Reseña de ‘Carcassonne Star Wars’

‘Carcassonne’ es uno de los juegos de mesa más conocido de los últimos tiempos. Creado por Klaus-Jürgen Wrede en el año 2000, el juego ‘Carcassonne’ está ambientado en la ciudad francesa medieval amurallada del mismo nombre y consiste en crear un mapa en el que los jugadores compiten por hacer el máximo número de puntos a través de una correcta gestión de sus terrenos y sus tropas. El juego ha tenido tanto éxito que a lo largo de los años se ha ido ampliando con un montón de expansiones, las cuales permitían a los jugadores aumentar la complejidad o añadir nuevas reglas, así como nuevas versiones. La última de ellas, que llega a nuestro país gracias a Devir Iberia, es ‘Carcassonne Star Wars’.

Lo primero que hay que aclarar sobre ‘Carcassonne Star Wars’ es que no se trata simplemente de una nueva versión de ‘Carcassonne’ que busca aprovechar el éxito de las nuevas películas del universo Star Wars de Disney con un sencillo cambio estético con respecto al juego original. Sí, en la caja del juego nos encontramos con algo muy parecido a lo que podemos ver en el interior de un ‘Carcassonne’ clásico con un aspecto mucho más galáctico, pero en cuanto abrimos el libro de reglas nos damos cuenta de que los cambios van mucho más allá.

En algunos aspectos puede parecer una versión simplificada del juego original, mientras que en otros es más bien una vuelta de tuerca sobre los conceptos que ya conocíamos. Desde luego, será muy útil para los nuevos jugadores conocer ya la forma de jugar al ‘Carcassonne’, pero no es algo ni mucho menos necesario para disfrutar de este juego. Aquí también tenemos un tipo de juego por turnos en el que las acciones de cada jugador consisten básicamente en colocar una loseta de terreno, realizar una acción con alguna de sus piezas y a continuación sumar los puntos que haya conseguido en su turno. Las 76 losetas que se incluyen en el juego en esta ocasión contienen tres tipos de elementos muy similares a los existentes en el juego clásico: rutas comerciales (similares a los caminos), campos de asteroides (similares a las ciudades) y planetas (similares a las abadías).

En cuanto a las piezas que conforman las tropas de cada jugador, los creadores de este juego han buscado darles un poco de personalidad. De esta forma ya no simplemente tenemos fichas de un determinado color, sino que cada color se corresponde con una figura importante del universo Star Wars. Encontramos así cinco opciones disponibles entre las treinta figuras (seis para cada jugador) que se incluyen en el juego, teniendo en cuenta que este está ambientado en la época de la trilogía clásica (no busquéis a Rey o BB-8): Luke Skywalker (rojo), Yoda (verde), Darth Vader (negro), Soldado Imperial (blanco) y Boba Fett (naranja). Los dos primeros pertenecen a la facción de la Alianza Rebelde y los dos siguientes al Imperio Galáctico, mientras que el último tiene su propia facción independiente de Cazarrecompensas. Este concepto no tendrá demasiada repercusión en el juego, ya que solo tiene importancia a la hora de desarrollar un combate. Además, estas figuras o meeples podrán ser etiquetadas si así lo deseas con pegatinas incluidas en la caja de juego que se corresponden con el personaje según cada caso. Mucho ojo a los jugadores acostumbrados al ‘Carcassonne’ clásico, ya que al pasar ahora a manejar tan solo seis meeples corren el riesgo de quedarse demasiado pronto sin ninguno de ellos…

Los combates serían la característica más innovadora presente en este juego. Si en el juego clásico los conflictos resultantes de la existencia de varios seguidores de distintos jugadores en un mismo dominio se resolvían simplemente bajo la regla de “el que más tenga, gana”, ‘Carcassonne Star Wars’ permite que dos o más jugadores se enfrenten realmente por el control de las rutas comerciales, los campos de asteroides o los planetas. A la hora de combatir se tendrán en cuenta factores como la facción a la que pertenece cada jugador y el tipo de piezas que usa en el combate (pequeña o grande) para determinar el número de dados (sí, dados de seis caras) que se usarán para decidir quién gana la lucha. Las reglas que dictan el número de dados a tirar por cada jugador son bastante sencillas y se calculan automáticamente sin dificultad tras haber jugado un par de partidas. Por una parte, resulta muy interesante la idea de añadir un concepto como el combate en este tipo de juego, ya que le añade complejidad y emoción a las partidas. Por otra, el hecho de que al final el resultado de un combate se decida por una o varias tiradas de dados resta valor a la estrategia de cada jugador. Si bien es cierto que el ‘Carcassonne’ ya es un juego en el que la suerte es un factor muy importante (la loseta que sacas para colocar en tu turno se escoge de forma aleatoria y es determinante en el curso de la partida), el añadir tiradas de dados potencia esta característica.

Por último, el juego también maneja la posibilidad de jugar por equipos cuando el número de participantes sea cuatro. Dos jugarían con el Imperio Galáctico (Darth Vader y el Soldado Imperial) y dos jugarían con la Alianza Rebelde (Luke Skywalker y Yoda). Resulta una opción muy interesante cuando la posibilidad existe que cambia un poco la dinámica habitual de las partidas.

En resumen, ‘Carcassonne Star Wars’ de Devir Iberia es un juego de mesa pensado para ser jugado por entre dos y cinco jugadores (a partir de siete años en teoría, aunque quizás a un niño tan pequeño le puede costar un poco hacerse con las reglas), con partidas que tendrían una duración de entre 30 y 45 minutos si son jugadas por jugadores experimentados, de lo contrario es probable que la cosa se alargue un poco más. Gustará tanto a los jugadores expertos de ‘Carcassonne’ como a aquellos que no se han acercado a un juego de mesa en años, especialmente si son fans del universo Star Wars. Una forma ideal de pasar una tarde divertida con familia o amigos que no necesita una gran preparación (si un jugador conoce las reglas, hasta se podría empezar a jugar sin previas explicaciones para que el resto vaya aprendiendo sobre la marcha) y que incita a repetir una vez acabada la partida, y todo ello a un precio bastante ajustado de unos 26 € que lo hace ideal para regalar. Hay que destacar también la buena calidad de todos los componentes incluidos en la caja del juego, algo que no siempre hay que dar por sentado en este tipo de productos.

Si el juego tiene el suficiente éxito, tal vez veamos en próximos años expansiones de ‘Carcassonne Star Wars’ que ayuden a dar mayor profundidad y a complicar aún más las reglas de esta edición al igual que ocurrió con el ‘Carcassonne’ original. Hasta entonces, nos tendremos que conformar con esta batalla… ¡que la Fuerza os acompañe!

‘Carcassonne Star Wars’

‘Carcassonne Star Wars’ combina el universo de Star Wars con el clásico juego de Klaus-Jürgen Wrede.

Carcassonne Star Wars mantiene la esencia de Carcassonne, pero introduce nuevas reglas, dados, la opción de conquistar planetas y la variante para cuatro jugadores de jugar en dos equipos: Darth Vader y los Soldados Imperiales contra Yoda y Luke Skywalker.

Reseña
Adictivo
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.