Crónica de las IV Jornadas Supermaneras

jornadas-supermanerasLos compañeros de La Fortaleza de la Soledad, en colaboración con Viñetas Cómic, celebraron el pasado 19 de noviembre, sus IV Jornadas Supermaneras. En principio el evento se celebraba en la tienda Viñetas Cómic, pero debido a unas obras dentro del establecimiento, el evento pasó a celebrarse en Café Tanka’s, que cedió su planta superior para el desarrollo de las jornadas.

Nada más entrar al evento, te das cuenta de que se trata de un grupo de amigos apasionados por los cómics, que están poniendo todo su esfuerzo e ilusión en la celebración del mismo, y es normal que en poco tiempo, si te unen las  mismas aficiones, te sientas como en familia.

A pesar de tratarse de un evento de pequeñas dimensiones, en esta ocasión contaron con la presencia de Alejandro Sánchez, colorista de DC, que siempre estuvo dispuesto a dedicar firmas, dibujos y a contestar a todas las preguntas que le formulaban los fans, en un ambiente distendido en el que incluso él mismo se sentía bastante cómodo, algo que sin duda es difícil de conseguir en grandes eventos, con multitud de sesiones y donde el tiempo siempre corre en tu contra.

También se celebró un pequeño torneo de ‘Ijustice’, en el que los ganadores recibieron un buen lote de regalos. A parte de todo eso, la editorial ECC colaboró en la entrega de material, por lo que todos los asistentes salieron con algún regalo en sus manos, ya fueran postales, cómics o merchandising relacionados con el universo DC.

La tarde se desarrolló con concurso de cosplay y unas charlas dedicadas a la figura de Superman, lo que convierten a estas jornadas en un evento de características únicas en España.

En resumen, un gran ambiente acogedor en el que puedes conocer a mucha gente y pasar un buen rato, sin duda en las próximas jornadas repetiremos asistencia, y esperamos que vosotros os animéis a participar en este tipo de jornadas, ya que hay muchas personas implicadas de forma desinteresada para que los aficionados al cómic en general pasen una jornada agradable y llena de sorpresas.

Muchas gracias por la invitación.

 

¡No te vayas sin comentar!