Reseña de ‘Eternal Warrior: Días de Acero’

La publicación de Aleta
La publicación de Aleta

Retomamos el contacto con Gilad Anni Panda, de cuyas correrías os hablamos hace ya un tiempo, cuando la colección Eternal Warrior se estrenaba en nuestro país. En ese artículo (que puedes leer aquí) poníamos en perspectiva la historia del personaje y su contexto, sobre todo en relación a las otras colecciones de Valiant en las que había asomado su belicoso carácter. El universo perpetrado por esta interesante editorial independiente tiene unos niveles de interconexión realmente interesantes, y es normal que lo acontecido en una colección afecte de manera considerable a todas las demás. El contexto desarrollado por este puñado de autores muestra ramificaciones que van más allá del tiempo y el espacio concretos, y hemos visto como el pasado y el futuro de este mundo son antecedente y consecuencia de una especia de plan eterno, en el que nuestro personaje de hoy tiene mucho que decir.

La identidad de Gilad como inmortal convierte a este torturado guerrero en testigo de lujo de la historia del universo Valiant, desde los inicios de la civilización. Ha recorrido los campos de batalla más sangrientos de la historia, y ha quitado vidas como ningún otro ser humano a lo largo de su periplo. En multitud de ocasiones, hastiado de tanto derramamiento de sangre, ha dudado de la utilidad de su tarea, la de protector del Geomante, fuerza mística protectora de la Tierra.

En su colección, hemos visto cómo se enfrentaba a ese destino marcado a fuego, pero la larga trayectoria que Gilad lleva a sus espaldas permite visitar cualquier momento de la historia, en el que conoceremos mejor las muchas inquietudes de tan particular personaje. Ese es el espíritu de esta miniserie de 3 números, que se salen de los supuestos generales de la colección regular. Vimos al guerrero eterno dar la espalda a su legendaria tarea y ver las consecuencias de esto en el futuro lejano. En su nueva entrega, Peter Milligan nos invita a una vuelta por el pasado del puño y acero de la Tierra, concretamente alrededor del siglo VII, cuando los Magyares se extienden hacia el oeste de Europa y llegan incluso a las tierras de los Francos.

Cary Nord en su mejor faceta
Cary Nord en su mejor faceta

En este momento concreto de su propia historia, Gilad pasa por una de sus crisis de fe. No entiende el motivo final del plan del Geomante, pues él sólo ve muerte sin sentido y perpetuación de la violencia como eje de la civilización humana. A pesar de ello, se embarca en una nueva misión: proteger a un recién nacido que algún día liberará a los suyos. Gilad comienza una aventura en la que sus decisiones son puestas en entredicho, y las consecuencias de sus actos tendrán curiosas consecuencias y valiosas lecciones para el guerrero inmortal.

Milligan ofrece una vuelta de tuerca a un personaje acostumbrado a ganar las batallas con el filo de la espada. Sin embargo, en esta ocasión, el famoso escritor reflexiona acerca de la naturaleza de los héroes, del valor de los mitos y de la identidad de los oprimidos para encontrar la fuerza ante el opresor, más allá de lo militar. Mientras Gillad se esfuerza en encontrar un caudillo, la verdad tras la misión del Geomante es mucho más simple.

A estas alturas, Milligan es de sobra conocido por su irreverencia y valentía, aparte de cierto gusto por llevar a sus personajes al límite. Sin embargo, en Días de Acero vemos a un escritor mucho más comedido, centrado en el valor mismo de su narración, sin ganas de estridencias. Eso sí, tenemos el humor negro marca de la casa, y su marcado sentido de la ironía. La sobriedad del relato nos deja un guerrero eterno que parece un observador externo a un destino incontrolable, del que es simple peón. Incluso funciona como secundario en algunos momentos de la propuesta de Milligan, mientras el escritor aprovecha a sus secundarios para el enriquecimiento de esta curiosa fábula sobre el destino, la violencia y el folclore como arma primordial.

Milligan no decepciona, y siempre tiene algún truco de perro viejo en la manga. Se aprovecha de los cantares, de la épica, de la historia, y escribe un cómic no demasiado espectacular en la forma, pero curioso fondo de invitación al pensamiento acerca de la naturaleza de las narraciones que constituyen nuestros mitos, que en origen pueden tener protagonistas tan insospechados como el joven que Gilad protege.

El atormentado Gilad
El atormentado Gilad

Del aspecto gráfico se encarga Cary Nord, visto en las páginas de X-O Manowar y en las últimas correrías de Conan. Un dibujante ideal entonces para la recreación de ambientes históricos y batallas medievales, armado de gran sentido de la acción. Algunas de sus páginas dedicadas a las escramuzas entre magyares y francos son realmente impresionantes. Se hace dueño de la página con una magnífica secuenciación y diseño de las viñetas, y demuestra su capacidad para el uso de decenas de personajes. Sin embargo, en las distancias cortas pierde espectacularidad, y por desgracia, son los momentos de calma los auténticos protagonistas de la apuesta de Milligan. Es un tanto desconcertante el resultado, lleno de contradicciones estilísticas, aunque en general es un estilo bastante directo, de fácil entendimiento para el lector, puesto que se trata de un dibujante centrado en la historia, poco amigo de las florituras innecesarias.

Valiant ha ganado tanto como marca que ya no es una cantera de jóvenes valores. A estas alturas atrae a autores de renombre, como el propio Milligan, que encuentran en este joven universo todo un campo de exploración con conceptos totalmente nuevos. A mí me tienen completamente convencido la propuesta de esta editorial. Aunque este Eternal Warrior no será recordado como la gran obra de Peter Milligan, ofrece un relato inteligente, adulto, reflexivo, lejos de los simples intercambios de mandoble. Y el universo Valiant sigue creciendo, hasta el punto de que todo apunta a próximas películas basadas en sus creaciones.

Estamos deseando verlo. De momento, disfrutemos con la versión viñeta.

Eternal Warrior: Días de acero nos llega de la mano de Aleta ediciones, encargados de traer a nuestro país el universo Valiant. Estas nuevas aventuras del bueno de Gilad nos llegan en formato recopilatorio, que recoge los tres números de la edición original americana. Este volumen de 104 páginas a todo color está encuadernado en rústica, y lo encontrarás en tu librería favorita por 12 euros.

 Peter Milligan pertenece a la hornada de escritores ingleses que aterrizaron en el mercado USA a mediados de los 80. Su serie Shade, el hombre cambiante, fue de las primeras colecciones que se publicaron en el sello Vertigo, donde ya daba muestras de su visión del medio. Se ha ganado el puesto como guionista respetado y atrevido tanto en Marvel (con trabajos tan potentes como X- Statix) y DC,  encargado, por ejemplo, del  cierre de una serie tan mítica como Hellblazer.

Cary Nord ha trabajado con personajes tan importantes como Daredevil, Spiderman o Conan. Gracias a su aportación a este último personaje, junto a Kurt Busiek a los guiones, ha ganado un premio Eisner. En los últimos años ha puesto su arte al servicio de los héroes de Valiant, donde ha destacado su papel en la elogiada X-O Manowar.

Eternal Warrior… Gilad Anni-Padda, el Puño y el Acero de la Tierra… tiene la interminable tarea de proteger al Geomante y salvaguardar la seguridad de la Tierra. Tras completar otra brutal misión, al inmortal guardián de la Tierra se le encomienda una críptica misión: encontrar y salvar a un bebé… ¡en cuyas manos podría encontrarse el destino de todo un pueblo! Pero el Guerrero Eterno no es ninguna niñera y, para complicar las cosas, mil invasores magyares buscan matar al bebé. En la misma frontera de la civilización… ¿puede el asesino más experto de la historia mantener a salvo a una preciosa vida?

El maestro escritor Peter Milligan (Hellblazer) y el dibujante ganador del premio Eisner Cary Nord (X-O Manowar, Conan) marcan un nuevo hito en la brutal y sangrienta historia del campeón inmortal de Valiant, con un relato de espadas, salvajismo y acero. Recopilando los números 1 al 3 que completan la serie ETERNAL WARRIOR: DAYS OF STEEL

Ver en Whakoom

 

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Sobre todo, lector. Sueño en viñetas.

¡No te vayas sin comentar!