El Videoclub: ´Superman returns: El regreso’

Superman Returns
Superman Returns

Si bien es cierto que Kirk Alyn fue el primer actor que encarnó al hombre de acero en ‘Superman‘(1948) y ‘Superman versus Atom Man (1950) y George Reeves le tomó el relevo durante nada menos que siete años con ‘Adventures of Superman‘(1952 – 1958), cuando los fans más veteranos pensamos en la mejor versión hecha carne del hombre de acero, a todos nos viene a la cabeza la interpretación del héroe llevada a cabo por Christopher Reeve.

Este actor interpretó al personaje en cuatro ocasiones: ‘Superman‘ (1978), ‘Superman II‘ (1980), ‘Superman III‘ (1983) y ‘Superman IV: En busca de la paz‘ (1987). Desgraciadamente, todos sabemos que un accidente ecuestre lo dejó paralítico en 1995.  No obstante, el actor nunca abandonó el mundo del héroe por completo ya que, poco antes de su muerte, interpretó al doctor Virgirl Swann en un par de episodios de la segunda temporada de ‘Smallville‘ (2001 – 2011). Finalmente, falleció en 2004, debido a un problema de hipotensión.

Aunque sus dos primeras películas fueron muy aplaudidas, la excesiva comicidad de la tercera y la floja trama argumental de la cuarta lograron que esta saga cinematográfica tuviera un final muy distinto a su inicio.

Superman - Christopher Reeve

Sin embargo diecinueve años después de que Christopher Reeve colgara su capa, Brandon Routh recogió el testigo cinematográfico (papel al que optó después de haber ganado un premio por disfrazarse de Clark Kent en una fiesta de Halloween). Así, mientras otros actores se encargaron de mantener viva su imagen en la televisión, llegó a la gran pantalla la película ‘Superman returns: El regreso‘ (2006).

El filme se encuentra bajo la dirección de Bryan Singer y cuenta con más de dos horas y media de duración. En el reparto, junto a Brandon Routh, podemos destacar a Kate Bosworth (como Lois Lane), Kevin Spacey (en el papel de Lex Luthor), James Marsden (que da vida a Richard White),  Parker Posey (que se convierte en Kitty Kowalski), Frank Langella (que se mete en la piel de Perry White), Sam Hungtinton (que interpreta a Jimmy Olsen), Eva Marie Saint (que hace las veces de Martha Kent) y Tristán Lake Leabu (como Jason White). También conviene destacar que se han recuperado informáticamente imágenes de Marlon Brando para retomarlo en el papel de Jor-El.

La película, dedicada a la memoria de Chistopher Reeve y su esposa, se rodó con la intención de regresar a la anterior saga cinematográfica desde el final de la segundo largometraje, como si el tercero y el cuarto nunca se hubieran rodado.

En el sentenciado planeta Krypton, un brillante científico introdujo a su hijo en una nave y lo envío a la Tierra. Criado por un amable granjero y su mujer, creció y se convirtió en nuestro mayor protector… Superman. Pero, al descubrir los astrónomos los lejanos restos de su planeta, Superman despareció.

Con este texto introductorio arranca la película en la que descubrimos que Kal-El lleva cinco años lejos de la Tierra, ya que viajó hasta donde los científicos hallaron los últimos vestigios de Krypton, con la vana idea de encontrar algo cercano a sus orígenes. Sin embargo, al regresar a nuestro planeta, descubre que son muchas las cosas que han cambiado: Lex Luthor está en libertad (ya que Superman no acudió a testificar a su juicio) y Lois Lane ha rehecho su vida con Richard White, el sobrino de Perry. El hombre de acero no tiene más remedio que plantar cara a los planes de su archienemigo, que pretende utilizar la tecnología kryptoniana en su provecho, mientras trata de recuperar el afecto de Lois Lane.

Aunque la reportera tiene un hijo llamado Jason que, en principio, se supone que es descendiente de Richard, los espectadores no tardamos en deducir que el verdadero padre es Superman. Por ello, al final del filme, mientras el pequeño duerme, vemos al kryptoniano colarse en su habitación y decirle unas palabras similares a las que Jor-El grabó para él en los cristales que introdujo en la nave espacial:

Serás diferente. A veces, te sentirás algo marginado, pero jamás estarás solo. Harás de mi fuerza la tuya. Verás mi vida a través de tus ojos y yo la tuya a través de los míos. El Hijo se convertirá en padre y el padre se convertirá en hijo.

El filme se encuentra repleto de guiños hacia los fans del hombre de acero, como la escena en la que Superman levanta un coche en vilo, que es un claro homenaje a la portada de ‘Action Comics‘ nº 1 (1938), primer tebeo en el que apareció el hombre de acero.

Otros guiños, esta vez centrados en la película de Christopher Reeve, los podemos encontrar en el fingido carácter torpón de Clark Kent y el caracolillo que le cuelga de la frente (aspectos clásicos del personaje que otras versiones posteriores han decidido suprimir), así como el añadido de la famosa frase que pronuncia Christopher Reeve al final de su primera película:

Siempre estaré por aquí.

Y, por supuesto, si hablamos de frases, no podemos dejar de mencionar el cómico momento en el que se hace referencia al famoso slogan del hombre de acero:

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No, es Superman!

Desgraciadamente, la película no obtuvo la respuesta esperada ni por parte del público ni por la de la crítica, lo cual dio al traste con cualquier posibilidad de continuar con nuevas entregas de la saga iniciada con las dos primeras películas de Christopher Reeve. Personalmente, considero que si el largometraje hubiese ido por libre, sin tratar de aprovecharse de la fama de los filmes de 1978 y 1980, quizás habría obtenido mejores resultados. Y es que ya se sabe que, por norma general, los clásicos es mejor no tocarlos.

Reseña
Nota genérica
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.