Reseña de ‘Ciencia Oscura 4 – Mundo de Dios’

Tras los hechos relatados en ‘Ciencia Oscura 3 – Pauta de Fuga’, podríamos decir que se marca un punto y aparte en la colección. Grant McKay, sus hijos y el resto de dimensionautas que forman el equipo al que hemos seguido dimensión tras dimensión, salto tras salto, por todo el multiverso, han llegado a un momento crítico. La situación familiar de los McKay no es precisamente ideal, debido en gran parte a los errores de Grant como padre y esposo, y el uso del Pilar se ha revelado como un hecho de consecuencias apocalípticas que amenaza con causar un daño irreparable a la realidad. Ahora, tras el último salto a través del Pilar, nuestros héroes se han dispersado por distintos lugares de eso que llaman “la cebolla”, y de esta forma llegamos al cuarto tomo de la serie, titulado ‘Ciencia Oscura 4 – Mundo de Dios’, que Norma Editorial ha traído a nuestro país.

Portada del número #18 de la colección

Quizás lo que más le choque al lector a la hora de enfrentarse a este nuevo volumen sea es escenario en el que este se desarrolla. Con el cabeza de la familia McKay como protagonista absoluto, en esta ocasión no vamos a vagar de un universo a otro de aventura en aventura, sino que la acción se va a desarrollar en un lugar en el que este científico deberá enfrentarse a su pasado, algo que en realidad siempre ha sido el centro de la historia. La infidelidad a su esposa es la consecuencia de la forma en la que Grant se enfrenta al mundo, y habrá que remontarse hasta su niñez en una familia desestructurada para comenzar a entender realmente a este adicto al trabajo.

De esta forma, Grant pasará por una especie de sesión de terapia en la que la figura de su hermano le acompañará a enfrentar los demonios de su infancia. Descubriremos que un padre que no puede con el peso que supone una familia y una madre demasiado egoísta como para tener en cuenta el bienestar de sus hijos son los elementos que hasta cierto punto empezaron a moldear al Grant McKay adulto que conocemos. ¿Son sus fallos como hombre el resultado del entorno en el que le toco vivir como niño? ¿Hasta que punto una persona puede dejar de responsabilizarse por sus actos poniendo como excusa la forma en la que las acciones de otros le han afectado? Sobre estas cuestiones el bueno de Rick Remender tiene mucho que decir, así que preparaos para una sesión de introspección en la que seguramente el guionista deja aquí y allá algunos detalles de sus propias experiencias…

Grant ahora vive en un chalet con vistas, muy mono

En cuanto al apartado gráfico, Matteo Scalera sigue estando al altísimo nivel al que nos tiene acostumbrados en anteriores tomos. Complementado una vez más de forma brillante por el colorista Moreno Dinisio, los diseños de Scalera van esta vez un pasito más allá (si es que eso es posible) en lo que a imaginación se refiere. Debido a la naturaleza de la historia que Remender nos cuenta en esta ocasión, Scalera se ha visto obligado a crear situaciones aún más psicodélicas que en anteriores números, y sale del apuro como es de esperar, con elegancia y solvencia. Sus narigudas figuras siguen siendo tan vivas y dinámicas como de costumbre, lo suficientemente apegadas a la realidad como para poder decir que no cae en la caricatura. Si la trama de ‘Ciencia Oscura’ no fuese tan interesante como es y el guion no hubiese estado escrito con tanto acierto, aún así esta colección seguiría brillando gracias a la labor del artista italiano.

Criaturas de todo tipo acompañarán a Grant en esta aventura

En definitiva, estamos ante otra satisfactoria entrega de esta serie que tantas alegrías nos viene dando a los más acérrimos seguidores de la ciencia ficción imaginativa. Quizás se pueda acusar a este volumen de paralizar levemente el avance de la trama con respecto al ritmo habitual de la serie y enfocarse en algo que se podría haber contado en un número mucho menor de páginas, pero creo que siempre es mejor centrarse en disfrutar el viaje que obsesionarse con obtener las respuestas que nos llevan al destino final. Aquellos que solo leen ‘Ciencia Oscura’ por su vertiente más aventurera pueden verse un poco decepcionados con este tomo, pero los lectores que disfrutan también de la otra historia que Remender nos está contando sobre lo que significa tener una familia y anteponerla a todo por encima de uno mismo tienen por delante una lectura de lo más interesante. Pero más allá de la historia en sí, de lo que no cabe la menor duda es de la habilidad de Remender como narrador de historias y de la de Scalera y Dinisio a la hora de plasmar locas ideas en viñetas.

Sí, de niño Grant McKay ya tenía una nariz de un tamaño bastante respetable

Hace un par de meses los autores anunciaron el fin de la serie para su número #40. Teniendo en cuenta que este tomo llega hasta el #21, es obvio que aún queda un largo camino por delante, ya que apenas acabamos de pasar el ecuador de esta lisérgica historia. Tomarse este tomo como el inicio del fin, como el punto a partir del cual Grant McKay se redime ante sí mismo y se decide a actuar como el padre y esposo que siempre debió de haber sido y como el científico responsable que se supone que es quizás no sea desacertado, pero los probables cuatro tomos que aún tenemos por delante antes de llegar a la conclusión hacen presagiar que aún tendremos que ver algunos cambios en el personaje. Pero más allá de predicciones futuras, solo resta desear que lo que nos queda por delante en ‘Ciencia Oscura’ sea tan condenadamente bueno como lo que estamos dejando atrás. Y, por supuesto, esperar que el tiempo de espera hasta que llegue a nuestro país el quinto tomo de la serie sea lo más corto posible…

En lo referente a la edición, hay que decir que este cuarto volumen de ‘Ciencia Oscura’ presentado por Norma Editorial mantiene las mismas características que los anteriores tomos de esta colección, siendo así de formato de tapa blanda con un tamaño de página de 17 x 26 cm. El tomo contiene 128 páginas a color e incluye los números del #17 al #21 de la edición americana de ‘Black Science’, además de las portadas de cada uno de los números contenidos y algunos bocetos de estas. El precio de venta recomendado es de 16,50 € y se puso a la venta en enero de 2017.

 

Rick Remender

Es un guionista de cómic que, en sus inicios, trabajó en películas de animación como ‘El gigante de hierro’ o ‘Titán A.E.’. En 1998 formó equipo con Harper Jaten y Rory Hensly para crear el cómic de humor absurdo ‘Captain Dingleberry’. Más tarde, a principios de los 2000, co-crearía y dirigiría la serie de animación ‘Swing Town’ para Wild Brian Animation.

A partir de entonces se sumergió de lleno en el mundo del cómic y empezó a publicar obras como ‘Fear Agent’, ‘Sea of Red’ y ‘Strange Girl’ con Image Comic. Pasó por un one-shot de ‘Red Sonja’ y ‘The End League’ para Dark Horse Comics entre otras mucha obras antes de llegar a Marvel, donde fue co-autor de ‘Punisher War Journal’ con Matt Fraction y donde publicó la serie ‘Uncanny X-Force’.

Matteo Scalera

Es un dibujante de cómic que comenzó su carrera en 2008 con ‘Hyperkinetic’, que publicó con Image Comics. Fue uno de los doce ganadores del primer ChesterQuest, una búsqueda de talentos que Marvel realizó a nivel mundial. Con esto entró a trabajar en 2010 en La Casa de las Ideas dibujando para algunas series de Masacre como ‘Masacre Corps’, ‘Masacre, el mercenario bocazas’ y ‘Masacre Team-Up’. Hace poco acabó ‘Vengadores Secretos’ con Rick Remender y está trabajando en el cómic ‘Outcast’ para la editorial Boom! además de en otros como ‘Ciencia Oscura.

‘Ciencia Oscura 4 – Mundo de Dios’

¿Qué haces cuando la dimensión más peligrosa es la de tu interior?

Tras un fatídico salto dimensional del Pilar, el último dimensionauta se encuentra en un mundo extraño solo con los restos de una vida pasada. Para poder retomar el control de su destino y el del universo que conoce, deberá vencer a los demonios de su alma. Una lucha interna que precederá el gran reto de la salvación de toda una existencia.

Rick Remender (LOW, Clase letal) presenta un atrevido capítulo en su gran saga dimensional acompañado del siempre excelente Matteo Scalera (Vengadores Secretos, Batman).

Guion: Rick Remender

Dibujo: Matteo Scalera y Moreno Dinisio

‘Ciencia Oscura 4 – Mundo de Dios’

¡No te vayas sin comentar!