El Videoclub: E.T., el extraterrestre

e-tDecir que el cine de extraterrestres siempre ha sido uno de los géneros más explotados del séptimo arte no le descubre nada nuevo a nadie. No obstante, mientras hay algunas películas que gozan de un éxito considerable, existen otras que pasan por la gran pantalla con más pena que gloria. Mención aparte merecen aquellas que terminan por convertirse en obras de culto, como es el caso de ‘E.T., el extraterrestre‘, largometraje que ha envejecido tan bien como el mejor de los vinos. En los siguientes párrafos puedes leer nuestro análisis sobre el filme y aprovechar para evocarlo en tu memoria:

La película, de 115 minutos de duración, se estrenó en 1982, bajo la batuta de Steven Spielberg. En el reparto contamos con Henry Thomas (como Elliott), Robert MacNaughton (en el papel de Michael), una muy joven Drew Barrymore (que interpreta a Gertie) y Dee Wallace (que se mete en la piel de Mary). En el caso de E.T., varias fueron las personas utilizadas para dar su voz original al extraterrestre, aunque entre ellas podemos destacar la de Pat Welsh. Otros actores a tener en cuenta son Erika Eleniak, que da vida a la niña que se besa con Elliott, y Harrison Ford, del que se sospecha que interpreta al profesor al que nunca se le va la cara, aunque ese dato no ha llegado a ser contrastado. No obstante, dada la estrecha amistad existente entre Steven Spielberg y Harrison Ford, se trata de algo bastante plausible, aunque no ofrece una explicación a por qué nunca se enfoca la cara del actor en el filme.

Según nos narra el largometraje, todo comienza cuando una nave espacial aterriza en nuestro planeta. Al volver a despegar enseguida, para no ser descubierta por los humanos, uno de los extraterrestres es involuntariamente abandonado en la Tierra. El joven Elliott, ayudado por su hermano mayor Michael y su hermana pequeña Gertie, decide acoger en su casa al extraterrestre (al que bautiza como E.T.), ya que se ha creado un fuerte vínculo ente ellos, hasta que sus compañeros alienígenas regresen a buscarlo, aunque algunas fuentes dicen que nunca volvió a su planeta, como muestra la siguiente imagen:

e-t-cocinado

Bromas aparte, aunque el filme está principalmente dirigido al público infantil, se trata de un largometraje que puede disfrutar toda la familia. Que la película no cuente con el típico personaje tonto de remate y que los niños sean una importante pieza argumental, en lugar de un lastre, ayuda bastante en ese sentido. Por otro lado, centrar la trama en el vínculo existente entre el niño y E.T., en lugar de hacerlo en el ámbito científico (como suele ser habitual en estos casos) es un gran acierto. No obstante, hay que reconocer que el filme sí cuenta con alguna escena ridícula, como aquella en la que la casa de los protagonistas es invadida por personas embutidas en trajes de astronautas.

En la película podemos encontrar diversos guiños a ‘Star Wars’, como los muñecos de la saga galáctica que tiene Elliott en su habitación o el divertido momento en que E.T. se cruza con un niño disfrazado de Yoda y lo confunde con un alienígena de verdad. George Lucas se encargó de devolver el favor a Steven Spielberg cuando incluyó en ‘Star Wars: La amenaza fantasma’ (1999) a algunos extraterrestres de la misma raza que E.T.

e-t-en-star-wars

Si el filme recibió una buena acogida por parte del público y la crítica, tampoco se quedó corto con los premios: se hizo con la estatuilla del Óscar en la mejor banda sonora, el mejor sonido, la mejor edición de sonido y los mejores efectos visuales, pero también estuvo nominada para el mejor director, el mejor guión original, la mejor fotografía, el mejor montaje y la mejor película. Curiosamente, el último de los premios mencionados lo obtuvo en los Globos de Oro, aunque en la categoría de drama, en lugar de ciencia ficción, que es el auténtico género de la película, pese a que hay escenas que pueden sacar alguna lagrimilla a los espectadores más sensibles.

A día de hoy, es casi imposible encontrar a una persona que no haya visto esta película. Y será más difícil aún encontrar a alguien que la critique negativamente, aunque hay gustos para todo. En cualquier caso, el largometraje será siempre recordado como una de las películas de extraterrestres más laureadas de todos los tiempos, como solo Steven Spielberg sabe hacerlas. Al contrario de  lo que sucede con muchos otros filmes de culto, no se ha oído nada sobre la posibilidad de rodar un remake y casi es mejor así, ya que las nuevas versiones de títulos icónicos del cine suelen ser recibidas con más recelo que agrado. No obstante, al año siguiente de su estreno, los hermanos Calatrava llevaron a cabo el rodaje de una película que parodiaba esta obra de culto, la cual llevaba por título ‘El E.T.E y el Oto’.

el-ete-y-el-oto

Reseña
Nota genérica
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!