Crítica de ‘Trolls’

trolls 1Mucho antes de que la RAE aceptara ‘trol’ como palabra para referirse a aquellos que se dedican a sabotear, insultar y, en resumidas cuentas, atacar a otros a través de internet, este vocablo de origen nórdico ya se había introducido en España para referirse a unas figuras mitológicas que habitaban en los bosques. Sin embargo, entre uno y otro, hubo otro uso que se popularizó entre los jóvenes y fue el de los muñecos trolls creados por Thomas Dam a finales de los 50.

Precisamente inspirada en estos muñecos llega la última producción de DreamWorks, ‘Trolls’, dirigida por Mike Mitchell y protagonizada por Anna Kendrick y Justin Timberlake, junto a estrellas de la televisión como Zooey Deschanel (protagonista de ‘New Girl’) o Kunal Nayyar (Raj en ‘The Big Bang Theory’) y algunos clásicos del cine de animación como Russell Brand, Jeffrey Tambor o Christine Baranski.

‘Trolls’ cuenta la historia de  una especie diminuta, los Trolls, que vive subyugada por los terribles Bergens, quienes se alimentan de ellos bajo la creencia de que la única forma de conocer la felicidad es comiendo Trolls en una festividad que denominan ‘trollsticio’. Tras varias décadas encerrados, logran escapar de su cautiverio y establecer una colonia lejos de aquellos que les habían sometido durante tantos años.

Guiados por la princesa Poppy (Anna Kendrick) y su padre, los trolls han disfrutado de varios años de paz y tranquilidad, lo que les ha llevado a vivir una vida más despreocupada y ajena al peligro que les acecha. La excepción es Branch (Justin Timberlake), quien vive aislado del resto de los suyos en un búnker ‘a prueba de Bergens’ y se pasa el día preparando sus reservas de cara a una eventual invasión, siendo tomado por paranoico por sus congéneres.

trolls 7Cuando, como marcan los cánones del género, su guarida es descubierta por los Bergens, varios de ellos son secuestrados y llevados hasta Ciudad Bergen para el primer ‘trollsticio’ en dos décadas, Poppy decide ir a su rescate. A pesar de su reticencia inicial, Branch finalmente acompaña a la princesa y juntos deberán hacer frente a multitud de adversidades para salvar a sus amigos.

La idea que da origen a esta cinta y sul guion no distan mucho de aquello a lo que DreamWorks nos tiene acostumbrados, por lo que nos encontramos con una tipología de personajes, situaciones y desarrollos muy similares a los que ya hemos visto en otros clásicos del estudio de animación fundado por Steven Spielberg.

Por su parte, los personajes de la película, a pesar de no ser especialmente originales, cumplen su función en líneas generales y son bastante sólidos durante toda la cinta. La personalidad naturalmente despreocupada de Poppy y la paranoia que sufre Branch les convierten en un dúo protagonista bastante divertido, que da lugar a una dinámica lo bastante fresca como para conducir la película con bastante naturalidad.

Una de las cosas que se puede achacar a la película es que la trascendencia de los secundarios en la trama es mínima, dando la impresión de que se han creado únicamente para hacer los dos o tres gags en los que participa cada uno y poco más. Tal vez sea lógico, teniendo en cuenta que está dirigida a un público infantil, pero en cierta medida habría sido preferible reducir los secundarios y dar algo más de peso a alguno de ellos para crear una trama algo más sólida, más allá de ser un vehículo para unos números musicales.

Igualmente, los supuestos villanos carecen prácticamente de cualquier tipo de inventiva y se guían por los estándares del género, siendo tan lineales y previsibles que tal vez el término ‘villanos’ les quede grande en cierto sentido.

trolls 2En cuanto a la dirección, no nos encontramos con un producto especialmente novedoso o sorprendente. Por el contrario, Mitchell se limita a entregar una obra correcta sin grandes pretensiones y sin correr muchos riesgos, siguiendo la tónica de lo que nos demostró en ‘Shrek 4: Felices para Siempre’ o en ‘Sky High: Una escuela de altos vuelos’.

Por contra, uno de los puntos fuertes de la película es su banda sonora que, al igual que en, por ejemplo, ‘Shrek’, utiliza tanto canciones originales como clásicas, todas ellas interpretadas por el elenco de la película. En este caso podemos encontrar entre otros temas el ‘Hello’ de Lionel Richie y el ‘The Sound of Silence’ de Simon and Garfunkel, junto a ‘Can’t Stop the Feeling’, el tema original de la película, interpretado por el propio Timberlake.

Otro de los elementos que destacan en la película es su estilo de animación, que combina la animación por ordenador tradicional de DreamWorks con escenas que simulan ser un libro de recortables, lo que ayuda a introducir saltos bastante divertidos  a la película y sacar alguna que otra risa a los espectadores.

En definitiva, estamos ante una película destinada a disfrutarse junto a los pequeños de la casa, quienes tendrán su dosis asegurada de risas y diversión durante los 92 minutos que dura la película. Por su parte, los mayores se encontrarán con la misma historia que se lleva haciendo una y otra vez en los últimos años, pero que se puede disfrutar con bastante naturalidad. Además, es prácticamente imposible evitar mover los pies con algunas de las canciones que acompañan a la cinta y será todo un reto no salir tarareando alguno de los temas al final de la película.


De los creadores de Shrek llega la más divertida, inteligente e irreverente comedia animada, Trolls de Dreamworks. Descubre un sorprendente y colorido mundo poblado por personajes divertidísimos e inolvidables y conoce la historia de los excesivamente optimistas Trolls, con una canción constante en sus labios y a los cómicamente pesimistas Bergens, que solo son felices con un Troll en su estómago. Con la música original de Justin Timberlake, y una mezcla de un montón de canciones, ya casi clásicas, de artistas populares y las voces originales de Anna Kendrick, Justin Timberlake, Russell Brand, James Corden, Kunal Nayyar, Ron Funches, Icona Pop, Gwen Stefani, y muchos más. TROLLS de DreamWorks es una comedia fresca y divertida llena de música, corazón e impresionantes aventuras. Nadie está preparado para el mundo TROLL.

Reseña
Entretenida y familiar
Amante de la comida y aficionado a los cómics, el manga y el anime desde hace más de dos décadas. Criticón de carrera y escritor de fin de semana.

5 Comentarios

  1. Esta película va ser otro fracaso de doblaje catalán, ya decidio que la próxima película de que DreamWorks Animation llamada “El gran jefazo” (the boss baby), que no lo hagan el doblaje al catalán que se estrenará el próximo año (hasta que den la película “Las Aventuras de Peabody y Sherman” en Televisiò de Catalunya 3 para esta navidad en catalán).

  2. Los niños se lo pasaron pipa y los mayores nos reímos un rato.
    Preciosa, colorista, con texturas muy logradas y una música que te arrastra hacia el buen rollo y forma parte del humor de la película. Realmente refrescante.

    • ¡Buenas María!

      Me alegro de que los peques disfrutaran de ella, porque la verdad es que se trata de una película que se aprecia bastante más en familia, porque en definitiva se hace apetecible tanto para mayores como para los pequeños y las canciones nuevas son pegadizas, mientras que los clásicos seguro que le roban una carcajada a más de uno.

      ¡Saludos!

  3. a mi me parecio la mas hermosas de todas las que he visto, colorida y llena de amor, y aveces momentos tristes, pero gracias a nuestros seres queridos nos recuerdan la felicidad, igual que branch le hace recordar a poppy que la felicidad esta en nosotros, solo necesitamos que alguien cercano nos o reuerde, la mejor que he visto nunca me gustaria que hicieran 2 parte, si es que se anima dreamswork, o dependera de las ventas del cine, en fin esperomo al año que viene.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.