Reseña de ‘Green Arrow: Renacimiento, número 1’

El volumen de Green Arrow de ECC

Renacimiento, el último meneo de DC a la continuidad, ya está en pleno desarrollo en nuestro país. Poco a poco, las grandes cabeceras de la casa asoman su nueva identidad dentro del proyecto, armados de una mezcla entre coherencia y novedad. Lo bueno de esta recién estrenada etapa es que no es un reseteo al estilo de Crisis en Tierras Infinitas, o los finiquitados Nuevos 52. Renacimiento tiene ingredientes de necesario paso hacia atrás, pero usando como columna vertebral la continuidad que hemos visto los últimos años en la editorial. Algo hay en la sombra, sí, pegamento narrativo que da consistencia al cambio. Pero de esos hechos daremos cuenta en otro momento. Hoy hablamos de una de esas colecciones que viene con aires renovados: Oliver Queen, alias Green Arrow.

No podía ser de otra forma, y uno de los personajes básicos de DC se merece un buen impulso en este retorno a las raíces. El paso por los Nuevos 52 no ha sido, precisamente, una etapa para el recuerdo. Los inicios del Green Arrow después de Flashpoint quedarán para el recuerdo como auténtico desastre, sin pulso, ni ritmo, ni el mínimo respeto por el arquero. No todo fue motivo de olvido, y la etapa en manos de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino sí que nos dejó alguno de los momentos álgidos de ese Nuevo Universo DC. Pero, como ha sido constante en la editorial en los últimos años, las malas decisiones editoriales obligaron a la frenada en seco del proyecto.

Dinah ha vuelto

Tras esa celebrada etapa, la colección dio un nuevo vuelco, alejado de los interesantes presupuestos de Lemire, y centrada en la equiparación de las aventuras del Green Arrow de la viñeta con su homólogo televisivo. El personaje fue víctima de esa maldita bendición que es la popularidad gracias a la serie de The CW. La llegada masiva de personajes extraídos del programa y el giro de las tramas a fundamentos más simplones dejaban a Green Arrow atrapado en una colección que, sin ser un desastre, estaba muy lejos como experiencia de la etapa inmediatamente anterior.

Vamos con lo que nos trae esta entrega de las aventuras del arquero esmeralda, a la búsqueda de tiempos mejores. La verdad es que este evento, en general, nos está dejando buen sabor de boca a los lectores, y más teniendo en cuenta la decepción general que ha supuesto la iniciativa de los nuevos 52, desequilibrada en conjunto (y por ser amable). Se nota que hay un examen de conciencia dentro de las oficinas de DC, dirigida al replanteamiento total de espíritu en la dirección de su universo. Esperemos que dure, y esta emoción inicial sea la tónica dominante en los próximos años.

En su Renacimiento, Oliver Queen nos resulta más reconocible que el poco perfilado héroe de los últimos años. Es el bocazas impenitente, azote de mentes pequeñas, que echamos de menos. Su lucha social es, de nuevo, una característica inamovible de la personalidad de este luchador contra la injusticia, a todos los niveles. Sin tener la colección un elemento de crítica al nivel de aquella mítica etapa de Dennis O´Neil y Neal Adams (una reedición, señores de ECC, por favor), sí que vemos como la preocupación de Oliver Queen acerca de los estratos más desfavorecidos de la sociedad es la motivación de sus actos. Vive en la eterna contradicción entre ser el eterno hijo de papá a ojos de los demás, y la persona que quiere cambiar el mundo usando todos sus recursos por el sueño de un mundo más justo.

La historia comienza cuando Oliver es puesto sobre aviso acerca de la extraña desaparición de gente de la calle. Comienza un viaje que le lleva a lugares desconocidos de su propia ciudad, donde habita una sociedad al margen, en condiciones casi inhumanas mientras el resto del mundo mira hacia otro lado. La pobreza es, además, caldo de cultivo para la aparición de una extraña organización criminal, que usa a las personas como ganado, simple beneficio económico. Green Arrow decide plantar cara, pero su valentía sale cara, puesto que su mundo se derrumba ante el mal arraigado en lo más profundo de la ciudad que resulta el Noveno Círculo, nombre de esta siniestra organización.

Página del nuevo Green Arrow.

El guionista Benjamin Percy  (guionista de la reciente etapa que comentábamos) usa un clásico de la viñeta. El hombre rico que lo pierde todo, incluso su buen nombre, por culpa de una conspiración. Y digo clásico por no decir cliché. A pesar de este lugar común, lo cierto es que la aventura inicial de Renacimiento en Green Arrow resulta muy atractiva, llena de ritmo, y con un interés que se agradece como lector en la presentación cuidada de contexto y personaje. Percy no aprieta el acelerador hasta el momento justo, y despliega el terrible secreto escondido tras estas desapariciones. El universo personal de Oliver Queen se desmorona como un castillo de naipes, pero entre medias de la traición y el olvido, surgen nuevos aliados.

Percy recupera el auténtico espíritu clásico de la colección con la reentrada de Dinah Lance en la vida de Oliver Queen. En la anterior etapa, casi ni llegaron a conocerse, dejando de lado el romance más entrañable, y conflictivo, de la historia de DC. Todo indica que Dinah tendrá su cuota de protagonismo asegurada, y veremos de nuevo a la pareja ignorada en los últimos años, exigida por los fans sin paliativos.

En el apartado gráfico, dos autores de gran personalidad. Distintos en técnica y soluciones, aunque lo curioso es que la colección no pierde identidad visual cuando cambian su puesto en el tablero de dibujo. Otto Schmidt representa el estilo dinámico y luminoso, de ciertas reminiscencias de la animación, apoyado en el gran diseño de personajes. El sabor de los clásicos se respira en los momentos de acción en el uso de las olvidadas onomatopeyas, sin olvidar su gran calidad como narrador. No cambiará la historia del dibujo de cómics de superhéroes, pero me han gustado sus equilibrios entre lo nuevo y lo viejo, además de su interpretación de los protagonistas.

El segundo artista que se pasea por estas páginas es Juan Ferreyra, que además firma todas las portadas. Estilo más neblinoso y difuminado que su compañero, es, quizá, un poco estático en comparación a Schmidt. A cambio, la fabulosa creación de ambientes que carga de dramatismo la viñeta en los momentos oscuros de la serie. Cuando la cosa se pone turbia y se nos conduce al climax de este primer número, el aporte de Ferreyra consigue el efecto necesario para marcar la diferencia narrativa en esos pasos finales.

Aquí llega el héroe

Percy lleva a su terreno la trama clásica, la llena de giros de guión adictivos, completa sus páginas con personajes carismáticos, y promete la química perfecta entre el pasado y el inesperado presente de DC. Diversión en estado puro, cómic de superhéroes de los que hacen afición, y muchas promesas en el aire. Veremos como se va solucionando la papeleta. De momento, este renovado Oliver Queen, alias Green Arrow, ha conseguido llamar mi atención. Seguiremos la pista al arquero esmeralda.

El primer número de la colección de Green Arrow tras renacimiento llega a gracias a ECC. Lo hace en formato cuadernillo recopilatorio, que contiene los tres primeros números de la colección regular, además del one shot que inició la etapa en Estados Unidos. Os esperan 96 páginas de pura acción, al precio de 8,95 euros.

Benjamin Percy

Percy llega al cómic proveniente del mundo de la escritura de novelas y guiones para cine y televisión. También ha trabajado como articulista y editor para diferentes publicaciones. Su relación con el universo de la viñeta, de momento, se reduce a colaboraciones con DC como escritor de algunos números de Detective Comics y la colección regular de Green Arrow

Desde que viviera una epifanía tras naufragar en una isla desierta, Oliver Queen utiliza la inmensa fortuna de su familia y los recursos de su empresa para luchar contra el crimen y defender a los desposeídos. Primero en solitario y, después, con aliados como su hermana Emiko, se ha enfrentado a numerosos enemigos e incluso ha formado parte de la Liga de la Justicia. No obstante, a su vida le falta algo, un elemento positivo que, como pudimos comprobar en el especial Universo DC: Renacimiento, alguien ha estado robando a los héroes de la Tierra.

Tras demostrar su talento en las páginas de Green Arrow: Aves nocturas y Green Arrow: Instinto primario, el guionista Benjamin Percy (Detective Comics) continúa su etapa al frente de este título, ahora dentro del nuevo ciclo del Universo DC, Renacimiento.

Oliver Queen, más conocido como Green Arrow, se ha convertido en uno de los personajes más conocidos de la DC Comics contemporánea, impulsado por la adaptación televisiva Arrow. ¡Descubre las aventuras del Arquero Esmeralda a través de esta nueva etapa de su serie regular! ¡Con periodicidad bimestral!

Ver en Whakoom

 

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Sobre todo, lector. Sueño en viñetas.

¡No te vayas sin comentar!