Reseña de `Leyendas’. El primer gran evento DC tras Crisis

El tomo recopilatorio de ECC
El tomo recopilatorio de ECC

Hay ocasiones en que esto de escribir reseñas es algo más que el simple placer de compartir experiencias lectoras o pasión por el medio. A veces, es todo un honor. Un encuentro con una etapa gloriosa del cómic de superhéroes que es, a la postre, origen de mi total fascinación por el mundo de la viñeta. Con la vuelta de Leyendas a las librerías me doy el gustazo personal de un paseo por mi propia infancia, por esos años en los que se abría ante mis ojos un universo sin límites. Hace más años de los que quiero admitir, claro, pero es genial el reencuentro con una serie que suponía un paso de gigante en aquella etapa genial en DC, apenas un tiempo después del fin de la saga seminal por excelencia, que tanto cambió el género de superhéroes: Crisis en Tierras Infinitas.

En aquel evento, vida y muerte se daban la mano, puesto que la destrucción del multiverso  resultaba en el nacimiento de una nueva visión remozada de DC. No sin sacrificio y pérdida por el camino, ya que clásicos como Supergirl o Barry Allen pagaron con su vida. Por supuesto, algo así de enorme exigía continuidad, y antes de que la serie terminase, sus responsables tenían en mente la pertinente secuela. La idea comercial de ese movimiento es evidente, pero hablamos de un tiempo en el que ese concepto no estaba reñido con la calidad. Mike Gold, recién llegado a la editorial, fue el elegido para coordinar un equipo destinado a la leyenda, encargado de toda una oda a la grandeza del superhéroe.

Los modelitos del Escuadrón Suicida en el año 87
Los modelitos del Escuadrón Suicida en el año 87

El universo surgido de las cenizas de Crisis en Tierras Infinitas estaba en plena reconstrucción en aquel lejano 1987. Los héroes de la casa afrontaban el futuro con cambios considerables. La historia de Batman era revisada por el maestro Frank Miller, Superman caía en las manos de John Byrne como autor completo, Wonder Woman comenzaba una época de esplendor con George Pérez al timón, al mismo tiempo que se añadían personajes nuevos a la mitología de la casa y se jugaba con conceptos novedosos que diesen sentido a una revolución como fue Crisis. Si se juntaban en un nuevo encuentro los héroes de la casa como resultado del eco de aquel evento, debía ser algo grande.

Como guionista principal de la serie, otro desconocido, que afrontaba el primer reto de consideración de su carrera en el mundillo de los cómics. John Ostrander, tan en boga estos meses pasados por el ruido de Escuadrón Suicida, se encargó de dar forma a la historia principal. En apoyo del novato, todo un veterano de gran recorrido a sus espaldas, Len Wein, con creaciones tan extraordinarias en su haber como La cosa del pantano o el mismísimo Wolverine. A los lápices, pues nada más y nada menos que John Byrne en plena ebullición, consolidado como estrella del medio al hacerse con el control completo de un icono como Superman. El pasado, presente y futuro del medio se daban la mano en una serie destinada a pasar a la historia.

La Liga de la Justicia de la época
La Liga de la Justicia de la época

Leyendas trata, por encima de todas las cosas, sobre el concepto mismo de héroe, un lugar común que ha sido revisitado en mil ocasiones. Quizá ahora sea recurrente, pero la obra hay que situarla en su contexto, en la época en la que el cómic daba pasos agigantados hacia las zonas de gris y las revisiones de, precisamente, ese concepto. Obras como Watchmen o El regreso del señor de la noche se encargarían de desmitificar a los enmascarados, humanizándolos y enseñando al lector sus miserias. Leyendas hace el trabajo contrario, reivindica el héroe como motivo de inspiración y parte de mitologías muy alejadas a los planteamientos psicológicos y dramáticos de gente como Miller o Moore.

Para la ocasión, Ostrander recupera al enemigo por antonomasia de la Liga de la Justicia, el terrible Darkseid. Azuzado por su lacayo Desaad, el señor de Apokolips fija de nuevo su mirada en la Tierra, planeta motivo de no pocos quebraderos de cabeza para este fascista cósmico. Desesperado por el eterno inconveniente que significan los héroes del planeta, idea un plan con el propósito no sólo de vencer a estos campeones; el deseo de Darkseid es que el planeta entero olvide el significado de la auténtica esencia del héroe. A base de pequeñas semillas de odio, los compinches de Darkseid siembran la duda en la ciudadanía, que comienza a mirar a los superhéroes con total desconfianza.

Los personajes clave de la casa se enfrentan a amenazas bastante diferentes a las habituales. Para empezar, aparte del enemigo en la sombra, hacen frente a la misma gente que han jurado proteger. Tanto es el desencanto en la calle que hasta el mismo presidente de los Estados Unidos prohíbe la actividad de los enmascarados, anticipándose en años a muchos de los planteamientos de eventos tan potentes como la Civil War de la competencia. Por supuesto, el camino plagado de desencanto es el punto de renacimiento de espíritu de estos mitos modernos.

Darkseid, el gran villano de DC
Darkseid, el gran villano de DC

Por supuesto, hay más alicientes en la historia de Ostrander y Wein aparte de la reconstrucción del carácter del héroe tras Crisis. Entre otras cosas, asistimos en las páginas de Leyendas al nacimiento del Proyecto X, más conocido como Escuadrón Suicida, y que a la postre será la gran obra del propio Ostrander en DC. También se colocan las primeras piedras para el renacimiento de la Liga de la Justicia por todo lo grande, que derivaría en la divertidísima y gloriosa encarnación del legendario grupo en manos de Giffen y DeMatteis. Como veis, Leyendas marcaba el pulso a la DC del futuro, que tantas novedades tenía en el horizonte.

¡Qué época aquella, chicos y chicas!

Leyendas es un cómic luminoso, hecho con amor absoluto al cómic de superhéroes por gente que respetaba su trabajo y, sobre todo, a los lectores. Esperaban algo dramático, impactante, con los mejores personajes de DC atrapados en la encrucijada. Al mismo tiempo es una mirada a la inocencia de antaño, a punto de desaparecer en el nuevo camino inevitable de unos tiempos que pedían otra forma de hacer las cosas (y que explosionó en los 90, pero esa es otra historia). Es un tebeo escrito con pasión, dibujado con maestría por un clásico del género, y que pedía a gritos una vuelta a las librerías. Aplaudo la aventura de ECC de mirar hacia los clásicos de la editorial, fuera de la dinámica de la enésima reedición del El caballero Oscuro cada pocos meses. A ver si es el principio para el regreso de tantas grandes obras semi olvidadas.

Para los veteranos, un placer reencontrarse con un clásico. Para lo nuevos… os envidio mucho, chavales. Vais a vivir una experiencia muy grande, producto de una época irrepetible. Disfrutad.

Leyendas regresa en forma de tomo recopilatorio de la mano de ECC. Dentro se encuentran los seis números que componen la miniserie original, publicada entre 1986 y 1987. Tomo encuadernado en cartoné, cuenta con 166 páginas a todo color, incluidas las portadas originales de cada número y un artículo de Mike Gold, editor original de la serie, rememorando el proceso creativo de este (nunca mejor dicho) legendario cómic. El precio recomendado de venta es de 16,95 euros. Indispensable.

John Ostrander:

Nacido en Estados Unidos en 1949. Se trata de un escritor conocido sobre todo por su trabajo en series de la editorial DC y en varios comics del universo de Star Wars para Dark Horse, generalmente al lado de la artista Jan Duursema como su dibujante.

Estudió teología con la intención de convertirse en cura de la fe católica, pero tras abandonar este camino y dedicarse al mundo de los cómics desde 1983 se define a si mismo como agnóstico. Entre sus obras más destacadas se pueden mencionar ‘Grimjack’, Escuadrón Suicida’, ‘Detective Marciano’, ‘Star Wars: Legado’ o ‘Firestorm’.

Len Wein:

Auténtica leyenda del mundo de la viñeta, Len Wein ha dejado su sello en las editoriales más importantes del cómic USA. Consolidó su carrera al crear La cosa del Pantano para DC, junto al dibujante Bernie Wrightson, y en Marvel fue responsable dle renacimiento de los X-Men en la mítica segunda génesis, acompañado del dibujante Dave Cockrum. Su labor como editor no es menos reconocida, ya que en ese sentido ha participado en obras de tanto calado como Camelot 3000 o la imprescindible Watchmen.

John Byrne:

Uno de los dibujantes más influyentes de la historia del medio. nació en 1950 en Inglaterra, pero se considera a sí mismo un canadiense de adopción. Sus primeros trabajos en el mundo del cómic los realizó para la Editorial Charlton, entrando poco después en Marvel, donde se encargo de Iron Fist entre otros, hasta que poco después, a finales de la década de los setenta, saltó a la fama por su buen trabajo en la serie Uncanny X-Men que realizó junto a Chris Claremont. Después de crear al grupo de héroes canadiense Alpha Flight y tras un tiempo en La Casa de las Ideas entró a trabajar en DC Comics, donde se le encomendó el relanzamiento de Superman, creando una de las mejores series sobre el personaje. Años después volvería a crear un grupo de héroes, pero esta vez con un estilo más adulto, como fueron los Next Men.

Ha estallado el mayor holocausto interdimensional que jamás se haya conocido, y una nueva generación de superhéroes surge de sus cenizas: ¡Wonder Woman, el Escuadrón Suicida, Flash y la recién formada Liga de la Justicia! Sin embargo, para ganarse un puesto a la altura de personajes tan poderosos como Superman, Batman, el Capitán Marvel y Green Lantern, deberán enfrentarse a los letales secuaces de Darkseid el Destructor. Esta es la historia de esas… ¡Leyendas!

¡Disfruta del primer gran crossover después de Crisis en Tierras Infinitas de la mano de guionistas tan veteranos como John Ostrander (Escuadrón Suicida: Desde las cenizas) y Len Wein (La Cosa del Pantano), y con dibujantes de la talla de John Byrne (Superman: El Hombre de Acero) o Karl Kesel (Harley Quinn)! Leyendas incluye los números de Legends, del 1 al 6. 

Ver en Whakoom

¡No te vayas sin comentar!