Reseña de ‘Batman / Tortugas Ninja’

El tomo de ECC
El tomo de ECC

Esto de los cruces entre enmascarados se nos va de las manos, queridos lectores y lectoras. ¿A quién se le ha ocurrido que un cruce entre dos mundos tan dispares como el de Batman y las Tortugas Ninja podría funcionar? Pues no sé quién ha sido la mente iluminada, pero… tíos, tengo muchas ganas de darle un abrazo. Este encontronazo tan inesperado y casi forzado no va a cambiar la historia de los cómics, pero mi niño de diez años interior se lo ha pasado en grande. Como buen pre adolescente noventero que fui, mi primeros pasos en esto de las viñetas tienen mucho que ver con el cine, y si hay dos personajes que marcaron a mi generación son, precisamente, el cruzado de Gotham y estos cuatro quelonios mutantes. Batman/Tortugas Ninja nos los trae mezclados, y muy agitados.

En 1989 Tim Burton nos dejó su particular Batman para la historia de la culturilla pop, y a principios de los 90 irrumpía de manera muy sonora la tortugomanía, con el estreno de aquella casi prehistórica película que tan bien captó el sabor del cómic en el que se basaban. En este siglo XXI las tortugas han vuelto al cine, con dos horrendas películas excesivamente infantilizadas con unos irreconocibles protagonistas que parecen Hulk en lugar de ninjas bien entrenados. Batman goza también de buena salud en las pantallas, tras su desconcertante enfrentamiento con Superman y su propio título en camino (esperemos que arreglen primero las cosas en Warner/DC, a ver por donde salen). Era inevitable que dos iconos del mundillo, generadores de cantidades ingentes de billetes verdes, acabasen compartiendo ensalada de nudillos.

Las Tortugas Ninja nacían hace ya unas décadas, producto de la imaginación de Kevin Eastman y Peter Laird. En principio, el título tenía como intención la parodia/homenaje a los cómics de superhéroes de la época, con especial saña sobre Daredevil. El tiempo las llevó por derroteros completamente distintos, y tras el estreno de la serie de animación, el mundo se volvió loco con la arrolladora personalidad de estos eternos adolescentes. A día de hoy, es la editorial IDW la que edita la colección dedicada a las tortugas, con bastante buena salud y críticas nada despreciables. La cosa es…¿Merece la pena este cruce más allá de la nostalgia o el rollo molón de cada uno de los protagonistas?

Por esas locuras científicas sin pies ni cabeza que sólo pasan en los cómics, nuestros cuatro ninjas con nombre renacentista son transportados a una realidad alternativa. Sí, chicos y chicas, el lugar elegido para el salto dimensional es Gotham City, lugar famoso por su arquitectura, por su índice de criminalidad y por su fauna nocturna. El problema es que Raphael, Leonardo, Donatello y Michelangelo (junto al ilustre maestro Splinter) no han llegado solos. Sus enemigos jurados, el Clan del Pie también han aterrizado en Gotham. Shredder y sus fanáticos pronto se darán cuenta del potencial de la ciudad para extender su implacable garra, incluso a través de las dimensiones.

Mike haciendo de las suyas
Mike haciendo de las suyas

Es cuestión de unas páginas que Batman se cruce con tan pintorescos personajes, y empiece la aventura que devuelva a las tortugas a su casa e impida los perversos planes del Pie. Ambos mundos se mezclan a todos los niveles, y el resultado es entretenimiento puro y duro, sin muchas pretensiones, con muchas cosas criticables, pero sepultadas por el buen rato que proporcionan estos seis números recopilados en el Batman/Tortugas Ninja que publica ECC.

El encargado de contarnos este choque es James Tynion IV, viejo conocido de los lectores de DC. Entró en la editorial apadrinado por Scott Snyder, y siempre ha estado rondando el hábitat del murciélago. Al final, el trabajo se ve recompensado y será guionista de la nueva andadura de Detective Comics, la decana de las cabeceras de Batman. Para la ocasión, Tynion tiene la complicada papeleta con los equilibrios de dos mundos tan diferentes. El humor del universo de las tortugas choca frontalmente con la seriedad enfermiza del cruzado de Gotham, y la mezcla en este caso puede ser una deriva insípida que no va ni para un lado ni para otro. Por suerte, el guionista entiende en que pantano está metiendo las botas, y, aunque a veces hay ciertos bandazos, lo cierto es que el tono de esta historia funciona de manera muy eficaz.

Hay momentos muy divertidos; Tynion conoce a los personajes, como buen fan de los cómics, y sabe que es lo que el público quiere. Esto conlleva una falta total de sorpresas, claro, pero ser testigos de cómo las cuatro tortugas consiguen hacerse un hueco en el duro corazón de Batman compensa la falta de riesgos. A ver, que no hace falta inventar la rueda cuando se juega con estos personajes. Creo que Tynion acierta con el tono, y la propuesta gana, precisamente, por su andadura sobre seguro.

El trabajo con Shredder, por ejemplo, es fenómeno, y vemos al terrible y mortalmente ambicioso jefe guerrero, sin ningún ápice de remordimiento. Esa imagen del mal definitivo que las últimas películas nos han robado, por cierto. En Batman/Tortugas Ninja, combina a la perfección con la plantilla habitual de locos que pueblan las calles de Gotham, con especial afinidad, por supuesto, con la Liga de las Sombras.

Un equipo alucinante
Un equipo alucinante

Como decía, hay cosas que resultan irritantes, como la caída en lugares comunes de la mitología del murciélago, aunque el soplo de aire fresco que suponen las Tortugas Ninja camufla la sensación de que esto ya lo hemos visto. A pesar de eso, a nivel global, la relajación con la que te puedes tomar la propuesta hace que el placer culpable que supones en principio esté por encima de lo esperado.

Al dibujo, Freddie Williams II. Desconcertante. A veces produce momentos realmente destacables, se adapta con ingenio al tono de la obra. Otras, pierde el norte con las proporciones, y sus momentos de acción resultan un tanto estáticos y faltos de dinamismo. En general, me ha gustado, pero hay un desequilibrio protagonista que rompe un tanto la experiencia. L narración no exige grandes alardes técnicos, y es un cómic de fácil lectura, así que se puede ocupar del dibujo de montones de ninjas partiéndose la cara. Aún así, un trabajo extraño por desconcertante. Bien es cierto que ayuda, y mucho, el trabajo del colorista Jeremy Colwell. Me temo que saca las castañas del fuego a Williams II en más de una ocasión en este Batman/Tortugas Ninja.

Extra, las portadas alternativas de Kevin Eastman. Es genial ver de nuevo en acción al tipo que se sacó a las tortugas de la manga.

Batman/Tortugas Ninja es un cómic que consigue lo que pretende. Diversión a saco, gasolina para los fans y alimento para los nostálgicos. Yo me lo he pasado en grande, pero claro, hay que tener en cuenta los principios básicos de algo tan teledirigido como este encuentro. Algunas veces, nos merecemos un descansito como lectores. Batman/Tortugas Ninja nos lo da. Disfrutemos, sin más.

Batman/Tortugas Ninja llega a España de la mano de ECC. Encuadernado en rústica, en su interior os esperan 144 páginas de diversión ninja. Como extras, se incluyen las portadas alternativas de los 6 números de la edición USA, y lo podrás encontrar en tu librería favorita al precio de 13,95 euros.

James Tynion IV entró en el mundo del Caballero Oscuro apadrinado por Scott Snyder. Su carrera en DC ha sido ascendente gracias a su participación en series como Batman: Eterno o el guión de una serie con tanto renombre como Constantine: Hellblazer. En breve, veremos su trabajo en Detective Comics, una de las cabeceras más importantes relacionadas con Batman.

Freddie E. Williams II ha mostrado sus mejores trabajos en la editorial DC. En 2006 se hizo con el puesto de dibujante regular de Robin, y desde entonces se ha hecho cargo de títulos como Red Robin o Green Arrow.

A Gotham City llegan visitas de otra dimensión… ¡y por sus caparazones no parecen visitas corrientes! Cuando las Tortugas Ninja se ven varadas junto a su maestro en la ciudad de Batman, empieza una cuenta atrás que podría poner fin a sus vidas si no logran volver a su hogar. Pero… ¿lo conseguirán cuando sus más acérrimos enemigos, Shredder y el Clan del Pie, amenazan con unirse al Pingüino, a Ra’s al Ghul y a todos los presos del Asilo Arkham?

DC Comics e IDW suman fuerzas en uno de los cruces más esperados por los fans de quirópteros y quelonios por igual, hecho realidad gracias a James Tynion IV (Batman Eterno, Constantine: Hellblazer) y Freddie E. Williams II (Red Robin, Green Arrow). 

Ver en Whakoom

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Sobre todo, lector. Sueño en viñetas.

¡No te vayas sin comentar!