Reseña de ‘Ciencia Oscura 2 – Sé bienvenido, ningún lugar’

Ciencia oscura

Cada vez está más claro que los grandes títulos en el noveno arte que llevan por bandera la capacidad de sorprender al lector y de mostrarle cosas nuevas están alejados del muy manido mundo de los superhéroes de las dos grandes editoriales americanas. Image Comics se afianza, cada vez más, como una editorial a la que tenemos que seguir de cerca para echar un ojo a cada nueva serie que publica, ya que las probabilidades de éxito con cada uno de ellos son muy altas. ‘Ciencia Oscura’ no es más que el enésimo ejemplo de esta tendencia, y su segundo volumen, bajo el título ‘Ciencia Oscura 2: Sé bienvenido, ningún lugar’, continúa con el buen ritmo marcado en ‘Ciencia Oscura 1: Cómo caer eternamente’.

Ciencia oscura

Quizás el planteamiento de esta serie no sea algo que no hayamos visto anteriormente. Un grupo de científicos acompañados por los hijos de uno de ellos y el burócrata que les sirve económicamente son víctimas de un accidente de laboratorio cuyas consecuencias les llevan a viajar de dimensión en dimensión durante un tiempo limitado. Las tensiones entre los miembros del grupo, bautizados por ellos mismos como dimensionautas, y los ambientes normalmente hostiles en los que caerán en cada uno de sus viajes nos pueden hacer pensar que estamos ante un cruce entre la serie de televisión de los años noventa ‘Sliders’ (conocida en nuestro país como ‘Salto al infinito’) y los cómics de los Cuatro Fantásticos, pero aquí hay más. Mucho más.

En el primer volumen descubrimos que Kadir, el tipo responsable de proveer de fondos al equipo y que parece resultar ser un personaje mucho más complejo de lo que en un principio podíamos sospechar, ha sido el que destrozó el Pilar, el aparato que permite a los dimensionautas realizar sus viajes, y por lo tanto el culpable de la situación en la que se encuentran nuestros protagonistas. También asistimos a la muerte de varios de los dimensionautas, entre ellos Grant McKay, un trasunto de Reed Richards adicto al trabajo que mantenía un affair con su compañera Rebecca, algo que le provoca a esta la antipatía de los hijos de McKay, Nathan McKay y Pia McKay. Ahora, los supervivientes del grupo deben no solo sobrevivir a los lugares donde el Pilar les lleve, sino también conseguir hallar una salida a este viaje sin fin que les lleve de nuevo a casa.

Ciencia oscura

Además de Kadir, los hijos de McKay, Rebecca, Shawn (el joven científico que actuaba como becario de Grant) y Chandra (la segunda de Kadir), otro personaje acompaña, casi siempre de forma invisible para el lector, a nuestros dimensionautas. Se trata del chamán de una especie de tribu de nativos americanos muy avanzada tecnológicamente al que el grupo secuestró en el anterior tomo para utilizar sus capacidades curativas con Grant. Gracias a él y a la historia del pasado de su pueblo descubriremos mucho más sobre el Pilar, el multiverso y la posible causalidad de todos estos viajes interdimensionales, además de sobre las otras fuerzas que podrían estar operando en todo este misterio que es el viaje interdimensional…

Quizás el gran cabo suelto con el que llegamos a la lectura de este tomo sea el que tiene que ver con el personaje de Chandra. Esta joven, que se nos presenta como un clon femenino y más joven de Kadir, fue poseída por una entidad fantasmal de origen misterioso en uno de los primeros mundos visitados por los dimensionautas cuyas intenciones no han sido desveladas aún, pero que ansía el conocimiento sobre todo lo que concierne al Pilar. No conocemos su agenda ni el motivo por el cual no revela su auténtica naturaleza a sus compañeros, pero seguro que no tardaremos mucho en saberlo en próximas entregas de esta fantástica serie que continúa complicándose a medida que avanzamos en su lectura número tras número.

Ciencia oscura

Rick Remender hila de nuevo una historia de lo más disfrutable protagonizada por unos personajes que aunque en un principio podían resultar un poco planos, ahora demuestran tener una profundidad que el escritor desarrolla, al igual que hiciera en el anterior tomo, mediante el recurso de ponerles al mando de una voz en off que en cierta forma se utiliza también como guía de la acción. De esta manera, llegaremos a empatizar hasta cierto punto con el aparentemente malvado sin escrúpulos Kadir, sabremos más de la compleja relación entre Grant y sus dos hijos y conoceremos la historia de Rebecca y su hermano gemelo. El resultado final es una historia de ciencia ficción relativamente dura y adulta disfrazada de trama familiar en la que los personajes protagonistas aprenderán valiosas lecciones de vida a través de sus aventuras. Remender nos deja además con una curiosa reflexión cuya respuesta seguramente tendrá una importancia capital en el desarrollo posterior de la obra… ¿cómo podría cualquier cosa tener importancia alguna cuando cada escenario posible ocurre?

Ciencia oscura

En cuanto al apartado gráfico, Matteo Scalera a los lápices y Dean White al color (con una paleta de colores que cambia cuando la acción se sitúa en el pasado) hacen un trabajo estupendo. Una estética fuera de lo normal y un estilo casi pictórico dotan a la obra de ese toque pulp que le viene tan bien a la historia que se nos está contando y nos retrotrae a los tiempos en los que historias de ciencia ficción del tipo ‘Flash Gordon’ eran lo que se llevaba. Por otra parte, la imaginación que muestra Scalera a la hora de abordar los diseños de los mundos que visitan los dimensionautas y de las criaturas que los pueblan es para quitarse el sombrero y llega a convertirse en el atributo más característico y reconocible de ‘Ciencia Oscura’.

En España tenemos ya la tercera entrega de esta serie, que nos llevaría hasta el número #16 de la colección, y en Estados Unidos ya se han publicado los dos tomos siguientes con los que llegaríamos hasta el número #25 de ‘Ciencia Oscura’. Esperemos que el nivel se mantenga en próximas entregas que ahora, tras la lectura del cómic que nos ocupa, son de obligada lectura.

En lo referente a la edición, hay que decir que este segundo volumen de ‘Ciencia Oscura’ presentado por Norma Editorial mantiene las mismas características que los anteriores tomo de esta colección, siendo así de formato de tapa blanda con un tamaño de página de 17 x 26 cm. El tomo contiene 136 páginas a color e incluye los números del #7 al #11 de la edición americana de ‘Black Science’. El precio de venta recomendado es de 16,50 € y se puso a la venta en septiembre de 2015.

Ciencia oscura

Rick Remender

Es un guionista de cómic que, en sus inicios, trabajó en películas de animación como ‘El gigante de hierro’ o ‘Titán A.E.’. En 1998 formó equipo con Harper Jaten y Rory Hensly para crear el cómic de humor absurdo ‘Captain Dingleberry’. Más tarde, a principios de los 2000, co-crearía y dirigiría la serie de animación ‘Swing Town’ para Wild Brian Animation.

A partir de entonces se sumergió de lleno en el mundo del cómic y empezó a publicar obras como ‘Fear Agent’, ‘Sea of Red’ y ‘Strange Girl’ con Image Comic. Pasó por un one-shot de ‘Red Sonja’ y ‘The End League’ para Dark Horse Comics entre otras mucha obras antes de llegar a Marvel, donde fue co-autor de ‘Punisher War Journal’ con Matt Fraction y donde publicó la serie ‘Uncanny X-Force’.

Matteo Scalera

Es un dibujante de cómic que comenzó su carrera en 2008 con ‘Hyperkinetic’, que publicó con Image Comics. Fue uno de los doce ganadores del primer ChesterQuest, una búsqueda de talentos que Marvel realizó a nivel mundial. Con esto entró a trabajar en 2010 en La Casa de las Ideas dibujando para algunas series de Masacre como ‘Masacre Corps’, ‘Masacre, el mercenario bocazas’ y ‘Masacre Team-Up’. Hace poco acabó ‘Vengadores Secretos’ con Rick Remender y está trabajando en el cómic ‘Outcast’ para la editorial Boom! además de en otros como ‘Ciencia Oscura.

Ciencia oscura

‘Ciencia Oscura 2 – Sé bienvenido, ningún lugar’

Llega la segunda entrega de la serie del año.

La Liga Anarquista de Científicos ha perdido a su líder, la última víctima de los saltos aleatorios del Pilar por el multiverso… ¿pero son realmente aleatorios? Mientras los supervivientes aprenden a luchar y sobrevivir en un mundo donde la magia y la ciencia están unidas, los secretos sobre quién o qué ha provocado su situación actual empiezan a salir a la luz… mostrando una terrible verdad.

Rick Remender (Clase Letal, Capitán América) y Matteo Scalera (Vengadores Secretos, Batman) continúan la historia de los valientes dimensionautas, exploradores del multiverso atrapados en un interminable viaje de regreso a casa.

Guion: Rick Remender

Dibujo: Matteo Scalera y Dean White

‘Ciencia Oscura 2 – Sé bienvenido, ningún lugar’

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.