Análisis de los siete primeros episodios de ‘Luke Cage’

Luke Cage - Marvel-Netflix

Soul, blues, funky, R&B, rap, basket callejero, bandas… todo eso y más está en ‘Luke Cage‘, la última (por el momento) propuesta de Netflix y Marvel Television que llega a las pantallas del mundo entero a finales de este mes. Como ya sucedió con ‘Jessica Jones‘ y la segunda temporada de ‘Daredevil‘, Netflix nos ha permitido ver los siete primeros episodios antes del estreno, y ahora os contaremos qué nos han parecido.

Dado el contrato de confidencialidad que hemos firmado, podéis estar tranquilos ya que no vais a encontrar ningún spoiler.

Al empezar la serie, varios meses después de ‘Jessica Jones’, Luke Cage (Mike Colter) ha vuelto a Harlem desde Hell’s Kitchen, y está tratando de pasar desapercibido. Apenas llega a fin de mes mientras barre el suelo en una barbería local (propiedad de Pops, la figura paterna del barrio interpretado por Frankie Faison), y limpia los platos en un club nocturno propiedad de Cornell “Cottonmouth” Stokes (Mahershala Ali), el jefe del crimen de Harlem. Esas dos historias se conectan pronto, cuando unos jóvenes asiduos a la peluquería ven una oportunidad de conseguir dinero rápido en el club y no acaba demasiado bien. Las consecuencias de esto son lo que empuja a Cage a dar un paso adelante y finalmente aprovechar sus poderes para proteger a aquellos que lo necesitan.

luke-cage-teaser-trailer-screenshot-670x305

Colter ha descrito la serie como la versión Marvel de ‘The Wire’, que es algo arriesgado, pero en muchos aspectos acertado. Es un retrato íntimo de la vida de la calle, que detalla no solo el funcionamiento interno de los sindicatos del crimen, sino también un departamento de policía desbordado y corrupto, políticos con negocios turbios, y jóvenes del barrio que ven las armas y las drogas como una manera fácil de hacer dinero.

Hay que señalar que Luke Cage odia las armas, y uno de los grandes aciertos de sus secuencias de lucha no es solo el aspecto físico que utiliza para dominar a sus enemigos (no fue llamado Power Man en los cómics por nada, y hay algunos grandes guiños a la historia de Cage en los cómics a lo largo de la temporada), sino también en la forma en que deliberadamente destruye sus armas de fuego a medida que avanza. Como le dice Pops, “un hombre con un arma de fuego no tiene padre”.

La cuestión racial es relevante en ‘Luke Cage’, pero muy especialmente en la forma en que la serie aprovecha plenamente su ubicación en Harlem. Hay una sensación de cotidianidad, y se extiende por todos los rincones de la serie en detalles culturales y costumbres. Luke Cage no solo es un superhéroe, sino un superhéroe negro, y eso marca una diferencia.

luke cage - shades y cottonmouth

En estos siete primeros episodios, el villano principal es Cornell “Cottonmouth” Stokes, gángster y dueño del club donde el protagonista trabaja por las noches. Pero Stokes no es una versión de Kingpin. Mientras Wilson Fisk es un tipo duro inseguro que se oculta tras delirios de cultura y buen gusto, Stokes es un verdadero hombre de negocios, cuyo Paradise Club atrae a lo mejor del R&B actual y donde vemos actuar a varios grupos. Las empresas criminales de Stokes son una necesidad, pero su corazón parece estar relacionado con la música.

La mano derecha de Stokes es el misterioso “Shades” (un Theo Rossi brillante), una especie de consultor gángster, que emana un encanto serpentino en los márgenes de prácticamente todas las escenas que involucran elementos criminales de Harlem. “Shades” no es solo el hombre de confianza de Cornell, él tiene su propia historia, y parte de eso está estrechamente relacionado con el pasado de Cage.

luke cage - misty knight

Pero al igual que Mike Colter destacó inmediatamente en la primera temporada de ‘Jessica Jones’, en ‘Luke Cage’ tenemos que mencionar especialmente a Simone Missick, que da vida a la detective Misty Knight. Los aficionados deberían iniciar una petición para que la incluyan en ‘The Defenders’ y que Netflix le dé una serie propia junto a Colleen Wing. ¿No os gustaría ver en televisión a las Hijas del Dragón? Ella tiene bastante tiempo en pantalla, así que podréis juzgar por vosotros mismos, pero algo me dice que Misty Knight conectará mucho con el público.

Lo mismo sucede con la mujer de Luke, Reva (Parisa Fitz-Henley), a la que volvemos a ver en flashbacks que nos llevan no sólo a los orígenes de los superpoderes de Luke y su propio papel en ellos, sino que también relaciona la historia con los acontecimientos revelados en ‘Jessica Jones’. Del mismo modo, no podemos olvidar al detective Rafael Scarfe al que interpreta Frank Whaley, compañero de Misty. ‘Luke Cage’ hace un excelente trabajo dando a cada uno de los miembros del reparto distintas personalidades y momentos memorables sin tener en cuenta la cantidad de tiempo que aparecen. En este mundo todo el mundo tiene un papel que hacer e importa en un momento u otro.

En cuanto a la música… probablemente no debería ser una sorpresa teniendo en cuenta que el showrunner Cheo Hodari Coker escribió para las revistas Rolling Stone, Vibe, The Source, y XXL, pero la música tiene el papel más activo en una adaptación de un superhéroe desde ‘Guardianes de la Galaxia’. La mezcla de figuras emergentes del rap, R&B y blues es excelente (el ‘I’m bad as Jesse James’ de John Lee Hooker se usa con un efecto extraordinario en una escena determinada). Igualmente impresionante es la banda sonora original por Adrian Younge y A Tribe Called Quest Shaheed Muhammad Ali, que le aporta un estilo años 70 a la serie. Las diferentes producciones de Marvel Studios no son realmente conocidas por sus bandas sonoras, y aparte de la composición de Alan Silvestri para ‘Capitán América: El primer vengador’, pocas son particularmente memorables.

En un momento dado, un personaje se refiere en broma a Luke como “el Capitán América de Harlem”, y es así en más de un sentido. Cage no es simplemente alguien que quieras tener a tu lado en una pelea, es alguien al que le dejarías una copia de las llaves de tu casa o al que le pedirías que hablara con tu hijo para decirle que no se junte con “esa gente”. Del mismo modo que lo hicieron con el Capi, Marvel desmonta eficazmente la idea de que alguien que dice la verdad, se enfrenta a los malos y no mata es menos convincente que la alternativa. Incluso cuando está barriendo suelos, Luke Cage es solo un tipo tratando de hacer lo correcto, y tal vez el mensaje central de esta serie es que no es necesario tener poderes para hacer lo correcto.

Si bien estos siete episodios no me han impresionado tanto como los primeros vistazos a ‘Daredevil’ y ‘Jessica Jones’, la calidad y el compromiso con los personajes y la historia de ‘Luke Cage’ siguen siendo superiores a otras series. Es en estas producciones de Netflix donde Marvel está arriesgando más, y ‘Luke Cage’ no es una excepción. Con todos los problemas raciales en Estados Unidos, ver al protagonista vistiendo una sudadera con capucha haciendo caso omiso a una lluvia de balas es una imagen muy potente que puede molestar a cierta gente, y tal vez la declaración política más abierta que Marvel Studios ha hecho hasta la fecha.

Luke Cage Logo Marvel Netflix

Luke Cage‘ es una serie de Netflix en colaboración con Marvel Studios, desarrollada por el showrunner Cheo Hodari Coker, que también hace las veces de productor ejecutivo. Protagonizada por Mike Colter, también cuenta en su reparto con Mahershala Ali como Cottonmouth, Simone Missick como Misty Knight, Frank Whaley como Rafael Scarfe, Theo Rossi como Shades, Alfre Woodard como Mariah Dillard y Rosario Dawson como Claire Temple.

Como consecuencia de un experimento saboteado, Luke Cage (Mike Colter) tiene una fuerza descomunal y una piel indestructible. Convertido en un fugitivo, Cage trata de reconstruir su vida en el neoyorquino barrio de Harlem, pero pronto deberá abandonar el anonimato y luchar por el corazón de su ciudad mientras afronta el pasado que había intentado enterrar.

La primera temporada de ‘Luke Cage’, de 13 episodios, se estrenará el 30 de septiembre de 2016.

De Dumas a Scott Card pasando por H. G. Wells, Asimov, Arthur C. Clarke, Orwell, King, Pratchett, Moore y Gaiman. De Velázquez a Phil Noto pasando por Mucha, Sorolla, Tolouse Lautrec, Alan Davis, Alex Ross, Carlos Pacheco, Dave Gibbons y Toriyama. De Billy Wilder a Soderbergh pasando por Cukor, Hitchcock, Houston, Orson Wells, Alan J. Pakula, Eastwood, Spielberg y Nolan. De ‘The Twilight Zone’ a ‘Orphan Black’ pasando por ‘Buffy cazavampiros’, ‘House M. D.’, ‘The Good Wife’, ‘Friends’, ‘The Newsroom’, ‘Battlestar Galactica’ y ‘The Big Bang Theory’. Más de Marvel que de DC, pero ambas me gustan.

2 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.