Análisis de ‘Thumper’ (PlayStation VR)

Análisis de 'Thumper' (PlayStation VR)

“Un juego de violencia rítmica”, así definen sus creadores a ‘Thumper’, uno de los primeros juegos con soporte para la realidad virtual que aparecieron con la salida de PlayStation VR. Sus creadores, dos exmiembros de la desarrolladora Harmonix que decidieron formar el estudio Drool, demuestran que los juegos en los que la música tiene gran protagonismo siguen siendo sus preferidos.

Pero, ¿de qué va ‘Thumper’? Básicamente nos convertimos en un escarabajo metálico que corre por un infinito carril y se mueve al ritmo de la música con el objetivo de vencer las diferentes versiones de un gigantesco enemigo final. Así, según vayamos avanzando en el juego, por el rail se irán mostrando obstáculos y marcadores que tendremos que esquivar o pulsar sobre ellos en un determinado momento. Al hacerlo no solo continuaremos con el ritmo, sino que iremos enviando “golpes de poder” a nuestros enemigos.

Análisis de 'Thumper' (PlayStation VR)

De esta forma, si por ejemplo nos acercamos a una curva, tendremos que pulsar la dirección hacia el lado contrario a la par que apretamos el botón X con el objetivo de derrapar sobre ella y no sufrir daños. En el caso de que fallemos o nos golpeemos, nuestro veloz escarabajo perderá su “armadura metálica”, quedándonos ya solo un toque para morir. Es decir, podemos cometer dos errores por pista. Un número mayor terminará con nuestra vida y nos hará reiniciar.

Asimismo, cada cierto tiempo irá apareciendo en el fondo un gigantesco ser dentado que dificultará aún más nuestro paso. Si vencemos todos los obstáculos que nos pone y pulsamos correctamente el botón X, iremos enviándole golpes de poder hasta acabar con él.

Aunque pueda parecer difícil para un juego rítmico, ‘Thumper’ solo hace uso de los botones de dirección y del botón X, el resto no se utilizarán durante el juego. Aun así, tendremos que ser muy habilidosos, sobre todo en los últimos niveles, ya que nuestros sentidos serán puestos al límite. La barrera de aprendizaje es bastante dura, ya que las fases más altas están compuestas por obstáculos bastante difíciles, como un láser que nos ataca si fallamos al pulsar toda una serie de marcadores o la sucesión de numerosas curvas seguidas.

Análisis de 'Thumper' (PlayStation VR)

A lo largo de los nueve niveles que componen ‘Thumper’, divididos a su vez en una gran cantidad de pistas, el jugador viaja por un mundo onírico que puede llegar a recordarnos a alguna de las portadas del grupo musical ‘Journey’. Con un estilo visual impresionante, el juego sumerge a los usuarios de PlayStation VR en un sueño donde todo ocurre a un ritmo vertiginoso.

Pese a que ‘Thumper’ se puede jugar sin las gafas de realidad virtual, la experiencia es incomparable si se hace uso de ellas. El jugador se adentrará y formará parte de ese mundo onírico, cosa que la versión normal no logra.

Completar los nueve niveles tiene una duración que oscila, según lo hábil que se sea en este tipo de juegos, entre las seis u ocho horas. Pese a que carece de modo multijugador, algo que se echa en falta, existen varias tablas de clasificación, donde nos otorgan mediante el sistema americano (S, A, B y C) nuestra puntuación, pudiendo luchar por batir la de otros jugadores. ‘Thumper’ logra atrapar al jugador y transportarlo a ese mundo virtual del que solo saldrá si en algún momento dado vuelve a adquirir la noción del tiempo.

Reseña
Gráficos
Jugabilidad
Diversión
Yo... he visto cosas que vosotros no creeríais.

¡No te vayas sin comentar!