La Torre Fisk

la-torre-fiskAunque existen claras excepciones, como sucede con todo en esta vida, la plana mayor de superhéroes cuenta con una sede central o refugio privado, como es el caso de los Cuatro Fantásticos y el  Edificio Baxter; la Patrulla X y la Escuela para Jóvenes Talentos; la Liga de la Justicia y su palacio o Superman y su Fortaleza de la Soledad. Por supuesto, los villanos no iban a ser menos, lo cual nos lleva al caso que nos ocupa en este artículo: Kingpin y la Torre Fisk.

torres_fiskSituado en la 439, calle 38 oeste de Mahnattan, este rascacielos de setenta pisos, que pudimos ver por primera vez en ‘The amazing Spider-Man‘ nº 50 (1967), era la sede donde a Wilson Fisk, más conocido por el nombre de Kingpin en el mundo del hampa, le gustaba controlar sus negocios de finanzas, crimen organizado, contrabando y extorsión.

El aspecto de reluciente rascacielos que mostraba la Torre Fisk cumplía el objetivo de dar una imagen pública de respetabilidad. Sin embargo, pese a la impecable transparencia que mostraban las ventanas del edificio, los negocios que se llevaban a cabo en su interior eran de un carácter mucho más turbio.

La mayoría de las plantas estaban destinadas a controlar negocios supuestamente legítimos de Wilson Fisk, aunque en realidad eran utilizadas principalmente para blanquear dinero. Pero en los pisos más altos era donde Kingpin llevaba a cabo sus maquiavélicos planes. Muchos de los preparativos tenían lugar en la sala de juntas, siempre que el villano necesitase reunirse con los miembros de dicho comité, ya que cada uno de ellos controlaba un área concreta de los negocios criminales de Fisk. No obstante, desempeñar dicho cargo no resultaba nada compensatorio, ya que todos sabemos como castiga Kingpin los fallos de sus empleados. Un buen ejemplo de ello es el caso de Oswald Silkworth, más conocido como el Arreglador, quien, después de haber sido la mano derecha de Fisk desde que los lectores supimos de la existencia de Kingpin, fue asesinado por el asesino llamado Niebla, ya que el el villano que protagoniza este artículo no se encontraba contento con el papel de Oswald durante una guerra de bandas que asoló Nueva York, como se pudo ver en ‘The Spectacular Spider-Man‘ nº 165 (1990).

Fisk también poseía una suite privada dentro de su torre, que era otro de sus lugares favoritos para llevar a cabo sus importantes e ilegales negocios. Mientras lo hacía, era muy habitual encontrarle mirando por los amplios ventanales, sobre todo cuando planeaba cómo acabar con enemigos tan molestos como Spiderman o Daredevil, tarea que solía delegar en asesinos contratados personalmente. En dicha suite, Fisk también mantenía conversaciones con su médico que, al igual que en el caso de la junta directiva, podía contar con una esperanza de vida muy corta, si los resultados clínicos no eran del agrado de Kingpin. Dentro de dicha habitación, Wilson Fisk no tenían ningún reparo en dar amplias muestras de su ostentosa e ilícita fortuna, motivo por el cual la suite se encontraba repleta de valiosos tesoros: desde calaveras de cristal hasta artefactos alienígenas. No es de extrañar, por tanto, que a la Gata Negra le gustase colarse en el edificio y sustraer algún que otro botín, como logró hacer en ocasiones.

No podemos terminar el repaso de la Torre Fisk sin hablar del gimnasio personal de Kingpin, donde el villano se dedicaba a levantar pesas, golpear sacos de boxeo o luchar cuerpo a cuerpo con sus guardespaladas, mientras que discutía sus truculentos negocios con el Arreglador (hasta que mandó eliminarlo, evidentemente).

Pese al hecho de que Wilson Fisk esté eficazmente protegido, al encontrarse en un edificio repleto de medidas de seguridad, como guardaespaldas ninjas, armas trampa o cristales a prueba de balas, ha habido ocasiones en que justicieros como Spiderman, Daredevil o el Castigador han llegado a enfrentarse cara a cara con Kingpin, aunque el villano no ha llegado a donde está sin saber como salir airoso de todo tipo de situación, por peliaguda que esta sea.

No obstante, durante una batalla entre Spiderman y el Duende, que tuvo lugar en ‘The amazing Spider-Man‘ nº 651 (2011), la torre sufrió un derrumbamiento, ya que Fisk había montado un laboratorio en el subsótano del edificio, en el cual se estaba creando un nuevo elemento conocido como Reverbium (una versión artificial del Vibranium). La idea de Kingpin era vender el metal como arma letal. Sin embargo, el grito sónico del Duende (que en aquella época trabajaba para Wilson Fisk) activó el Reverbium, el cual se convirtió en una fuerza huracanada que hizo explosión y arrasó la torre al completo. Afortunadamente, se llevó a cabo una eficaz evacuación y el Forzador Montana fue la única baja mortal de la catástrofe.

Kingpin no se mostró visiblemente afectado por la pérdida de su rascacielos, sino que consideró que ya no necesitaba seguir disimulando que era un respetable hombre de negocios, motivo por el cual decidió que su nueva base se establecería en un lugar oculto a la vista pública.

Antes de finalizar el artículo, conviene destacar el curioso dato de que en la serie televisiva ‘Spider-Man‘ (1994 – 1998), en la que Kingpin jugaba un papel de villano primordial, su base criminal se encontraba en el famoso rascacielos neoyorquino conocido como el Edificio Chrysler. Bajo estas líneas puedes ver una foto de cómo sería por dentro si estuviera bajo el control de Wilson Fisk.

interior-torres-fisk

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.