Reseña de ‘Muerte de X’ #1

De la mano de Panini nos llega ‘Muerte de X’#1. Se trata del primer gran evento del año en cuanto a mutantes e inhumanos se refiere. Por lo que anunció Marvel en su momento, esta miniserie de cuatro números promete narrarnos lo ocurrido durante los meses transcurridos desde el final de ‘Secret Wars’ hasta el inicio del ‘All-New All-Different Marvel’ en el que estamos inmersos. ‘Muerte de X’ es también el preludio de la gran guerra entre mutantes e inhumanos que viviremos de aquí a unos meses en ‘Inhumans vs X-Men’.

El relato empieza situándonos un año atrás respecto al presente. El equipo mutante liderado por Cíclope y formado por Emma Frost, Magik, el Hombre de hielo, las anteriormente quintillizas y ahora trillizas hermanas Cuckoo y Bolas Doradas se encuentra a bordo del Blackbird.

Se dirigen a la isla Muir alertados por el mensaje de radio de un asustado Jamie Madrox.

Por otro lado el autor nos muestra a los inhumanos a bordo del Riv, sobrevolando la ciudad de Matsumoto, Japon.  Crystal, Gorgon, Grid, Flint, IsoNaja han acudido a petición del gobierno japonés, para dar soporte a los afectados por las nieblas terrígenas.

La nube terrígena esta a punto de llegar a la población japonesa y una muchedumbre entusiasmada se congrega para recibirla. La narración nos lleva de vuelta a la isla Muir que se nos presenta invadida por la niebla terrígena. Cuando los mutantes ponen pie en tierra se encuentran un paisaje fantasmagórico sin señales aparentes de vida.

En el interior de las dependencias del laboratorio lo que les espera no es mucho más halagüeño. Cadáveres de mutantes cubiertos de forúnculos aparecen por doquier.

Scott Summers y Fabio Medina no tardan en notar los efectos de la nube en sus propias carnes. En este punto cualquier seguidor de la serie de Spider-Man (Miles Morales) sabrá que al bueno de Bolas Doradas no le pasará nada, ya que aparece en dicha serie. Son los problemas de los saltos narrativos en el tiempo.

Finalmente consiguen dar con Madrox que yace moribundo entre sus copias. Este les advierte del efecto mortal del terrígeno sobre los mutantes.

Mientras tanto, de vuelta en Japón, los inhumanos salen victoriosos de una escaramuza con un grupo de Hydra que pretendía hacerse con un recién creado inhumano. Se trata de Daisuke, que les ayuda a derrotar a Hydra gracias a su recién adquirido poder.

Finalmente este primer capítulo acaba con una declaración de guerra de Cíclope que nos prepara para lo que nos deparará el futuro:

“Para los inhumanos las nieblas son vida. Pero para nosotros son la muerte. Y no aceptaré eso. Haré lo que sea necesario para salvar a nuestra gente. Desde este momento estamos en guerra. Somos mutantes. Y protegemos a los nuestros”.

Este primer capítulo sirve para varías cosas: por un lado iniciar el conflicto inhumano-mutante que se nos avecina, explicarnos el porqué de este desencuentro y preparar una guerra inminente.

Los guionistas Jeff Lemire y Charles Soule, procedentes de las series mutantes e inhumanas respectivamente, cumplen con lo que se espera de un primer número introductorio, si bien la formula es bastante típica y carente de sorpresas.

Por su parte Aaron Kuder, el dibujante, cumple sin grandes alardes en su primer gran trabajo en Marvel. Las caras no son demasiado expresivas y los fondos brillan por su ausencia en gran parte de la narración. Habrá que esperar a ver si pasados los nervios del debut consigue ofrecernos algo más.

De este primer número no obtenemos demasiadas pistas de que pasó con Cíclope y Emma Frost en esos ocho meses. Leeremos con ganas el segundo capítulo para averiguar más.

¿Qué ocurrió hace ocho meses entre La Patrulla-X y Los Inhumanos como para ponerles al borde del conflicto? Descúbrelo en esta miniserie, que sirve de prólogo a su futura guerra. ¡Las Nieblas Terrígenas crean inhumanos con la misma rapidez con la que acaban con mutantes!

Editorial: Panini

Contiene: ‘Death Of X’ 1 USA

Autores: Jeff Lemire, Charles Soule y Aaron Kuder

Ver en Whakoom

¡No te vayas sin comentar!