Reseña de ‘Horlemonde’

horlemonde-destacada

Horlemonde‘ es una BD que nos trae Norma Editorial recopilada en un tomo integral. La historia adapta dos novelas de ciencia ficción: ‘Les Voies d’Amagiel’ (1978) y ‘Horlemonde’ (1980). Ambas fueron escritas por Éliane Taïeb, una escritora francesa más conocida por sus pseudónimos Gilles Thomas o Julia Verlanger. Aunque no es un nombre que suene mucho en nuestro país, en Francia sus obras ya se consideran clásicos de la ciencia ficción.

La historia mezcla la ciencia ficción con elementos de fantasía y aventuras. La especie humana se ha extendido colonizando el universo y muchos planetas se han aliado en la Cofradía de los Mundos Habitados. Esta organización marca unas leyes para todas las colonias al tiempo que las ayuda a progresar y desarrollarse tecnológicamente. Sin embargo, no todos los planetas se han unido a esta Cofradía. Algunos han quedado fuera de la organización y viven con formas de gobierno arcaicas y una sociedad poco desarrollada: son los “planetas Retro“.

horlemonde-2En esta ambientación que recuerda a obras clásicas de la ciencia ficción (desde ‘Star Trek‘ hasta ‘Dune‘) situamos a Marcé, el mejor agente de la Cofradía, enviado al planeta Retro de Almagiel. Su objetivo es pactar un trato con los habitantes del planeta, un trato que sin duda conlleva beneficios para la sociedad, como abolir el sistema esclavista, pero que también implica unos intereses en contrapartida: el control del bajimonte, un cereal de gran importancia. La misión pronto se convertirá en conflictiva al contrariar los intereses de muchos y el propio Marcé se verá en un grave peligro.

La premisa no es novedosa pero sin duda tiene un gran atractivo. Patrick Galliano adapta la historia de la novela mostrándonos un futuro con dos posibles caras, la del progreso y la de la tradición, y desarrollando una trama de aventuras llena de acción. Aquí es donde la obra encuentra su principal debilidad, y es que en poco más de 100 páginas apenas da tiempo de desarrollar los personajes ni de explicar suficientemente los hilos de la trama. La historia se siente algo apresurada y brusca por momentos, y las situaciones pecan de arquetípicas.

Aun así, la obra tiene suficientes elementos para que su lectura merezca la pena. La descripción de mundos y civilizaciones extraños, la estética clásica y una estructura coherente en la historia, que desemboca en un final apropiado. Encontramos también pinceladas que hacen reflexionar sobre las motivaciones humanas: la ambición, el poder, la codicia, la libertad.

Cédric Peyraverney (y Bazal en el segundo tomo, adaptándose perfectamente al estilo marcado en la obra) se luce con un dibujo imaginativo y con gran profusión de detalles, que logra que el lector se sumerja en ese mundo ficticio. Las criaturas, los personajes, los paisajes, la tecnología… todo está sumamente cuidado con un estilo preciosista influenciado por los clásicos de la ciencia ficción. En ciertos momentos peca de falta de fluidez, pero la buena ambientación que hace de la historia lo compensa. Sin duda otro punto fuerte es el color, a cargo de un equipo coordinado por el propio Peyraverney.

horlemonde

Podemos concluir que ‘Horlemonde’ es una historia que nos deja con sentimientos encontrados: una temática interesante, una lectura amena y que cualquier amante de la ciencia ficción disfrutará y un dibujo de gran calidad, no obstante, la historia se prestaba a un guion más desarrollado. Quizá si se hubiera adaptado en más álbumes se podría haber logrado un mejor perfil de los personajes y una mayor complejidad en la trama.

El tomo que nos trae Norma Editorial consta de 120 páginas e incluye la historia al completo, que en Francia fue publicada en dos partes. Se trata de una edición en cartoné y muy cuidada, aunque se echa de menos algún extra. La portada es quizás una de las mejores que hemos visto en las publicaciones de este año, haciendo que la obra sea muy llamativa. Un tomo que, por un precio recomendado de 19,50 euros, hará pasar un buen rato a los aficionados al género.

horlemonde-3

Patrick Galliano

Nacido en 1953, Patrick Galliano es un guionista tanto de cómics como de series de televisión de animación, algunas tan conocidas como ‘Ivanhoé’, ‘Arsène Lupin’, ‘Spirou’, ‘Les Enfants du feu’ o ‘Tom et Sheenah’. En cómics ha trabajado en numerosas series, como ‘Neferites’, ‘Ciao Jessica’, ‘Roxalane’, ‘Stellaire’, ‘Vulcania’ y ‘Horlemonde’, entre otras.

 

Cédric Peyravernay

Este dibujante nació en 1977 y estudió en la Escuela de Arte Emile Cohl de Lyon. Ha trabajado como escultor, pintor y diseñador gráfico para numerosos videojuegos (‘Dark Messiah’, ‘Alone in the dark 5’, ‘Dishonored’…). En el mundo del cómic ha trabajado con Patrick Galliano en la serie ‘Horlemonde’, para la editorial Humanoïdes Associés.

 

Bazal

Bazal es un autor mexicano muy prolífico, con 25 años de carrera a sus espaldas realizando portadas e ilustraciones. Ha trabajado con Patrick Galliano en la serie Horlemonde, y más recientemente, junto al italiano Mario Alberti y al conocido autor estadounidense Kurt Busiek en la serie ‘Redhand’.

horlemonde-portadaHORLEMONDE. Edición integral
Autores: Patrick Galliano, Peyravernay, Bazal
Colección: CÓMIC EUROPEO
Serie: HORLEMONDE

¿RENUNCIARÁ EL PLANETA ALMAGIEL A LA ESCLAVITUD PARA INCORPORARSE A LA FEDERACIÓN?

Hubo un tiempo en que la especie humana se lanzó a la conquista de mundos inimaginables. Los planetas que conservaron la memoria se aliaron en la cofradía de los mundos habitados. Pero la colonización sucedió hace tanto, que muchos otros olvidaron sus orígenes y cayeron en sistemas de gobierno arcaico, los denominados «mundos retro».

Marcé, el mejor agente de la CMR, debe cumplir una nueva misión: ayudar a que el mundo retro Almagiel deje atrás su sistema esclavista y tomar el control del bajimonte, un cereal con propiedades extraordinarias.

Galliano, Peyravernay y Bazal nos ofrecen una historia de doble filo situada en un escenario futurista, donde los deseos de libertad y la codicia humana se reúnen y llegan a confundirse.

Horlemonde

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Lectora y adicta confesa a los cómics, me siento incapaz de elegir entre Marvel y DC. La Patrulla X es mi familia y Batman, mi mejor amigo. Adoro a Neil Gaiman y sueño con ser rica para dedicarme a leer y ver películas. Mientras tanto, lucho contra el mal a través de la escritura.

¡No te vayas sin comentar!