Top 10 de las muertes relevantes en la vida de Spiderman

amazing_spider-man_vol_1_400Por trágico que resulte, todo superhéroe que se precie de serlo ha debido experimentar, en algún momento de su vida, la pérdida de al menos un ser querido. Sin lugar a dudas, un buen ejemplo de ello es Spiderman, ya que han sido muchas las ocasiones en las que ha tenido que lamentar la desaparición de familiares, de amigos y hasta de su antigua novia. Por tanto, en la siguiente lista repasaremos las diez muertes con resultados más influyentes en la vida de Peter Parker y su alter ego arácnido.

Ben Parker:

ben_parker

Aunque la primera aparición de este personaje la encontramos en ‘Strange tales‘ nº 97 (1962), no conocimos su condición de tío de Peter hasta ‘Amazing fantasy‘ nº 15 (cómic publicado el mismo año que el citado anteriormente), donde Ben Parker halló la muerte a manos de un ladrón al que su sobrino pudo haber detenido si hubiera querido. Debido a esta tragedia, Peter Parker aprendió que todo gran poder conlleva una gran responsabilidad. Este es el motivo por el que Ben Parker tenía que figurar como el número uno de este top.

Gwen Stacy:

gwen stacy

El primer gran amor de Peter Parker debutó en ‘The amazing Spider-Man‘ nº 31 (1965). Nunca ha quedado claro del todo si su muerte fue culpa del Duende Verde, por haberla lanzado desde lo alto de un puente, o de Spiderman, por partirla el cuello al alcanzarla con su telaraña. Lo que está claro es que ‘The amazing Spider-Man‘ nº 121 (1973) marcó un antes y un después en la vida del héroe arácnido.

May Parker:

Tía-May

Habrá a quien le extrañe la inclusión de la tía de Peter Parker en esta lista ya que, pese a que somos muchos los que pensamos que ya está viviendo de prestado (sobre todo si tenemos en cuenta que debutó en ‘Strange tales‘ nº 97, junto a su difunto marido), la mujer parece tener, en la actualidad, incluso más vigor que en las aventuras originales, en las que su vida siempre parecía pender de un hilo. No obstante, hubo una ocasión en la que el Duende Verde raptó a la anciana e hizo creer a Peter que su tía había fallecido, como se relata en ‘The amazing Spider-Man‘ nº 400 (1995). Durante mucho tiempo, el joven sufrió por la muerte de una desconocida a la que Norman Osborn logró hacer pasar por May Parker, hasta que se descubrió la verdad.

No obstante, si la inclusión de su nombre en esta lista sigue sin convencerte, conviene recordar que existe una May Parker que sí falleció, o al menos eso es lo que parece, aunque nunca se ha confirmado de manera definitiva. Me estoy refiriendo, por supuesto, a la hija de Peter y Mary Jane. Como no podía ser de otro modo, tal y como se relata en ‘The amazing Spider-Man‘ nº 428 (1997), la siniestra figura del Duende Verde tuvo bastante que ver en el asunto. Cuando el personaje fue recuperado para contar una historia basada en una realidad alternativa, tal y como se demuestra en el nº 105 del segundo volumen de la colección ‘What if…?‘ (1998), los lectores pudimos comprobar lo que habría pasado si Peter y Mary Jane hubieran podido criar a su hija.

Spidergirl

Richard y Mary Parker:

triunfo-y-tragedia

Este es uno de los casos más complicados de la lista. Richard y Mary Parker, los padres del superhéroe arácnido, debutaron en ‘The amazing Spider-Man annual‘ nº 5 (1968), aunque los lectores ya sabíamos para entonces que habían muerto hacía muchos años, motivo por el que Peter Parker se crió con sus tíos. No se trata de un fallecimiento que afectara demasiado al joven, ya que ni siquiera los recordaba. Todo cambió en ‘The amazing Spider-Man‘ nº 363 (1992), cómic en el que aparecía una pareja que se dio a conocer como los auténticos padres de Peter Parker.

Sin embargo, todo era un truco del Camaleón que, tal y como  puede leerse entre los números 383 y 388 de ‘The amazing Spider-Man‘, había engañado al héroe con unos sofisticados robots. Sin embargo, la criatura cibernética que debía ser Mary Parker quería a Peter tanto como si fuera su auténtico hijo y se enfrentó al falso Richard cuando intentó acabar con el joven. Aunque no fueran sus auténticos padres, el superhéroe lo creyó así durante el tiempo suficiente como para que la muerte de ambos le resultase dolorosa. Por supuesto, a nadie le debe extrañar descubrir que, de nuevo, el Duende Verde se encontrara detrás de todo.

Ben Reilly:

Ben Reilly

La saga del clon fue uno de las aventuras más criticadas por los fans del superhéroe. En ‘The amazing Spider-Man‘ nº 149 (1975) apareció un segundo Peter Parker, aunque en realidad se trataba de un experimento del profesor Miles Warren (que, con el tiempo, acabó por ser conocido como el villano Chacal), que había creado dobles clónicos de sí mismo, de Gwen Stacy y de Peter Parker. El doble del héroe pareció desaparecer del mapa cuando Spiderman arrojó su cuerpo sin vida dentro de la chimenea de una nave industrial, como se pudo ver en ‘The amazing Spider-Man‘ nº 151 (1975). No obstante, el clon logró sobrevivir y reapareció cinco años después, dispuesto a combatir el crimen bajo el nombre de la Araña Escarlata.

Sin embargo, algún tiempo después, tuvo lugar un sorprendente descubrimiento: Peter era el clon y Ben Reilly el original. Finalmente, se trataba de una farsa orquestada por, como no podía ser de otra forma, el Duende Verde. En un enfrentamiento contra el villano, el planeador que Osborn usaba como transporte, atravesó el cuerpo de Reilly y lo devolvió a su estado celular original. De esta forma, el trepamuros perdió lo más parecido a un hermano que hubiera tenido nunca, tal y como se narra en ‘Peter Parker: Spider-Man‘ nº 75 (1996).

Norman Osborn:

Duende verde

Tras la muerte de Gwen Stacy, Peter Parker solo podía pensar en la venganza, la cual se consumó cuando el Duende Verde, que venía dando problemas al lanzarredes desde su primera aparición en ‘The amazing Spider-Man‘ nº 14 (1964), se empaló accidentalmente a sí mismo con su propio deslizador, tal y como pudimos comprobar los fans en ‘The amazing Spiderman‘ nº 122 (1973). Ahora todos sabemos que los mismos productos químicos que le dieron los poderes del Duende también le salvaron la vida a Norman pero, cuando Gerry Conway escribió el guión del número, la idea original era que el villano acabase bien muerto.

Harry Osborn:

harry-osborn

El mejor amigo de Peter Parker debutó en ‘The amazing Spider-Man‘ nº 31 (1966). Las cosas hubieran sido muy diferentes entre ambos si Harry Osborn no hubiera sido el hijo del Duende Verde original. No obstante, tras la muerte de su padre, el muchacho acabó por asumir la identidad del villano, como se puede comprobar en ‘The amazing Spider-Man‘ nº 136 (1974).

Tras diversos enfrentamientos y numerosas complicaciones, el segundo Duende Verde murió en ‘The spectacular Spider-Man‘ nº 200 (1993). No obstante, tras el pacto realizado entre el lanzarredes y Mefisto, por salvar la vida de May Parker, narrado entre los números 544 y 545 de ‘The amazing Spider-Man‘, ‘Friendly Neighborhodd Spider-Man‘ nº 24 y el número 41 del segundo volumen de ‘The Sensational Spider-Man‘, Harry Osborn regresó al mundo de los vivos.

George Stacy:

Capitan Stacy

Desde su primera aparición en ‘The amazing Spider-Man‘ nº 56 (1968), el padre de Gwen Stacy nos fue mostrado como un correcto capitán de policía que, al contrario que muchos otros agentes, apoyaba a Spiderman, del que llegó a descubrir su secreto. Así se lo confesó el día de su muerte, sucedida en ‘The amazing Spider-Man‘ nº 89, tras evitar que una chimenea de ladrillo cayera sobre un niño y ser él golpeado por los cascotes. El trepamuros siempre se sintió responsable de esta muerte, ya que el Doctor Octopus derribó la chimenea, al no poder controlar sus brazos mecánicos, debido a un compuesto químico inventado por el lanzarredes.

Jean DeWolff:

Jean-DeWolff

Otra capitana de policía que también se encontraba a favor de Spiderman, a la que pudimos ver por primera vez en ‘Marvel Team-up‘ nº 48 (1976). Aunque se encontraba enamorada del trepamuros en secreto, la agente nunca dudó en ayudar a la Gata Negra, en la temporada en que fue novia del arácnido, para evitar que el Doctor Octopus acabase con ella. Jean DeWolff se llevó su amor secreto por el arácnido a la tumba cuando fue brutalmente asesinada por el Comepecados, tal y como pudimos comprobar en ‘Peter Parker, the spectacular Spider-Man‘ nº 107 (1985).

Sally Avril:

sally-avrilDebutó en ‘Amazing fantasy‘ nº 15, en una única viñeta en la que daba calabazas a Peter Parker. No obstante, después de aquello, Stan Lee y Steve Ditko se olvidaron por completo de ella. Pero, en 1997, vio la luz la colección ‘Untlold tales of Spider-Man‘, en la que se narraban hechos nunca contados antes que servían para rellenar huecos existentes en las aventuras originales. Sally Avril fue recuperada para dicha colección, aunque más le hubiera valido haberse quedado como estaba, ya que falleció en un accidente de tráfico, al tratar de fotografiar al Caballero Negro mientras el villano mantenía una pelea con Spiderman, como se narra en el número 13 de dicha colección (fechado en 1998). Tras la muerte del tío Ben, este fue uno de los primeros asesinatos en los que Spiderman se vio involucrado.

¿Conocías todos los casos? ¿Te parece un orden correcto? ¿Añadirías o quitarías alguna muerte?

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!