Reseña de ‘The Seven Deadly Sins’ #8

seven deadly sins 8 Una de las máximas que suelen cumplir la mayoría de obras (aunque, como en todo, hay excepciones), es que no deben haber dos personajes iguales, al menos en el mismo bando, principalmente para facilitar que los seguidores tengan una mayor variedad de personajes con los que identificarse a ellos mismos o a sus conocidos. Gracias a esta máxima, la mayoría de series que deciden centrarse en un grupo protagonista suelen presentar tantas personalidades como miembros conforman el grupo, como se puede comprobar en series como ‘La Liga de la Justicia’, ‘Capitán Tsubasa’, ‘My Hero Academia’, ‘Los Vengadores’ o, casualmente, ‘The Seven Deadly Sins’.

Hasta ahora hemos conocido a Meliodas, el personaje principal, que se caracteriza por su carácter generalmente despreocupado y por sus manos inquietas, más escurridizas que un ‘flubber’; a Elizabeth, una princesa con un gran corazón, pero demasiado inocente para su propio bien y Hawk, el cerdo parlante que se autoproclama como Capitán de la Orden de las Sobras. Les acompañan Ban, el humano inmortal que, a pesar de su aparente madurez, disfruta haciendo trastadas a los demás; King, el Rey de las Hadas, cuyo inmenso poder solo es superado por su timidez y Diane, la giganta con corazón de niña que cuenta con el mayor poder físico de todos los Deadly Sins.

seven deadly sins 8 1A este grupo tan variopinto de protagonistas se une a partir de este volumen Gowther, el Pecado de Lujuria, quien porta la marca de la Cabra en su pecho y se presenta como un joven capaz de modificar su apariencia, pero que en su forma original parece ser un chico bastante inexpresivo y de facciones andróginas, cuyos poderes son un auténtico misterio, pero están a la par con los del resto de los Deadly Sins. Gracias a su aparición, también se sigue profundizando en la trama de los Tesoros Sagrados, las armas de los siete guerreros y se descubren ciertas características de ellas que las hacen aún más intrigantes si cabe, así como varias revelaciones sobre el pasado de nuestros protagonistas, que dejan muchas incógnitas para los volúmenes que están por llegar.

Un punto importante es que, de aquí en adelante, comienzan a notarse más las divergencias entre el anime y el manga, puesto que la historia de Gowther y cómo llega a encontrarse con sus antiguos compañeros de los Deadly Sins se lleva a cabo de una forma más natural en el manga y se le da más tiempo al Pecado de la Cabra para presentarse del que se le da en el anime, lo que da también pie a posibles tramas para el futuro de la franquicia que no serían posibles en la adaptación de A-1 Pictures.

En consecuencia, podemos decir que el guion es aún más sorprendente en cada nuevo volumen incluso para aquellos que ya vimos el anime en Netflix y, a pesar de que los cambios parecen ser menores hasta ahora, es cierto también que dan una mayor profundidad a algunos aspectos que fueron omitidos o cambiados en el anime, por lo que a cada nuevo tomo hay que estar preparados para nuevas revelaciones y atentos a pistas para lo que está por venir.

seven deadly sins 8 5

En el aspecto gráfico, el dibujo de Suzuki sigue en su línea y nos entrega varias de esas secuencias de lucha que se han convertido en una de las señas de identidad de esta serie. Además, en este volumen tenemos la oportunidad de conocer a un gran número de secundarios que forman parte de los Dawn Roar, quienes prometen dar bastante guerra en los tomos que están aún por llegar, dado que se definen como los sucesores de los Seven Deadly Sins como orden de caballeros que solo responden ante el rey. En consecuencia, dado su papel, es posible apreciar la evolución en los diseños, que son bastante más detallados que los que se usaban con los secundarios de los primeros volúmenes, lo que habla tanto de la evolución de Suzuki, como del papel que tendrán en el futuro los Dawn Roar.

El octavo volumen de esta cabecera nos llega como siempre de mano de Norma Editorial en rústica con sobrecubiertas a un precio de 8€ por sus 192 páginas. Tras asistir a varios arcos cortos en los volúmenes anteriores que han servido de presentación para los protagonistas de esta historia, los villanos y el universo en el que se sitúa la historia, ‘The Seven Deadly Sins’ entra en su primer arco largo con cinco de los siete Deadly Sins en plantilla y listos para hacer frente a una amenaza como ninguna de las que han visto hasta ahora.

Nakaba Suzuki es un dibujante de manga japonés nacido en la ciudad de Sukugawa (Japón) en 1977. En 1994 publicó su primer manga, ‘Revenge’, y a partir de 1998 comenzó a trabajar para diferentes revistas de temática shōnen de Japón. En primer lugar publicó ‘Rising Impact’ para la famosa Weekly Shōnen Jump, entre 1998 y 2002. Una vez acabada la serie, continuó con ‘Ultra Red’ un año más en la propia revista. El poco éxito de este último manga le acabó llevando a la revista Ultra Jump, donde dibujó ‘Boku to Kimi no Aida Ni’ a la vez que hacía, para Shōnen Sunday, ‘Blizzard Axel’. En esta última continuó publicando ‘Kongō Banchō’ hasta 2010. Dos años más tarde, comenzó con el que sería su manga de más éxito hasta la actualidad, ‘Nanatsu No Taizai’ (en España ‘The Seven Deadly Sins’) para Weekly Shōnen Magazine.

seven deadly sins 8‘THE SEVEN DEADLY SINS’ #8

Autores: Nakaba Suzuki
Colección: CÓMIC MANGA
Serie: THE SEVEN DEADLY SINS
Formato: Rústica con sobrecubierta
Tamaño: 11,5 x 17,5
Páginas: 192 B/N
ISBN: 978-84-679-2160-1
PVP: 8,00 €

LOS CABALLEROS SAGRADOS SIGUEN ESTRECHANDO EL CERCO, PERO AÚN NO SE HAN REUNIDO TODOS…

Aparece un nuevo compañero de Meliodas y los demás: se trata Gowther, el Pecado de la Lujuria, que demuestra sus habilidades cuando el caballero sagrado dispara una flecha certera al Gigante de la Armadura…

‘THE SEVEN DEADLY SINS’ #8

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Amante de la comida y aficionado a los cómics, el manga y el anime desde hace más de dos décadas. Criticón de carrera y escritor de fin de semana.

¡No te vayas sin comentar!