Reseña de ‘Marvel Saga 17 – El Castigador 2: En el principio’

Tras el éxito del tomo ‘Marvel Saga 14 – El Castigador 1: Nacimiento’ nos llega ahora la segunda entrega de esta fantástica serie publicada por Panini Comics en el formato ‘Marvel Saga’ bajo el título ‘Marvel Saga 17 – El Castigador 2: En el principio’.

Portada del tercer número de la colección

Al contrario de lo que pudiera parecer por el título, aquí no estamos ante una historia de origen. No se nos vuelve a contar por enésima vez cómo la mafia acaba con la familia de Frank Castle convirtiéndole así en Punisher, aunque sí veremos algunos flashbacks en los que nuestro protagonista recuerda con dolor lo ocurrido ese fatídico día.

El hecho de que la historia contenida en este tomo sea la primera en la que Punisher se publica bajo el sello adulto de Marvel Comics, la línea MAX, se nota. Si bien es cierto que los cómics de Frank Castle por lo general siempre han estado plagados de un mayor nivel de violencia que el resto de colecciones de La Casa de las Ideas, especialmente cuando el guionista Garth Ennis está implicado, aquí la cosa se pone aún más al rojo vivo y vemos auténticas carnicerías, además de personajes que no se cortan un pelo con un lenguaje no apto para niños. Obviamente, con esta premisa el bueno de Ennis está en su salsa. Si lo comparamos con la anterior etapa del guionista junto al dibujante Steve Dillon en ‘Marvel Knights Punisher’, también podemos apreciar que el sentido del humor está mucho menos presente, dando más espacio a la acción realista.

¿Alguien ha pedido cuarto y mitad de filete italiano?

El Frank Castle que se nos presenta aquí lleva ya una larga carrera en el negocio de liquidar mafiosos a sus espaldas, y es que hay que recordar que este Punisher, el de la línea MAX de Marvel Comics, no es el del universo tradicional de Tierra 616, sino que es el de Tierra 200111, un mundo sin superhéroes (aunque sí tenemos a algunos personajes conocidos, como Nick Fury). Nacido en 1950, Frank Castle aquí es un veterano de Vietnam que perdió a su familia en un tiroteo entre mafiosos en Central Park en 1976. Con un aspecto que recuerda vagamente a una versión musculada de Clint Eastwood en ‘Sin perdón’, este tipo ha matado a tantos criminales en los años transcurridos desde la muerte de su familia que resulta sorprendente que aún sigan quedando más. A pesar de esto, este tomo está también pensado para aquellos que se acercan por primera vez al personaje, ya que Ennis nos cuenta todo lo que necesitamos saber de él para no perdernos en sus historias.

Clint Eastwood con una calavera

La trama que se nos presenta en este tomo gira en gran parte alrededor del personaje de Micro, el sidekick de Frank que se encargaba de asistirle en temas de armamento, tecnología y demás parafernalia. Su relación con nuestro protagonista intentará ser explotada por el gobierno para conseguir transformar a Punisher en un arma de destrucción masiva teledirigida contra objetivos molestos para la nación. La CIA tratará de domesticar a Castle ya que intentar detenerle ha demostrado ser una tarea en la que han fracasado repetidamente a lo largo de los años. En otras palabras: si no puedes con el enemigo, intenta que se una a tu causa.

Por otra parte, la última matanza de mafiosos en una fiesta a cargo de Frank hará que los altos cargos de la organización pongan precio a su cabeza. Por supuesto, esta idea no es precisamente lo más original que se ha escrito en una historia del personaje, incluso si nos fijamos solo en los cómics firmados por Ennis, pero no por ello deja de ser enormemente disfrutable. Con hombres a ambos lados de la ley intentando dar caza a Frank, este tendrá que dar lo mejor de sí mismo para demostrar que, a pesar de su edad, sigue siendo un hueso demasiado duro de roer cuya voluntad es inquebrantable y que no se detendrá ante nada mientras su cuerpo aguante, ya que está decidido a luchar hasta que llegue su hora.

Frank Castle, más duro que nunca

En el apartado gráfico, tenemos a un correcto Lewis LaRosa que realiza un trabajo superior a lo que vimos de este artista en el anterior tomo de la colección, algo que seguramente tenga mucho que ver con las tintas de Tom Palmer y el color de Dean White, destacando especialmente los momentos en los que asistimos a escenas violentas. Mención especial merecen las portadas realizadas por el señor Tim Bradstreet. Si bien es cierto que el diseño del personaje choca bastante con el que vemos luego en las páginas interiores, se trata de un trabajo excepcional que refleja perfectamente el realismo y la ausencia casi total de humor que nos encontramos en la obra.

En resumidas cuentas, ‘Marvel Saga 17 – El Castigador 2: En el principio’ es una gran historia que nos devuelve al Garth Ennis más violento y que hará las delicias de los fans de Frank Castle. Estamos ante un tomo que da consistencia a la línea ‘Marvel Saga’ del personaje, ya que el anterior estaba formado por un grupo de historias sueltas mientras que aquí estamos ante el comienzo de algo muy grande, y que augura un muy buen futuro para estos cómics. Sin embargo, la ultraviolencia y demás cualidades de la línea MAX hacen que este tomo no sea recomendable para lectores demasiado jóvenes o demasiado sensibles. El resto, ¡a disfrutar con las macarradas de Punisher!

El tomo ‘Marvel Saga 17 – El Castigador 2: En el principio’ publicado por Panini Comics en tapa dura contiene 152 páginas a color e incluye los números del #1 al #6 de la edición americana de ‘Max Punisher’, además las portadas de cada uno de los números y un texto introductorio escrito por Julián M. Clemente. El precio de venta recomendado es de 15 € y se puso a la venta en octubre de 2016.

 

Garth Ennis

Nacido el 16 de enero de 1970 en Holywood, Irlanda del Norte. Se trata de un guionista de cómics irlandés que trabaja fundamentalmente para el mercado estadounidense, cuya obra más famosa es la serie ‘Predicador’, en la que trabajó junto con el dibujante Steve Dillon y que revolucionó la histórica línea Vértigo de DC Comics a finales del siglo XX.

Su trabajo se caracteriza por la extrema violencia, el humor negro, el abuso de las palabras malsonantes y por ahondar en temas como la amistad entre hombres, las grandes religiones y las alusiones a los superhéroes. Entre sus principales colaboradores habituales se encuentran Steve Dillon, Glenn Fabry, Carlos Ezquerra y John McCrea. Algunas de sus obras más conocidas, además de ‘Predicador’, serían ‘The boys’, ‘Crossed’ y varios arcos argumentales en las colecciones de ‘Hellblazer’ y ‘Punisher’.

Lewis LaRosa

Comenzó a trabajar en el mundo del cómic con la miniserie de 2001 titulada ‘Marvel’s Citizen V’. Posteriormente, en el año 2004, fue elegido para unir fuerzas con el guionista Garth Ennis en la serie de la línea MAX de Marvel Comics centrada en Punisher, estableciendo un tono y un estilo que acompañaría al personaje durante toda su andadura y más allá, ya que se tuvo muy en cuenta a la hora de planificar ‘The Punisher: War Zone’ en el año 2008, película dirigida por Lexi Alexander y protagonizada por Ray Stevenson, Dominic West y Julie Benz. Más tarde se convirtió en co-creador de ‘Bad Planet’ junto al artista Tim Bradstreet (encargado de realizar las portadas de sus cómics de Punisher en la línea MAX), al guionista Steve Niles(responsable de ’30 días de oscuridad’) y al actor Thomas Jane (‘La niebla’) en 2005. En 2011, Warren Simons de la renacida editorial Valiant Comics recurrió a él para hacer diseños de sus personajes, portadas y páginas interiores de sus nuevas series.

‘Marvel Saga 17 – El Castigador 2: En el principio’

Contiene ‘MAX Punisher’ del #1 al #6.

El cazador se convierte en cazado en una saga que trae devuelta a Micro, el antiguo socio de Punisher… ¡Que ahora quiere acabar con él!

Pero antes, está dispuesto a hacerle una oferta que Frank Castle no podrá rechazar.

Guion: Garth Ennis

Dibujo: Lewis LaRosa, Tom Palmer, Tim Bradstreet y Dean White

‘Marvel Saga 17 – El Castigador 2: En el principio’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.