Carrie Fisher, la Princesa Leia de ‘Star Wars’, fallece a los 60 años

princesa leia organa

2016 se está despidiendo de la manera más amarga. A la larga lista de famosos fallecidos durante este año hay que añadir el nombre de Carrie Fisher. La actriz y escritora, más conocida por su icónico papel de la Princesa Leia Organa en ‘Star Wars‘, ha muerto esta mañana después de sufrir un ataque al corazón mientras volaba el pasado 23 de diciembre de Londres a Los Ángeles.

Simon Salas, portavoz de la familia, confirmó la noticia a The Hollywood Reporter .

Con una profunda tristeza, Billie Lourd confirma que su querida madre Carrie Fisher falleció a las 8:55 de esta mañana. Ella era muy querida por el mundo y la extrañaremos profundamente.

Hija de la llamada realeza de Hollywood, Fisher se labró su propia carrera, gozando de su mayor popularidad en pantalla como Leia en la trilogía original de Star Wars antes de destacar como una escritora honesta y mordaz con libros como ‘Postales desde el filo’. El especial de HBO, ‘Wishful Drinking’, en el que hizo un repaso de su inusual vida, fue nominado a un Emmy al mejor especial de variedades, música y comedia en 2011.

Al ser hija de la actriz Debbie Reynolds y el cantante Eddie Fisher, Carrie Fisher creció en pleno escaparate del mundo del espectáculo. Sus padres se divorciaron cuando ella tenía solo dos años, después de que Fisher abandonase a Reynolds por la actriz Elizabeth Taylor en lo que en su momento fue un importante escándalo. Tratando de escapar de Hollywood en 1973, Carrie Fisher se inscribió en la Central School of Speech and Drama de Londres, donde pasó más de un año estudiando interpretación.

La joven Carrie se subió por primera vez al escenario cuando tenía 15 años para unirse a su madre en el musical de Broadway ‘Irene’. Debutó en el cine cuatro años más tarde en la película ‘Shampoo’ de 1975, interpretando a una adolescente precoz que seduce al peluquero al que interpretaba Warren Beatty.

En 1977 llegó ‘Star Wars’, en la que dirigió la rebelión como la Princesa Leia. Era solo su segunda película y ya tenía su primer papel protagonista. Ella retomó el personaje en las dos secuelas que se estrenaron en 1980 y 1983, y repitió con una encarnación madura en ‘Star Wars: El despertar de la Fuerza’ del año pasado. La película le valió una nominación para el Premio Saturn 2016 a la mejor actriz de reparto. También se la menciona en los créditos finales del spin-off ‘Rogue One’, y hace poco había terminado sus escenas en la próxima película de Star Wars, el  Episodio VIII, que llegará a los cines el 15 de diciembre de 2017.

Fisher habló a menudo con ambivalencia sobre Leia, como en estas declaraciones a la revista Rolling Stone en 1983:

No tiene amigos ni familia, su planeta fue destruido en cuestión de segundos – junto con su peluquero – por lo que todo lo que tiene es una causa. Desde la primera película, ella era solo un soldado, en el centro de la primera línea. La única manera que sabían hacer al personaje fuerte era hacer que se enfadase.

Sin embargo, tras el éxito de ‘El despertar de la Fuerza’, Fisher parecía haber hecho las paces con su alter ego, atribuyendo el éxito de la franquicia al hecho de que “es una película sobre la familia, todo Star Wars lo es. Es por eso que tiene tanta aceptación”.

Pero aunque Fisher siempre estará asociada con Leia y los curiosos peinados de la princesa, hay que recordar que también apareció en películas como ‘Hannah y sus hermanas’, ‘The Blues Brothers’, ‘Cuando Harry encontró a Sally’, ‘El hombre con un zapato rojo’ y ‘Soapdish’. Abandonó parcialmente la interpretación y encontró una nueva identidad como escritora y guionista.

Al abordar de forma franca sus propios problemas con el trastorno bipolar y el abuso de drogas y alcohol, escribió la exitosa novela ‘Postales desde el filo’. Se trata de una versión ligeramente ficticia de su propia vida como una actriz con depresión que es hija de una importante, y en ocasiones intimidante, estrella de Hollywood. Ella también escribió la adaptación cinematográfica de su libro para la película de 1990 dirigida por Mike Nichols y protagonizada por Meryl Streep y Shirley MacLaine.

En 1985, a Carrie Fisher se le diagnosticó trastorno bipolar, y posteriormente se convirtió en una activa defensora de la concienciación de la salud mental. Mientras tanto realizaba mejoras en guiones de películas como ‘Sister Act’, ‘El último gran héroe’, ‘Hook’ o ‘El chico ideal’, y escribía el telefilme ‘These Old Broads’, en el que Reynolds y Taylor aparecieron juntas. Fisher escribió varias novelas más, así como su libro de memorias ‘Wishful Drinking’, que más tarde se convertiría en un monólogo teatral; el especial de HBO ‘Shockaholic’; y, más recientemente, ‘The Princess Diarist’, una recopilación de anécdotas durante el rodaje de la famosa saga galáctica.

En 2005, Carrie Fisher fue reconocida con el Women of Vision Award por la Asociación de Mujeres en el Cine y Vídeo. Leia Organa fue, además de princesa, senadora y general, un icono feminista en una época en la que las mujeres solían limitarse a ser rescatadas por el héroe de la película. Leia, y Fisher por extensión, es a la vez soldado y una rebelde, pero sigue siendo femenina, ingeniosa e inteligente.

Desde La Casa de EL solo podemos decir: Que la Fuerza te acompañe.

De Dumas a Scott Card pasando por H. G. Wells, Asimov, Arthur C. Clarke, Orwell, King, Pratchett, Moore y Gaiman. De Velázquez a Phil Noto pasando por Mucha, Sorolla, Tolouse Lautrec, Alan Davis, Alex Ross, Carlos Pacheco, Dave Gibbons y Toriyama. De Billy Wilder a Soderbergh pasando por Cukor, Hitchcock, Houston, Orson Wells, Alan J. Pakula, Eastwood, Spielberg y Nolan. De ‘The Twilight Zone’ a ‘Orphan Black’ pasando por ‘Buffy cazavampiros’, ‘House M. D.’, ‘The Good Wife’, ‘Friends’, ‘The Newsroom’, ‘Battlestar Galactica’ y ‘The Big Bang Theory’. Más de Marvel que de DC, pero ambas me gustan.