Reseña de ‘Power Girl’. Un viaje a la DC antes de los Nuevos 52

El tomo que edita ECC
El tomo que edita ECC

Power Girl es todo un clásico de DC, a pesar de su título de ilustre segundona. Ligada al universo propio de Superman, lo cierto es que su origen ha sido motivo de revisiones y reescrituras para justificar la presencia del personaje en un mundo donde, entre otras cosas, comparte espacio con otra chica de armas tomar de características muy parecidas, Supergirl. Y es que los poderes de nuestra protagonista de hoy son bastante parecidos a los de los últimos hijos de Krypton, así que el encaje de bolillos con la identidad de Karen Starr, nombre con el que afronta su vida diaria esta contundente superheroína.

Su origen primigenio era, en principio, una mezcla de magia y tecnología punta de Atlantis hace 45.000 años, previo al hundimiento en el fondo del océano de la célebre isla mitológica. Es una historia un tanto rocambolesca, pero a consecuencia de enfrentamientos familiares, esta princesa de tierras mitológicas se pasó miles de años flotando por el espacio, hasta que aterrizó en la tierra, donde adoptó la identidad de Power Girl para luchar al lado de los justicieros de DC en diferentes encarnaciones de la LJA. En especial, es recordada por ser parte fundamental de la Liga de la Justicia Europa, de Giffen y DeMatteis, estupendo complemento a la desternillante Liga de la Justicia que los mismos autores desarrollaron a finales de los años 80.

En esa época, el panorama para Power Girl respecto a su nacimiento había cambiado de manera bastante contundente. Hablamos de la época posterior a la revolucionaria Crisis en Tierras Infinitas, donde Marv Wolfman y George Pérez dinamitaron el multiverso DC. Entre otros momentos impactantes, asistimos al sacrificio y muerte de Supergirl. En el universo resultante de aquella crisis primigenia, Power Girl pasó a ser una suerte de Supergirl sustituta, pero, a pesar de sus similitudes y de sus propios recuerdos, Superman seguía siendo el último Kryptoniano vivo. ¿Cual es el huidizo origen de la protagonista de hoy?

Tuvimos que esperar a mediados de la primera década del siglo XXI, para que Geoff Johns desvelase la verdad tras el misterio de un personaje que se quedaba sin espacio en el universo DC. Para más incertidumbre, no hacía mucho que la auténtica Supergirl, había regresado al universo DC de la mano de Peter David, en el apresurado y polémico fin de su, por otra parte, fascinante etapa al frente de las aventuras del personaje (que por aquel entonces no era ni Kryptoniana… otro día os lo cuento, que el espacio es limitado). Nos movemos rápido hacia 2005, momento en el que se edita JSA Classified, miniserie de 4 números en la que el reconocido guionista pone en perspectiva la situación de Power Girl para el futuro.

Durante 4 números Johns revisa la historia del personaje y la enfrenta al Psicopirata, que establece un perverso juego con los recuerdos de la joven. Se prepara el camino para la llegada de Crisis Infinitas, secuela tardía de las crisis originales y que revisa las consecuencias que tuvo el evento para ciertos personajes que sobrevivieron a la hecatombe. Entre otros, Power Girl. En aquel evento (que no se incluye en este tomo), por fin sale a la luz la realidad sobre esta voluptuosa heroína. En realidad, sí que es Kryptoniana, y, por supuesto, es la prima perdida de Superman. El problema es que procede de un universo extinto, víctima de las acciones del Antimonitor.

La contundente Power Girl de Amanda Conner
La contundente Power Girl de Amanda Conner

De repente, el vacío existencial de Karen Starr es sustituido por el dolor provocado por la pérdida más absoluta. A partir de este momento, todos sus recuerdos de vidas pasadas cobran sentido, y sabe que jamás volverá a ese tiempo perdido. Hubiese sido caldo de cultivo para un personaje oscuro, carcomido por la desesperanza y la soledad. Por suerte, ahí estaban Justin Gray y Jimmy Palmiotti para preservar el carácter del personaje.

A pesar de esas dudas y tribulaciones sobre su origen, Power Girl siempre ha sido un personaje brillante, positivo, lleno de energía y fuerza de cambio. A pesar de los reveses, su capacidad de afrontar sus demonios han construido un personaje entrañable, protagonista de esa clase de aventuras en las que el humor se da la mano con la esperanza en que las cosas se pueden cambiar siempre a mejor. Cuando estos dos autores toman el control de esta renovada Power Girl, basan sus tramas, precisamente, en todo eso que la ha hecho un personaje de personalidad tan marcada.

A pesar de la esencia de los descubrimientos que ha hecho sobre sí misma, decide mirar hacia el futuro, y la joven pone en marcha una empresa de tecnología sostenible. Se muda a Nueva York a la búsqueda de aire nuevo, y, por supuesto, sigue pateando malosos empeñados en complicar la vida a la gente de la Gran Manzana. Los autores combinan la acción superheroica con episodios en apariencia tan triviales como la búsqueda de piso o los malabares económicos y personales de Karen para lanzar su empresa. El resultado es un cómic extremadamente divertido, sin pretensiones de trascendencia de baratillo, con el eje central en un personaje que es oro en manos con la sensibilidad suficiente.

La Power Girl de estas páginas es empresaria, superheroína, sex symbol, independiente, testaruda, inteligente y, por supuesto, poderosa, como indica su título. Pero ese poder es algo más que su capacidad física o su fuerza bruta. Es el poder de los auténticos héroes, que buscan dejar su impronta más allá de su llamativo disfraz o su capacidad de destrucción masiva. Power Girl es una colección luminosa, pequeña en algunos aspectos, aunque con esos momentos de épica necesarios en un cómic de superhéroes. La protagonista se apoya en estupendos secundarios, y villanos de lo más curioso y colorido. Tenemos ración de Ultra Humanita, la aparición estelar de unas juerguistas espaciales, o la llegada de uno de los personajes más descacharrantes de la colección, el don Juán cósmico Vartox. Nada más que el homenaje nada encubierto al Sean Connery a pecho descubierto de Zardoz en la vestimenta del susodicho ya es motivo de sonrisa.

Los intentos de seducción de Vartox
Los intentos de seducción de Vartox

Con el tono tan marcado, hace falta un dibujante especial y vibrante, que dote de empaque a la propuesta de los guionistas. En este caso, Amanda Conner es de esos aciertos capaces de transformar el resultado final de la obra, a mejor, claro. El simpático trazo de esta aclamada dibujante es ideal para esos equilibrios entre la vida personal de Karen y la acción física de su faceta como Power Girl. Y es que no nos equivoquemos; a pesar de su manera tan personal de entender a los personajes, o el estilo amable de la propuesta, sabe como sacar el mejor partido cuando la cosa se pone violenta. El dinamismo es la cualidad principal del trabajo de Conner. Movimiento, caracterización de personajes, el trabajo con el rostro de sus protagonistas y el manejo de las emociones…

Admito que me gusta mucho esta dibujante, pero, quitando debilidades personales, me parece un trabajo estimulante, de esos que vienen de un entendimiento perfecto de las claves de la serie.

En los últimos tiempos hemos visto a Power Girl como exiliada de Tierra 2, experimentos de DC mediantes. Lo cierto es que el título que compartía con la Cazadora era bastante divertido, y un pequeño respiro entre la intensidad que la editorial imprimía a sus títulos durante este periodo. Por desgracia, estos años en DC se han caracterizado por la incapacidad de sus responsables para controlar su capacidad de fuego y evolucionar su universo a cañonazos. Al final, la interesante propuesta se vio absorbida por esos eventos enervantes tan reiterativos. Cosas infumables como El Fin del Mañana  acabaron con cualquier atisbo de independencia para la colección. Una pena.

La vida aprieta a las kryptonianas empresarias
La vida aprieta a las kryptonianas empresarias

Por suerte, podemos mirar al pasado, con el divertido resultado de una colección que nos recuerda mejores tiempos en DC. No es un cómic que invente la rueda, pero es respetuoso con los personajes, amable en sus historias, y cómplice con el lector. Eso, envuelto con una identidad gráfica notable y diferente. Para fans de Conner, que tiene muchos, una gozada.

ECC recupera esta divertida etapa de este personaje tan especial en un tomo de 392 páginas a todo color. Recopila los números del 1 al 4 de JSA Classified y del 1 al 12 de Power Girl, además de un entrañable relato breve publicado en Wonder Woman núm. 600. Eso sí, extras desaparecidos en combate, ni un pequeño texto explicando el movido pasado de la protagonista. Las portadas originales y a tirar. El precio que encontrarás en tu librería favorita es de 35 euros.

Jimmy Palmiotti es un veterano entintador, guionista y editor de cómics, que lleva en el negocio desde principios de los 90. Comenzó su carrera como entintador, y siempre ha estado conectado al trabajo de Joe Quesada. Además, ha entintado a estrellas como Steve Dillon en su etapa al frente de Punisher. Fundó junto a su colaborador y amigo Quesada la editorial Event Comics, donde dieron rienda suelta a creaciones propias, algunas tan reconocidas como Painkiller Jane o Ash. Hoy en día se encarga de la exitosa serie dedicada a Harley Quinn, junto a su colaboradora habitual y esposa, Amanda Conner.

Amanda Conner realizó estudios en la afamada The Kubert School. Entre sus influencias, cita a Joe Kubert, de quién aprendió la importancia de una buena narración gráfica, y Frank Miller, por su legendario manejo de la tensión. Trabajaba en una tienda de cómics cuando comenzó su carrera, como ayudante de otra leyenda, Bill Sienkiewicz. Su particular estilo pronto le abrió las puertas de editoriales importantes, y ha trabajado para las grandes, como Marvel y DC. En esta última ha desarrollado sus trabajos más reconocidos, como Birds of Prey, Power Girl, o la exitosa Harley Quinn en un momento tan dulce para el personaje.

Power Girl está empezando de cero. Ha dejado atrás su antigua vida en una vieja Tierra para reinventarse en Nueva York. Como Karen Starr, dirige Laboratorios Starrware, una empresa de tecnología de reciente reapertura y una de las más innovadoras de la Tierra. Y como Power Girl, va camino de ser la superheroína favorita de la Gran Manzana. No obstante, ¿va a convertir su nuevo hogar en un objetivo? La entidad de cuerpo simiesco y cerebro humano conocida como Ultra-Humanita y sus seguidores tienen un plan para apoderarse del cuerpo sobrehumano de Power Girl, que no piensa consentir que le intercambien el cerebro sin resistirse. ¡Pero mientras ella pelea en el cielo y en las calles para proteger su pellejo invulnerable, es posible que toda Nueva York termine siendo un daño colateral!

Los aclamados autores Justin Gray, Jimmy Palmiotti, Amanda Conner y Geoff Johns enfrentan a Power Girl a unas violentas juerguistas alienígenas, a ejércitos animales y a chantajistas oportunistas mientras se acostumbra a su nueva vida en la gran ciudad. Power Girl recopila los números del 1 al 4 de JSA Classified y del 1 al 12 de Power Girl, además de un relato breve incluido en Wonder Woman núm. 600. 

Ver en Whakoom

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Sobre todo, lector. Sueño en viñetas.

1 Comentario

  1. Debo reconocer que me sorprendió MUY gratamente encontrarme este tomo en el comunicado de novedades de ECC. No es un personaje demasiado conocido para el públigo en general, pero si es un personaje muy querido entre los fans de DC Comics. Así que suerte para nosotros porque como muy bien comentas es un tomo que trae mucha diversión jejeje

    Por otro lado y ya que sacas el tema de los extras. ECC a veces se inventa ediciones basadas en TPBs americanos pero que hace a su manera. A veces lo hace mejor, y a veces peor. En este caso han copiado el tomo original y listo. Se han quedado descansados xD No puedo más que apoyar tu comentario respecto a lo necesario de algún texto resumiendo un poco las desventuras de este personaje, más aún teniendo en cuenta que no habían editado nada de Power Girl hasta el momento.

    Un saludo.

¡No te vayas sin comentar!