Reseña de ‘Bella Muerte 2: El oso’

bella-muerte

Hace algún tiempo llegaba a nuestro país el primer volumen de ‘Bella Muerte’ de la mano de Astiberri Ediciones, una obra escrita por Kelly Sue DeConnick, dibujada por la gallega Emma Ríos y coloreada por Jordie Bellaire que traía consigo varias nominaciones a los premios más importantes en el mundo del cómic, los Eisner. En él se nos presentaba una historia de venganza de tipo western fantástico y oscuro en la que Ginny, la hija de una hermosa mujer y de la Muerte, recorre un camino en el que dejará a su paso un rastro sangriento. Ahora nos llega la segunda entrega de esta serie bajo el título ‘Bella Muerte 2: El oso’, obra del mismo equipo creativo.

bellamuerte2_1

Nada más abrir el tomo estupendamente editado por Astiberri Ediciones nos encontramos con la agradable sorpresa de ver de nuevo a Mariposa y Conejito, los dos narradores que ya nos acompañaron al comienzo de cada capítulo del primer arco argumental. En esta ocasión son ellos los que nos hacen saber que un personaje ya conocido, el de Sarah, está a punto de morir. Su muerte se producirá de forma natural, en la cama y rodeada de su familia… aunque no de toda su familia. Su hijo Cyrus se encuentra a miles de kilómetros de allí, combatiendo en Francia en la Primera Guerra Mundial (llamada entonces “La Gran Guerra”) en un entorno recreado aquí con gran acierto en el que más de nueve millones de combatientes perdieron la vida, un número no demasiado elevado si tenemos en cuenta que se trató de una guerra en la que más de setenta millones de militares tomaron parte. Este evento tuvo lugar entre los años 1914 y 1918, periodo durante el cual los Estados Unidos aún conservaba en ciertas zonas ese ambiente de western tan característico de la primera parte. Esta nación aportó fuerzas a los ejércitos del bloque formado por Reino Unido, Francia y el Imperio Ruso, y de ahí la implicación de Cyrus en la batalla.

¡Qué caos! ¡Qué locura!
Bobadas, Mariposa. Que no puedas ver el orden no significa que no exista.

La hija de Sarah rezará para que su madre viva lo suficiente como para que su hijo regrese del frente a tiempo para despedirse de ella, algo que no se va a poder producir ya que la desgracia de la guerra, personificada en la figura de un ser de naturaleza similar a la de Ginny, no lo va a permitir. Debido a la especial relación de Sarah con Zorro, la ayuda llegará para sacar a Cyrus del infierno en el que se encuentra.

bellamuerte2_2

En este segundo tomo nos encontramos con una historia mucho más amigable para el lector y más sencilla de seguir con respecto a su predecesora. Al contrario de lo que ocurría con la primera entrega, aquí no se nos presenta un comienzo in media res, sino que ya conocemos a los actores implicados y sabemos mucho del mundo en el que estos se mueven. Esto facilita mucho la lectura y ayuda a que la atención se pueda centrar en la trama en sí, que tal vez sea menos ambiciosa y más acotada que la del anterior arco argumental, pero no por ello inferior.

Visualmente en este tomo nos vamos a encontrar más de lo mismo (en el buen sentido) con respecto a la primera entrega. El detallado trabajo de Emma Ríos es espectacular, y la colorista Jordie Bellaire, una de las que más reconocimiento reciben en este campo, logra potenciarlo aún más. Las influencias del western clásico y el estilo europeo son innegables y suponen un soplo de aire fresco cuando se habla de un trabajo llegado desde el otro lado del charco. Si bien es cierto que se le podría echar en cara que narrativamente la obra puede resultar confusa al saltarse en muchas ocasiones el esquema secuencial y pasar de tener viñetas a entremezclar distintas acciones en un mismo cuadro a página completa, quien se haya acostumbrado a este estilo tras la lectura del primer tomo, en el que probablemente se abusaba más de esta técnica, no va a tener ningún problema. Por otra parte, esta forma de contarnos la historia es exactamente lo que el guion de DeConnick, cuyos elementos fantásticos destacan por encima de todo, necesita.

bellamuerte2_4

En definitiva, estamos ante una obra que gustará a aquellos que hayan disfrutado de la primera entrega. Si perteneces a ese grupo, necesitas tener este tomo. También se trata de un trabajo muy recomendable para aquellos fanáticos del dibujo de artistas de cómic europeo con un estilo muy detallado, que se podrán aquí recrear con las maravillosas composiciones de página de Emma Ríos aderezadas con el color de Bellaire. ¿Para quién no es recomendable esta obra? Si tus gustos se limitan al cómic americano más mainstream, ya sea superheroico o de otro tipo, quizás esta no sea una compra que debas hacer. Y por supuesto, si no has leído el primer volumen olvídate de leer esta continuación hasta que lo hagas, porque de lo contrario lo vas a pasar mal.

El tomo ‘Bella Muerte 2: El oso’ publicado por Astiberri Ediciones en su colección Sillón Orejero se presenta en formato cartoné de tapa dura. Contiene 160 páginas en color con un tamaño de 17 x 26 cm. Se puso a la venta en diciembre de 2016, la traducción corre a cargo de Santiago García y el precio de venta recomendado es de 18 €.

bella-muerte

Kelly Sue DeConnick

Nacida en Ohio en 1970. Kelly Sue DeConnick lleva algo más de una década trabajando en la industria del cómic estadounidense como guionista, editora y adaptadora de manga al inglés. Es conocida por su miniserie ‘Osborn: Evil Incarcerated’, su primera colaboración con Emma Ríos, ‘Capitana Marvel’ y ‘Vengadores, ¡reuníos!’ para Marvel Comics, y ‘Ghost’, para Dark Horse. Otros trabajos destacados de la escritora son ‘Bella Muerte’, ‘Bitch Planet’, ‘Avenging Spider-Man’, ‘Supergirl’ y ‘Adventures of Superman’. Vive en Portland (Oregón) con su marido, el también guionista Matt Fraction, y sus dos hijos.

Emma Ríos

Emma Ríos es una dibujante de cómics española nacida en Galicia en 1976. Actualmente reside en A Coruña, ciudad en la que estudió arquitectura. Empezó su carrera en el mundo del cómic dibujando para varios fanzines. Artista autodidacta e influenciada por el manga, cuenta entre sus influencias con grandes de la viñeta japonesa como Katsuhiro Otomo, Hiroaki Samura o Naoki Urasawa, aunque también ha mencionado a autores occidentales como Frederik Peeters o Paul Pope.

Su primera gran obra en el cómic americano fue ‘Hexed’, con Boom Studios en 2008. Desde entonces ha trabajado en multitud de series de Marvel entre las que destacan ‘Osborn’, ‘Runaways’, ‘Dr. Strange’ o ‘Girl Comics’. En 2013, debutó en Image con ‘Pretty Deadly’, en colaboración con Kelly Sue DeConnick, serie que sigue publicándose a fecha de hoy.

Jordie Bellaire

Se trata de una colorista de cómic americano residente en Irlanda que trabaja actualmente para editoriales como Marvel Comics, Valiant e Image. Es una de las artistas más reconocidas dentro de su campo, y en los últimos años ha recibido varias nominaciones a los premios Eisner en las categorías de mejor portadista y mejor colorista. Entre sus trabajos más conocidos encontramos ‘Bella Muerte’, ‘The Manhattan Projects’, ‘Moon Knight’, ‘Magneto’, ‘Nowhere Men’, ‘Zero’ y ‘Hawkeye’.

bellamuerte2_baja

‘Bella Muerte 2: El oso’

En esta historia intensa y poética la hija de una mujer agonizante hace un pacto con una de las parcas. Aplazar la muerte de la mujer para dar a su hijo la oportunidad de volver a casa y despedirse de ella. Pero el joven está en una trinchera en pleno frente de batalla en Europa. Las parcas de la Muerte y la Fortuna convergen para enfrentarse con la parca de la Guerra, que pretende cobrar una terrible factura.

Bella Muerte es una serie que combina el realismo mágico de Sandman con la brutalidad del western crepuscular de Predicador, y cuya primera entrega fue nominada a varios premios Eisner en 2014: Kelly Sue DeConnick como mejor guionista, Emma Ríos por mejor lápiz-entintado y mejor portada, y Jordie Bellaire en la categoría de mejor color.

Guion: Kelly Sue DeConnick

Dibujo: Emma Ríos y Jordie Bellaire

‘Bella Muerte 2: El oso’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!