Reseña de ‘Crossed + 100 – Una mirada a la oscuridad’

crossed

Mucho ha evolucionado el universo de ‘Crossed’ desde que fuera presentado hace ya unos cuantos años por el bueno de Garth Ennis en una miniserie sin muchas más pretensiones que las de ser un cómic gamberro y divertido diseñado para el goce del lector. Pero, con el paso del tiempo y la aparición de nuevas series y miniseries que salieron a rebufo del éxito de esta primera obra hasta llegar a la publicación del tercer tomo del título ‘Crossed + 100’, este producto se ha transformado y ha mutado en algo distinto. El universo en el que se desarrollan estas historias tiene ahora entidad propia y una mitología relativamente rica, y con ‘Crossed + 100 – Una mirada a la oscuridad’ Simon Spurrier trata de dar un cierre a todo lo que nos han estado contando durante estos años.
crossed

‘Crossed + 100’ ha sido, hasta cierto punto, la historia del plan de Beauregard Leander Salt, el tipo que tras la aparición de los Cruzados, esos seres humanos infectados y transformados en crueles bestias hambrientas de sexo y violencia, se pasó años intentando adiestrarlos y convertirlos en seguidores de sus enseñanzas hasta el punto de mitificarse a sí mismo y crear una religión en torno a su figura. El plan de Salt estaba pensado a muy largo plazo, tanto que su éxito no estaba previsto hasta un momento muy posterior a su propia muerte. En los dos anteriores volúmenes hemos ido averiguando en qué consistía el plan de este genio malvado, pero no será hasta este momento que se nos desvelen los motivos de sus acciones.

crossed

Hasta ahora hemos acompañado en sus aventuras a nuestra principal protagonista, Futuro Taylor, la archivista de un grupo de personas que sobreviven en un mundo devastado un siglo después de la aparición de los Cruzados, y aquí continuamos con ella como centro de la acción. Gracias a Futuro hemos descubierto cómo aquellos que pensaban que estos psicópatas estaban a punto de extinguirse solo estaban en lo cierto a medias: existe una variedad de Cruzados “criados” por Salt que son capaces de pasar por seres humanos normales (salvo por la cicatriz en forma de cruz que tienen en el centro de su rostro) y que tienen un plan para dominar el planeta, y son los llamados “palurlistos”.

crossed

También hemos aprendido que algunos de estos “palurlistos” viven infiltrados entre las poblaciones civilizadas (como fue el caso en el primer tomo de Robbie Greer, que acabó con la ciudad de Chooga) mientras que otros se dedican a actuar de forma similar a los Salvadores de Negan en ‘The walking dead’: amenazan a los distintos pueblos con arrasarlos a no ser que les den cada cierto tiempo una ofrenda, en este caso un grupo de personas de distintos sexos. Futuro, a la vista de esta situación, acabará por colaborar con el llamado Capitán Bailey y la Teniente Steady para instalar una especie de régimen militar que le plantará cara a los Cruzados a lo Mad Max y comenzará una operación de exterminación conocida como “El Gran Cepillado”. Y de esta forma llegamos al comienzo de la historia que se nos cuenta en este tomo, cinco años después de todo lo anterior.

crossedA pesar de “El Gran Cepillado”, las cosas no han cambiado tanto en estos cinco años como cabría esperar. Futuro va ahora habitualmente acompañada de un aprendiz del oficio de archivista llamado Ufoq y sigue manteniendo una relación sentimental y sexual con Mustaqba. También sigue presente otra vieja conocida como Cauta Optimista Kriswyczki, pero la trama girará en torno a los planes de los Cruzados. Gracias al diario encontrado de Salt, que Futuro ira descifrando poco a poco, y a varios encuentros que esta tiene con distintos personajes de lo más variopinto, los planes de Salt para el futuro se irán desgranando poco a poco hasta llegar al gran clímax final. Pero este descubrimiento no será algo dedicado únicamente a hacer avanzar la trama, sino que también servirá para darle la vuelta a muchos conceptos presentes en la obra desde el primer momento, instaurando así zonas grises en una historia en la que hasta el momento el bien y el mal eran dos elementos claramente separados. Futuro reflexiona en su diario, que al igual que en los dos anteriores volúmenes funciona como narrador de la historia, sobre estos temas, apoyándose con frecuencia en lo que ha visto en distintas obras de ciencia ficción (llamadas aquí “ficciones ilusorias”) que ha estado leyendo.

La locura es relativa.depende de quién tenga encerrado a quién en según qué jaula.
Ray bradbury, ‘El prado’, 1953

Dicho esto, también hay que mencionar las referencias a novelas de ciencia ficción que, al igual que en el resto de la colección, se hacen en los títulos de cada capítulo. En el caso de este tomo tenemos ‘Una mirada a la oscuridad’ (Philip K. Dick, 1977), ‘Un mundo invertido’ (Christopher Priest, 1974), ‘Música en la sangre’ (Greg Bear, 1985), ‘Cuna de gato’ (Kurt Vonnegut, 1963), ‘Muerto por dentro’ (Robert Silverberg, 1972) y ‘El mundo sumergido’ (J. G. Ballard, 1962).

crossed

Dado que con este tomo se cierran (casi) todas las tramas abiertas, se resuelven (casi) todas las incógnitas planteadas con anterioridad y se da un cierre digno a los personajes protagonistas, parece que estamos ante el final de esta serie que comenzó con un primer arco argumental guionizado por Alan Moore. El último número contenido en este recopilatorio es el último número que se ha publicado y no hay noticias de que se vaya a continuar en un futuro (aunque sería algo plausible) y, si bien es cierto que se puede decir que la historia ha ido de más a menos (el paso de testigo de Moore a Spurrier se nota), al ver ‘Crossed + 100’ como un todo completo se puede concluir que ha sido una serie de lo más satisfactoria para el lector que guste de este tipo de género.

El trabajo de Spurrier es continuista con lo visto hasta ahora tanto en estructura como en ritmo, aunque quizás en este último tomo las dosis de sexo y violencia se han visto muy reducidas con respecto a anteriores tomos. Un problema que se le podría achacar es que, debido al peculiar lenguaje que es usado por los personajes, formado por un vocabulario propio surgido de la fusión de distintas palabras, la narración a veces puede resultar un poco confusa, algo especialmente dañino cuando se trata de explicar al lector ciertas ideas no triviales. En cuanto al dibujo, Rafa Ortiz y Martín Túnica hacen un trabajo correcto e igualmente continuista con lo anterior, que cumple sin grandes virguerías. Hay que destacar especialmente las portadas, todas para enmarcar, obra de Martín Túnica, Gabriel Andrade, Christian Zanier, Daniel Gete y Raulo Caceres. En resumen, estamos ante un final que quizás pueda dejar insatisfecho al lector más exigente, pero supone un cierre más que digno a una obra complicada de lo que pueda parecer en un principio.

El tomo ‘Crossed + 100 – Una mirada a la oscuridad’ publicado por Panini Comics en edición rústica contiene 152 páginas a color e incluye los números del #13 al #18 de la edición americana de ‘Crossed + 100’ además de las portadas originales de estos. La traducción ha sido realizada por Raúl Sastre, el precio de venta recomendado es de 15 € y se puso a la venta en noviembre de 2016.

crossed

Simon Spurrier

Se trata de un escritor de cómics y novelas británico. Sus primeros trabajos destacables en el mundo del cómic fueron para la editorial 2000 AD en títulos como ‘Lobster Random’, ‘Bec & Kawl’, ‘The Simping Detective’, ‘Harry Kipling’ y algunas historias protagonizadas por el personaje de Juez Dredd. En su paso al mercado norteamericano, Spurrier firmó un contrato con Marvel Comics como guionista de la serie ‘X-Force’, aunque ha realizado otros trabajos para la editorial de menor calado con personajes como Ghost Rider, Lobezno, Punisher o los X-Men.

En los últimos tiempos también ha trabajado para otras editoriales como Boom! Studios, Dark Horse o Avatar Press, donde recogería el relevo de Alan Moore al cargo de la serie ‘Crossed + 100’.

crossed

‘Crossed + 100 – Una mirada a la oscuridad’

Incluye los números del #13 al #18 de la edición americana de ‘Crossed + 100’.

El mundo futuro de Crossed concebido por Alan Moore continúa adelante, con un nuevo salto de cinco años.

El mundo ha seguido cambiando, mientras los infectados han desarrollado su propia cultura y un plan definitivo para acabar con los restos de la humanidad.

Guion: Simon Spurrier

Dibujo: Rafa Ortiz, Martín Túnica, Gabriel Andrade, Christian Zanier, Daniel Gete y Raulo Caceres

‘Crossed + 100 – Una mirada a la oscuridad’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!