 2’, puede que para los que están pocos acostumbrados al género, las primeras horas resulten tediosas porque la trama avanza a paso muy lento, pero tiene un punto de inflexión que consigue despertar el interés del jugador, aunque esos si, este tiene que estar dispuesto a realizar muchas misiones para llegar a ese punto.

La personalización es el elemento clave de este título, especialmente en la jugabilidad, ya que juego un gran papel. La historia es un importante aliciente para seguir jugando, pero las colosales opciones de personalización es lo que hace de este juego una buena obra. Podemos mejorar nuestras armas, construir otras, crear accesorios, y no solo personalizar a nuestro protagonista, también en cierto modo al resto de personajes, que a diferencia de otros juegos con esta característica, no son simples muñecos, tienen alma con la que te implicas y eres cómplice.

Si hay una palabra que define este título es “Abrumador”, para los que no están iniciados en este género pueden perderse en un caos inmenso. Los tutoriales iniciales son bastante confusos y tienen tantas cosas por hacer que cuesta saber empezar con buen pie, sin embargo, parece ser el propósito del juego, no quiere que te lo pases en 15 o 20 horas, su objetivo es que el jugador evolucione a la vez que los propios personajes.

A nivel de jugabilidad, tenemos muchísimas posibilidades, hay una gran variedad de misiones secundarias, algunas son mejores que las que siguen la trama principal. Eso si, hay un objetivo claro en cada misión: eliminar a los Aragamis, porque no podemos olvidar que se trata de un género basado en la caza como ‘Monster Hunter’, pero con mucha más profundidad.

Sin embargo, el juego no se basa en machacar botones para acabar con los monstruos, previamente hay que estudiar estrategias sopesando las debilidades de los enemigos para así poder adaptar nuestras armas a estos, será algo clave si queremos salir airosos de los enfrentamientos, y aviso, no son nada fáciles.

Por lo tanto, el sistema de combate es de lo más entretenido porque la estrategia siempre está presente pero también la fuerza y por ello tienen tanta relación las misiones secundarias, son necesarias para aumentar nuestro poder, aprender distintas habilidades y seguir personalizando a los personajes. Las batallas son muy dinámicas, a veces caóticas por culpa de la pésima cámara, que cambia constantemente de perspectiva y nos ciega a la hora de concentrarnos en el enemigos.

godeaterbatalla2

El combate se basa en tres fases: la primera es localizar al enemigo, posteriormente combatir sus distintas partes y finalmente “devorarlos” con nuestras armas celestiales. Las batallas tienen corto y largo alcance contra el objetivo, por ello necesitaremos distintos tipos de armas, algo que habrá que prevenir estudiando a los enemigos antes de dar paso a la lucha.

Cada armas nos ofrece la posibilidad de realizar distintos combos, lo que hace el sistema de combate algo muy dinámico y fluido, aunque cuando llevas varias secundarias seguidas puede llegar a ser bastante repetitivo.

god-eater-2-

A nivel técnico, se nota que el juego fue creado en sus orígenes para PSP, aunque los fps son estables, durante los combates el rendimiento no es del todo fluido de lo que podría ser en una consola de PS4, aunque las cinemáticas son exquisitas. Además, podríamos considerar que las texturas son pobres y los escenarios simples, dedicados únicamente a la lucha sin dar lugar apenas a la exploración, algo que se echa en falta para títulos como estos.

Con respecto al apartado sonoro, los doblajes están bien logrados y sincronizados en inglés con traducciones al castellano, algo que agradecer en títulos como estos, aunque las voces solamente aparecen durante las cinemáticas.

En definitiva, nos encontramos ante un título que está a la altura de juegos del género como ‘Monster Hunter’, muy ambicioso pero también caótico para aquellos que no están acostumbrados. Asimismo, su sistema de personalización junto con su sistema de combate ofrecen varias horas (más de 50) de diversión aseguradas para los amantes del Action RPG.

Reseña
Argumento
Jugabilidad
Gráficos
Sonido
Estudiante de periodismo que intenta sobrevivir a su tercer año en la facultad. Mientras espero mi carta de admisión en Hogwarts me refugio en la magia de los videojuegos, series y películas.

¡No te vayas sin comentar!