Reseña de ‘El mundo de Edena’ (Integral)

El mundo de Edena

El difunto Jean Giraud, más conocido por el seudónimo Moebius, publicaba en 1984 un cómic como parte de una publicidad de la empresa automovilística Citroën. Su nombre era ‘Sobre la estrella’ y se convertía en el primero de seis relatos que conformarían lo que hoy se conoce como ‘El mundo de Edena’. Que una publicidad se convierta en un cómic de referencia, en una obra de arte de semejante envergadura, solo lo puede conseguir un mago del cómic.

El mundo de Edena¿Cómo puede la publicidad de una marca de vehículos contar una historia cargada de filosofía, que toca temas que van desde la religión hasta el cuestionamiento del sentido de la vida? Utilizando un coche como un objeto más de la narración.

Los dos personajes principales de la historia, Stel y Atan, se adentran en el crucero Citroën al no recibir señal de funcionamiento alguna. Una vez dentro se dan cuenta de que no hay ningún minero y a su vez, tienen la mala suerte de que la nave es atraída al desértico planeta sobre el que orbita. Al caer allí observarán que tampoco hay en apariencia vida, hecho que cambiará cuando vean el brillo de una extraña luz. Tomarán un coche que había en el crucero, una reliquia de 1938 que aún funciona, y se dirigirán hacia ella para comprobar que hay numerosas personas viviendo en torno a una extraña pirámide. Nadie ha logrado entrar en ella, hasta que Atan, atraído por su interior, lo hace, desatando un movimiento que llevará a los protagonistas y a todos los seres que allí estaban esperando a la tierra de Edena.

A partir de ese momento la trama cambia y nos presenta la evolución de los protagonistas, que eran asexuales y en apariencia muy similares, hacía unos conceptos que abordan la metafísica y las creencias en seres superiores.

Al primer número, que llevaba por título ’Sobre la estrella’, le siguieron ´Los jardines de Edena’, ‘La diosa’, ‘Stel’, ‘Sra’ y ‘Los reparadores’. Moebius necesitó casi 20 años para terminar una de sus obras más personales. Citroën inició el encargo con la condición de que saliera algo de propaganda sobre la marca y Giraud se encargó de que esta estuviera presente y de que a su vez, casara de forma perfecta con una obra que nada tenía que ver con una publicidad.

El mundo de Edena

‘El mundo de Edena’ es un cómic complejo, que necesita ser digerido con calma, buscando entender cada mensaje que su autor nos hace llegar. Digo buscando entender porque en ocasiones se vuelve tan desconcertante que pondrá en duda nuestro nivel de comprensión. Pero Moebius nunca ha destacado por realizar historias simples que no abordaran temas complejos.

La obra divide su contenido tras la presentación inicial en dos líneas muy diferenciadas con marcados conceptos a desarrollar. Al final, esas dos líneas convergen en una sola, aunque lo hacen de una forma un tanto previsible.

La narración de ‘El mundo de Edena’ nos puede recordar en parte a ‘El Incal’, pero en realidad los temas que toca son bastante diferentes entre sí. Pese a que utilice unos universos iniciales similares y juegue con premisas metafísicas, cada uno se centra en un tema. A esto hay que unirle el dibujo tan característico de Moebius, con un estilo claro y limpio donde los colores pastel suelen predominar, aunque en ciertos momentos el estilo cambia de forma radical.

El hecho de que la obra la iniciara en 1984 y la concluyera en 2001 permitió al artista evolucionar junto a ella. Aunque Jean Giraud ya tenía gran experiencia a sus espaldas, ‘El mundo de Edena’ posibilitó que se probara a sí mismo y desarrollara diferentes conceptos que no había terminado de plasmar de forma tan tajante aún.

La editorial Norma es la encargada de recopilar en nuestro país las seis historias bajo un volumen integral de gran formato que tiene un precio recomendado de 39 euros. En la portada dl volumen, que tiene formato cartoné, se puede ver a los dos protagonistas, Stel y Atan, sobrevolando el mundo de Edena. La obra, que tiene un tamaño de 23,5cm x 31cm (formato europeo), contiene en su interior 400 páginas a color, encontrando en la parte final una serie de artículos escritos por el también autor francés Jean Annestay.

Jean Giraud (Francia,1938-2012) es conocido en el mundo del cómic sobre todo por su seudónimo Moebius, que comenzó a utilizar en la década de 1970. Aun así, en sus primeros trabajos, como ‘El Teniente Blueberry’, utilizaba otro, Gir. Sus orígenes están en los comienzos de 1960, cuando dibujó la serie ‘Frank et Jeremie’ para la revista Far West. Con el tiempo iría cambiando de género hasta afincarse en la ciencia ficción, donde plasmaba en sus obras numerosos conceptos metafísicos. Logró revolucionar este género con obras como ‘El garaje hermético’ o ‘El Incal’, pasando a ser conocido en su país natal, Francia, como “compañero de los nuevos filósofos franceses”.

El mundo de EdenaINTRODUCCIÓN A MOEBIUS O CULMINANTE COLOFÓN A UNA OBRA ESPECTACULAR

Moebius publicó el primer volumen de El mundo de Edena en 1983 y le puso punto final casi veinte años después, en 2001. La historia cuenta las peripecias de Atan y Stel a su llegada al planeta Edena. Inspiradas en un universo similar al de las historias de ciencia ficción que el autor había publicado a finales de los 70, El mundo de Edena es un compendio de toda la obra de Moebius. De la instintoterapia de Guy-Claude Burguer al universo onírico del antropólogo Carlos Castaneda, pasando por la sexualidad o la tecnificación del mundo.

He aquí un recorrido por todos los dejes pictóricos de uno de los mayores autores de la historia del cómic, a ratos utilizando un lenguaje claramente simbólico, a ratos asomándose directamente al surrealismo. Un hito del cómic moderno.

El mundo de Edena

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.