Reseña de ‘Espectro’, de Joe Hill y Charles Paul Wilson III

¿Estás deprimido? ¿Problemas en casa o en el trabajo? ¿Te encuentras solo? Tal vez todo lo que amarga tu existencia tenga una solución. Tal vez existe un lugar mágico al que puedes ir en el que reina la felicidad, todas las mañanas son Navidad y todas las noches son Nochebuena. Un lugar en el que sus habitantes son tan inmensamente felices que su eterna sonrisa permite contar sin problema todos los dientes de su cabeza. Este lugar es Christmasland, un sitio donde podrás ver el laberinto de hielo, divertirte en el gran trineo o jugar a “tijeras para el errante”, todo ello después de cruzar las puertas de bastón de caramelo. Si entras en Christmasland, una cosa es segura: nunca, nunca, nunca querrás abandonar ese lugar…

Charles Manx tuvo una infancia de lo más normal y feliz

Y si quieres llegar a Christmasland, lo mejor seguramente será que de alguna forma te cruces en el camino de Charles Manx, el chófer de un Rolls-Royce Wraith fabricado en el año 1938, a no ser que tú dispongas de tu propio vehículo especial para viajar por las carreteras del pensamiento. Charles tuvo una infancia de lo más normal, con su madre atendiendo todos sus caprichos (siempre que no estaba ocupada con uno de sus clientes) y pasando las noches en el ataúd de la parte de atrás de un tanatorio. Se podría decir que era un niño típico. Tras un pequeño incidente resultado de jugar con un adulto que realmente adoraba a los niños inocentes como él (tal vez demasiado), decidió que era momento de explorar el mundo y abandonar su lugar de nacimiento, y ya en su edad adulta formaría su propia familia, con esposa e hijas. Puede que las cosas no fueran económicamente muy bien para los Manx, pero un golpe de auténtica suerte lo cambio todo. Un tipo realmente honesto le ofreció participar en un negocio en el que, a cambio del adelanto de una pequeña cantidad de dinero a modo de inversión, Charles recibiría en poco tiempo en concepto de intereses más dinero del que pudiera llegar a gastar en su vida. Y de esa forma, Charles se convirtió en el dueño de una parte de Christmasland, una especie de parque de atracciones recientemente construido. A pesar de que la estúpida de su mujer llegó a pensar (¡pero cómo se atreve!) que ese negocio tan maravilloso era más bien un tipo de estafa, Charles no se desilusionó, sino que le demostró a esta lo equivocada que estaba…vaya que si se lo demostró…

Todo puede salir mal en un viaje por carretera

Tanto Charles Manx como Christmasland son dos conceptos sacados de la novela ‘NOS4A2’ de Joe Hill, el mismo autor que firma este cómic titulado ‘Espectro’ que funciona a modo de precuela de su novela. En ‘NOS4A2’, publicada en 2013 y nominada al premio Bram Stoker como mejor novela de horror en el mismo año, el autor de la muy aclamada (y con razón) serie de cómics ‘Locke & Key’ nos cuenta la historia de Victoria McQueen, una mujer que desde niña posee el don de encontrar cosas que se han perdido. Para ello, Victoria utilizaba el objeto más preciado que posee, su bicicleta, para viajar hasta un puente cubierto que solo existe en su imaginación y que la transporta inmediatamente al lugar donde se encuentra el objeto en cuestión. En un determinado momento de su infancia se cruza en el camino de Charles Manx, incidente del que sale con vida de puro milagro. Ya en su edad adulta, Victoria sufrirá la irá de un Charles Manx supuestamente muerto que regresa de la tumba para secuestrar a su hijo y llevarlo a Christmasland, un lugar imaginario al que se ha estado llevando niños durante las últimas décadas gracias al poder que tiene su coche, el ya mencionado Rolls-Royce Wraith de 1938, un vehículo en cuya matrícula se puede leer ‘NOS4A2’ (que se pronuncia “Nosferatu” en inglés). Los hechos principales de ‘Espectro’ transcurren a finales de los años ochenta, antes de que Victoria y Charles se encontraran mutuamente, pero ambas obras pueden leerse de forma independiente sin ningún problema.

¡Bienvenidos a Christmasland!

La trama principal de ‘Espectro’ nos presenta a un grupo formado por tres presos que son trasladados por dos guardias, un hombre de mediana edad y una señora mayor pero con un nervio envidiable, en una furgoneta hacia la prisión. Los reos forman un grupo bastante horrible en general, con un hombre detestable con una larga cola de delitos por pederastia a sus espaldas, un tipo que responde al estereotipo de “hombre bueno encarcelado porque el mundo es injusto” y un auténtico psicópata que planea su fuga gracias a la ayuda de un compañero que se prepara para asaltar la furgoneta y recogerle. Su plan no saldrá del todo bien, pero logrará su objetivo y pronto los tres presos se verán liberados de sus ataduras y con los dos guardias en su poder como rehenes. Ahora necesitan desaparecer rápidamente y borrar su rastro para no ser encontrados, y recurren a un tipo experto en conseguir que la gente desaparezca: el bueno de Charles Manx. No es necesario decir que las intenciones de Manx no serán precisamente ayudar a nuestros protagonistas, sino llevarlos a Christmasland en su vehículo de lujo. Una vez allí, la pesadilla comenzará para los pasajeros del Rolls-Royce Wraith…

¿Jugamos a “tijeras para el errante”?

En el apartado visual tenemos al señor Charles Paul Wilson III realizando un trabajo de lo más atractivo. Si bien es cierto que el estilo underground de este dibujante podría resultar un poco molesto en otro tipo de obra, en ‘Espectro’ encaja a la perfección. Cuando la trama empieza a ponerse realmente terrorífica, a partir de la llegada de nuestros protagonistas a Christmasland (aunque tiene momentos gloriosos antes de esto también), la habilidad de Charles Paul Wilson III para hacer que el lector dispare sus niveles de adrenalina y comience a sudar es maravillosa. ¡Qué sería de Christmasland si no fuera por esas atracciones tan brillantemente perfiladas y esos horribles niños de dentadura particular y ojos de muñeca de trapo! Los problemas anatómicos y la falta de dinamismo en sus líneas no son para nada un defecto en esta obra, sino todo lo contrario. Además, los maravillosos y apagados colores de Jay Fotos acaban por definir unos dibujos que harán que tus pesadillas tengan nuevos invitados.

En resumen, estamos ante una historia que, muy lejos de conformarse con cumplir con lo mínimo para arrastrar a los lectores de la novela de Joe Hill, gustará a todos aquellos amantes del terror. El autor desarrolla una trama poblada con personajes arquetípicos muy atractivos en la que el terror es el protagonista. El ambiente malsano e incómodo está presente desde la primera página, algo que se consigue en gran parte gracias al arte de Charles Paul Wilson III, pero es a partir del momento en el que se nos presenta en todo su esplendor Christmasland cuando la cosa se pone realmente espeluznante. Pocas veces se han visto unos niños que den tanto miedo como los que vemos en esta historia, llegando a dejar a psicópatas y pedofilos como inocente ganado en la cola del matadero. Si quieres pasar un mal rato, no lo dudes… Christmasland es tu lugar.

El tomo ‘Espectro’ publicado por Planeta Cómic se presenta en formato de tapa dura sin sobrecubiertas. Contiene 216 páginas con un tamaño de 16,8 x 25,7 cm en las que encontramos los números del #1 al #7 de la edición americana de ‘Wraith’, además de una extensa galería de ilustraciones y un artículo titulado ‘La historia del Manx’ escrito por Javier Agrafojo. El precio de venta recomendado es de 20 €, la traducción ha sido realizada por Ignacio Bentz y se puso a la venta en septiembre de 2015.

Joe Hill

Nacido como Joseph Hillstrom King el 4 de junio de 1972 en Hermon, Maine, Estados Unidos. Es un escritor estadounidense de novelas y cómics que frecuenta los géneros de terror, fantasía oscura y ciencia ficción. Hill es el segundo hijo de los autores Stephen y Tabitha King. Su hermano menor, Owen King, también es escritor. Usa un seudónimo como escritor desde 1997 intentando así desligarse del posible éxito hereditario al ser su padre el escritor de literatura de terror más afamado de todos los tiempos. Después de lograr un grado de éxito independiente, un artículo en 2006 en la revista estadounidense Variety desveló su identidad.

Joe Hill es el último destinatario de las becas de la Comunidad Ray Bradbury. También ha recibido los premios William L. Crawford al mejor nuevo escritor de fantasía en 2006, A. E. Coppard Long Fiction Prize en 1999 para ‘Mejor que el hogar’ y el 2006 World Fantasy Award por su novela ‘Compromiso Voluntario’. Entre sus trabajos más destacados se encuentran las novelas ‘Fantasmas’, ‘El traje del muerto’, ‘Cuernos’, ‘NOS4A2′ y el cómic ‘Locke & Key’.

‘Espectro’

En su novela ‘NOS4A2’, que apareció en el listado de superventas del New York Times, Joe Hill, autor galardonado con el Premio Eisner, reveló el aterrador mundo de feria llamado Christmasland y al lunático que no envejece y que allí gobierna: Charlie Manx.

Ahora, Hill y el dibujante Charlie “Talent” Wilson III exploran los retorcidos inicios de Manx, introducen un nuevo y depravado reparto de personajes en Christmasland y conducen a los lectores a un paseo sobre ruedas a 200 km/h por una carretera de pesadilla en un coche sin frenos…

Guion: Joe Hill

Dibujo: Charles Paul Wilson III, Jay Fotos, Gabriel Rodríguez y Nelson Daniel

‘Espectro’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.