Reseña de ‘Gran Hotel Abismo’, de Marcos Prior y David Rubín

granhotelabismo_10

Tengo ‘Gran Hotel Abismo’ en las manos, el último trabajo publicado en nuestro país del dibujante gallego David Rubín con un guion del catalán Marcos Prior, y no necesito llegar al prólogo para encontrar algo que ya me llama la atención, toda una declaración de intenciones:

Aviso importante:

El contenido de este libro puede hacerte reflexionar acerca de ciertos temas que pueden ser perjudiciales para tu salud, pero tremendamente beneficiosos para la libertad, la igualdad y la fraternidad.

Pretendemos despertar al Tyler Durden que albergas bajo esa costra de normalidad autoimpuesta.

Así que atiende, aprieta bien el culo y cambia el mundo, tú podrías ser la chispa que lo encienda todo.

‘Gran Hotel Abismo’ puede definirse como una sátira social y política, pero es mucho más que eso. Se trata de una historia ambientada en un futuro distópico próximo, pero a diferencia de otras obras con este planteamiento en el que los problemas del mundo suelen ser metáforas exageradas de lo que ocurre en la actualidad, aquí Prior y Rubín no nos muestran una serie de problemas que son susceptibles de ocurrir dentro de diez o veinte años, sino que hacen referencia a temas muy concretos que podemos haber visto en la televisión la semana pasada.

granhotelabismo_01

Desde el comienzo se nos habla de recortes en sanidad, ajuste presupuestario en la partida para las escuelas públicas, la subida del recibo de la luz y el gas, restricciones en el derecho a la huelga, la insostenibilidad del sistema público de pensiones y la proliferación de las pensiones privadas, planes de privatización del agua, rechazo a la inmigración, bajada del sueldo mínimo, reducciones de plantilla, corrupción política… ¿a alguien le suena todo esto a problemas futuros? Entre las innumerables virtudes de esta obra no vamos a encontrar la sutilidad de las ideas que se nos presentan. Los autores no pretenden ocultar hacia quién van dedicadas sus reprimendas, y a poco que miremos las páginas con atención nos vamos a encontrar muchos elementos seleccionados de la vida real, desde ciertos periodistas de opinión hasta grandes corporaciones, pasando por conocidos políticos y sin olvidarnos del hombre de la calle que está más centrado en el “panem et circenses” que en lo que ocurre a su alrededor. Y por si alguno no acaba de enterarse de todo, en la dedicatoria final de David Rubín deja las cosas más claras aún. Se podría decir que, más que un cómic, ‘Gran Hotel Abismo’ es un grito a la atención de todos. ¿Cómo reacciona el ciudadano común cuando ya no puede soportar más el peso de la bota que aprieta su pescuezo? Quizás esa es la pregunta que los autores pretenden contestar a través de estas páginas…

Cuando la verdad es demasiado traumática para afrontarla directamente solo puede ser aceptada bajo la apariencia de una ficción.

Es obvio que la gran inspiración de los autores para crear esta obra nace a partir de la llamada crisis económica que arrastramos desde hace unos años y que tantos males ha traído. Pero quedarse en eso sería reducir su trabajo a la mínima expresión. Lo que se plantea en ‘Gran Hotel Abismo’ va mucho más allá de eso. No creo que estemos ante una obra panfletaria, aunque puede haber alguien que así la entienda, ni ante un planteamiento que concierna únicamente a la sociedad española. Si prestas atención a la lectura, te darás cuenta de que los autores se esfuerzan por universalizar las ideas que nos plantean con esta historia. Y con éxito, a mi juicio.

granhotelabismo_08

Si hablamos de influencias del noveno arte, más allá de los cameos referenciales de superhéroes de Marvel y DC que podemos ver en muchas páginas, tal vez la primera en venir a mi mente es ‘El regreso del Caballero Oscuro’, de Frank Miller, Klaus Janson y Lynn Varley. La forma en la que se nos narra gran parte de la historia a través de los informativos y los debates televisados recuerda mucha a esa obra maestra del cómic con la que también guarda otras similitudes en cuanto a la situación de opresión de un gobierno hacia su pueblo, por no hablar del amor que David Rubín profesa hacia el muy vilipendiado coloreado de su segunda parte, ‘El Caballero Oscuro contraataca’. Quizás se podría hablar también del personaje de Marv en ‘Sin City’ y del Batman de Paul Pope como inspiración estética para el luchador por la libertad anónimo que funciona como motor de arranque de la historia, aunque si hablamos desde un punto de vista más conceptual en lo que a este personaje se refiere, puede que fuera más acertado acordarse de ‘V de Vendetta’, de Alan Moore y David Lloyd. Al igual que en ese cómic, muy de moda en los últimos años gracias a la venta de caretas de Guy Fawkes, aquí tenemos a un héroe sin nombre con el rostro oculto tras una especie de máscara de luchador mejicano que vuela el parlamento con una bomba.

granhotelabismo_02

Cada uno de los capítulos en los que se divide ‘Gran Hotel Abismo’ funciona casi de forma individual, a pesar de que todos juntos forman parte de un mosaico que solo es capaz de ser comprendido al mirarlo con distancia y en su conjunto. Quizás el que más he disfrutado sea el segundo de ellos, el llamado ‘Suite’, en el que uno de esos tipos que llevan corbata y se enriquecen gracias a la pobreza de los demás es secuestrado y encerrado con el objetivo de experimentar la vida de uno de esos individuos que deben arreglárselas para llevar una existencia digna con un sueldo miserable.

granhotelabismo_03

Pero que nadie piense que este cómic está hecho únicamente a modo de labor social. Si quieres acción, el tercer capítulo en el que acompañamos a un equipo de bomberos a rescatar a los habitantes de un edificio en llamas en un buen ejemplo de ello. En definitiva, la obra en su conjunto es visualmente apabullante. Quizás sea el mejor trabajo de Rubín hasta la fecha, o al menos aquel en el que se le nota más seguro de sí mismo. El formato apaisado con el que publica ‘Gran Hotel Abismo’ no es una excentricidad ni un capricho, es una necesaria decisión que los autores tomaron mientras planificaban la historia. Bien es cierto que a muchos lectores no les gustará como queda en su estantería junto al resto de cómics, pero no hay que olvidar que un cómic es para leerlo y disfrutarlo más que para lucirlo, y el formato apaisado es el que mejor le sienta a este trabajo. Como resultado, nos encontramos con que casi cada página de este cómic es una maravillosa obra de arte. El trabajo de los lápices del dibujante gallego es impecable, la aplicación del color maravillosa y la composición de página espectacular.

granhotelabismo_04

Por último, hay que alabar el fantástico trabajo de Astiberri Ediciones a la hora de editar esta obra. Ya no solo por atreverse con el formato apaisado, sino también por la estupenda sección final de extras en la que nos encontramos cómo ha sido el proceso de crear el primer capítulo, titulado ‘El animador’, donde podemos ver las directrices iniciales del guionista, los cambios de Rubín y su trabajo a lápiz, el paso a tinta, la fase de la separación de colores a cargo de Kike J. Díaz y la aplicación de color final.

El tomo ‘Gran Hotel Abismo’ publicado por Astiberri Ediciones dentro de su colección Sillón Orejero se presenta en formato apaisado cartoné de tapa dura. Contiene 120 páginas a color con un tamaño de página de 29 x 20 cm e incluye al final una sección de extras con la biografía y una dedicatoria de los autores además del proceso de realización de algunas páginas. Se puso a la venta en noviembre de 2016 y el precio de venta recomendado es de 24 €.

granhotelabismo_09

David Rubín

Nacido en Ourense en 1977, estudia diseño gráfico y se lanza al mundo del cómic, la animación y la ilustración. Su primera obra larga, ‘El circo del desaliento’ (Astiberri, 2005), le vale ser nominado como autor revelación en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona de 2006, gana el Primer Premio Castelao, y se edita en gallego, castellano, italiano y francés. Su siguiente novela gráfica, ‘La tetería del oso malayo’ (Astiberri, 2006), también publicada en Francia, Italia y la República Checa, se lleva cuatro nominaciones a los premios del Salón Internacional del Cómic de Barcelona 2007, logra el galardón al Autor Revelación y le acredita como finalista del I Premio Nacional del Cómic. Posteriormente ‘Cuaderno de tormentas’ Planeta DeAgostini, 2008) es nominado al mejor dibujo de nuevo en la cita de Barcelona, codirige ‘Espíritu del bosque’, un largometraje de animación 3D, y adapta al cómic ‘Romeo y Julieta’ (SM, 2008), de William Shakespeare y ‘El monte de las ánimas’ (SM, 2009), de Gustavo Adolfo Bécquer.

Su espíritu creativamente inquieto le lleva a realizar ‘Uxío Novoneyra: A voz herdada’ (Xunta de Galicia, 2010), con guión de Kike Benlloch, y a ilustrar la colección de relatos ‘Solomon Kane’ (Astiberri, 2010), de Robert E Howard. En 2011 lanza con la editorial Astiberri el primero de los dos libros de ‘El Héroe’, una novela gráfica en dos volúmenes, donde actualiza el relato clásico de los doce trabajos de Heracles.El trabajo recibe en general críticas positivas que llevan a que la obra sea publicada en Italia, y en Francia, de la mano de Rackham. Ya en 2013, y junto con Santiago García en el guión, publica, de nuevo con Astiberri, ‘Beowulf’, una versión del poema nórdico de mismo nombre. Posteriormente trabajaría en ‘Battling Boy: The rise of Aurora West’ y ‘Battling Boy: Fall of the House of West’.

Marcos Prior

Marcos Prior (L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona, 1975) ha realizado ilustraciones para editoriales como Cruïlla/SM, Ediciones Rockdelux y Editorial Sol 90. También ha contribuido a la realización de storyboards para campañas de empresas de publicidad como Ogilvy Bassat, Vinizius Young & Rubicam, McCann, Shackleton Group y Adding-Targis.

A finales de 2013 se puso a la venta ‘Potlatch’ (Norma Editorial), novela gráfica realizada al alimón con Danide. En 2012 apareció publicada la novela gráfica ‘El año de los 4 emperadores’ (Diábolo Ediciones), de la que es autor tanto del guión como del dibujo. En 2011 apareció ‘Fagocitosis’ (Glénat) con guión suyo y dibujos de Danide. Durante 2009 se encargó de la realización del guion y dibujos de la novela gráfica ‘Maria Callas’, la ilusión biográfica para Discmedi, que todavía sigue inédita. En 2008 estuvo realizando el guion y los dibujos de la novela gráfica ‘Fallos de raccord’ para Diábolo Ediciones.

Ha trabajado como guionista (2000-2005) para Ediciones La Cúpula en las series ‘Rosario y los Inagotables’, ‘El Comebalas’ y ‘Secta Doraymon’; la novela gráfica ‘Raymond Camille’ y el comic-book ‘Mundo Maremoto’. Todos los guiones se apoyaron en el dibujo de Artur Laperla, con el que también colaboró (junto con Marcos Morán, Nacho Antolín y Jordi Borrás) en dos miniseries de comic-books (‘Oropel’ y ‘Cool Tokio’) que fueron publicadas por Planeta DeAgostini en 1996 y 1997 respectivamente.

En la actualidad se encuentra preparando ‘Catálogo de Bunkers’ junto con Jordi Pastor, que se publicará en Astiberri en 2017.

‘Gran Hotel Abismo’

gran-hotel-abismo

Gran Hotel Abismo plantea una dura crítica a la llamada “ley mordaza” con un “alto contenido político y contestatario contra los verdaderos antisistema, que son los que gobiernan”.

En un mundo situado en un futuro no muy lejano, donde el neoliberalismo se ha convertido en religión de Estado, asistimos a una especie de danza de Shiva que representa la ley de conservación de la violencia de la que hablaba el sociólogo Pierre Bourdieu. La disimulada violencia institucional y estructural de los mercados financieros aliados con el Estado da paso a una violencia espectacular que ocupa las calles y plazas sembrando el caos y trastocando el orden social.

Marcos Prior (Necrópolis) y David Rubín (El héroe, Beowulf) plantean una sátira política con acción a raudales donde la reflexión, la emoción y la experimentación formal son elementos básicos sobre los que se sostiene un cómic a todas luces visceral. El gallego Rubín juega con la composición y tira de una rica paleta de colores para poner en imágenes un sugerente texto del catalán Prior, siempre inclinado a incidir sobre cuestiones sociales, políticas y vitales que le preocupan.

“Decía [Lukács]: ‘Adorno, como los pesimistas supuestamente de izquierdas, viven en el gran hotel abismo’. Es decir, un abismo que resulta que es un gran hotel, en el que a uno le dan todo servido y con lujo”.

Guion: Marcos Prior

Dibujo: David Rubín y Kike J. Díaz

‘Gran Hotel Abismo’

2 Comentarios

  1. Lo malo de las obras españolas que tocan temas políticos y sociales es que suelen pecar de demasiado panfletarias y superficiales, culpando de todo solo a cierto sector. No es su culpa, así es como se consigue el aplauso fácil.
    Dicho esto, y aunque este tebeo tiene toda la pinta de serlo, no puedo evitar ir a comprarlo sobretodo por su potente apartado visual. Espero además equivocarme en mi primera impresión y que termine sorprendiéndome para bien. No dudaré en pasar por aquí a dar mis impresiones 😉

    Un saludo.

  2. No quiero profundizar en el tema político, pero espero que disfrutes del cómic que en mi opinión es de lo mejor que se ha publicado este año. Deja por aquí tu opinión cuando lo termines!

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.