Crítica de la segunda temporada de ‘Sense8’

Sense8 destacada

La mejor manera de disfrutar de ‘Sense8‘ es no hacerse demasiadas preguntas. Es una serie que tiene una gran cantidad de elementos complicados, y la temporada 2 continúa expandiendo la mitología que J. Michael Straczynski y las hermanas Wachowski construyeron desde cero en la primera temporada. Pero si comenzáis a hacer demasiadas preguntas sobre las reglas que rigen este mundo, os perderéis una fascinante serie de ciencia ficción. Esto no significa que ‘Sense8’ no tenga una trama intrigante que se hace más densa y rica en la segunda temporada que Netflix nos ha permitido ver antes de su estreno el próximo 5 de mayo. Lo que quiero decir es que os estaréis perdiendo lo mejor de una serie que pone en primer lugar los sentimientos.

Al contar esta historia de ocho extraños que se encuentran unidos entre sí por un vínculo psíquico, los creadores han elegido celebrar el sentido de conexión que subyace a esta premisa. Si visteis la primera temporada, ya sabéis a qué me refiero. Durante esos episodios iniciales vimos a Capheus (Aml Ameen, sustiuido por Toby Onwumere en la segunda temporada), Kala (Tina Desai), Lito (Miguel Ángel Silvestre), Nomi (Jamie Clayton), Riley (Tuppence Middleton), Sun (Doona Bae), Will (Brian J. Smith) y Wolfgang (Max Riemelt) pasar de desconcertados a íntimos con sus recién descubiertos hermanos de clan. Esto dio lugar a alianzas improbables, conversaciones sinceras, algunas secuencias de acción en las que se utilizaban las habilidades únicas de cada personaje, y también una orgía ocasional.

Los mejores puntos de la primera temporada eran, por lo general, esos momentos de comunión. Pero eran pocos y distantes entre sí en los primeros episodios, debido a la comprensible curva de aprendizaje por la que tenían que pasar estos personajes. Sin embargo, en el final de temporada veíamos cómo los “sensates” abrazaban todo su potencial como grupo. De este modo, en los nuevos capítulos, cuando uno de ellos tiene que enfrentarse a un momento crucial (ya sea uno de alegría, de tristeza o de violencia) es raro que lo haga solo. De hecho, el grupo pasa más tiempo junto que separado. Todos para uno y uno para todos.

En la segunda temporada la mitología de la serie se vuelve más densa. Aunque ya se sabía que había otros clanes de “sensates” en el mundo, cuando acaba la temporada llegamos a conocer mucho más sobre eso. Y la única amenaza no es Mr. Whispers (Terrence Mann) sino que toda una serie de nuevas fuerzas han surgido mientras la mitología de la serie se hacía más profunda y compleja.

El proceso de hacer ‘Sense8’ no es una tarea fácil, ya que todo el equipo pasa meses viajando de un lugar a otro como una unidad que podríamos comparar con un circo ambulante. La agenda de viajes en la segunda temporada se ha expandido más allá de las nueve ciudades utilizadas el año pasado, añadiendo Los Angeles y Brasil entre otros lugares. Así, lo que el espectador consigue es un vistazo al mundo totalmente diferente a cualquier otra producción televisiva.

sense8 personajes

Lana Wachowski dirige la mayoría de los episodios de esta segunda tanda (su hermana Lilly se tomó un descanso esta temporada), además de colaborar con Straczynski en la escritura de guiones. Visualmente, sigue siendo una de las series más bellas y dinámicas en Netflix, con un amor por el color, el caos y los grandes paisajes que, además, no escatima en sangre y explosiones si le es necesario. Cuando la historia de ‘Sense8’ se sumerge en la violencia, nos recuerda que ‘Matrix‘ sigue siendo una de las mayores películas de acción que se han rodado. Las personas involucradas aquí saben lo que están haciendo.

La serie es siempre más fuerte cuando se centra en los “sensates” que trabajan juntos, y como ya pasó en el episodio especial de Navidad (que en realidad es el primero de esta segunda temporada, hasta el punto en que deberíais volver a verlo antes de que se estrenen los nuevos capítulos), algunas de las historias individuales dan la sensación de ser menos dinámicas que otras. Sin embargo, el equilibrio al final de la temporada es mucho mejor de lo esperado, y tiene sentido que dejen ciertas tramas clave sin resolver de cara a una tercera temporada.

He intentado mantener esta crítica libre de spoilers tanto como me ha sido posible, aunque es una serie difícil de contar sin hablar más de la cuenta, porque gran parte de su encanto reside en determinados momentos e interacciones específicas. Pero lo que sí puedo decir con certeza es que ‘Sense8’ se ha ganado una base de apasionados espectadores profundamente comprometidos con los ocho personajes principales y su viaje. Y no es difícil ver por qué, si tenemos en cuenta hasta qué punto el espectáculo en sí ama a estos personajes.

‘Sense8’ se basa en el mensaje de que las personas que amamos nos pueden hacer más valientes, más inteligentes y mejores en general. E incluso aunque no estemos conectados físicamente a través de continentes, la raza humana es mejor junta que por separado. Eso no debería tomarse como un mensaje revolucionario, sino que de alguna manera, en este momento, una historia sobre personas que trabajan juntas tan íntimamente para desafiar a la autoridad tiene un poder único… casi tan único como la serie.

Sense8
Sense8‘ es una serie estadounidense para la televisión web de ciencia ficción creada, escrita y producida por las hermanas Lana y Lilly Wachowski y J. Michael Straczynski. La primera temporada consta de 12 episodios y se estrenó en Netflix el 5 de junio de 2015.

La trama gira alrededor de ocho desconocidos de partes diferentes del mundo que, tras experimentar la trágica muerte de una mujer a través de visiones o sueños, descubren que están mental y emocionalmente conectados. A través de esta conexión son capaces de comunicarse, sentirse y compartir sus conocimientos, idiomas y habilidades. Además todos nacieron el mismo día, el 8 de agosto. Mientras intentan descubrir por qué están conectados y qué significa su conexión, reciben ayuda de un hombre misterioso llamado Jonas, el cual es otro “sensate”. Sin embargo, otro hombre llamado Whispers intenta capturarlos. Whispers utiliza el mismo poder telepático que los protagonistas poseen para entrar en sus mentes, invadiendo sus pensamientos y emociones. La serie explora temas como la política, la identidad, la sexualidad, el género y la religión, normalmente ignorados en otras producciones televisivas de ciencia ficción.

El reparto coral está formado por Brian J. Smith en el papel de Will Gorski (un policía de Chicago perseguido por un asesinato no resuelto de su niñez), Tuppence Middleton en el papel de Riley Blue (nacida como Riley Gunnarsdottir, una DJ islandesa con un pasado atribulado que la hizo huir a Londres), Aml Ameen (1ª temporada) y Toby Onwumere (2ª temporada) como Capheus (un compasivo conductor Matatu de autobús en Nairobi con un gran sentido de la justicia, que desesperadamente trata de ganar dinero para comprar medicina para su madre contagiada de SID), Bae Doona como Sun Bak (una mujer de negocios de Seúl y estrella naciente en kickboxing underground), Miguel Ángel Silvestre como Lito Rodríguez (un gay que aún no ha salido del armario y actor que vive en Ciudad de México), Tina Desai en el papel de Kala Dandekar (una química farmacéutica y devota hinduista de Mumbai, que está comprometida para casarse con un hombre que no ama), Max Riemelt como Wolfgang Bogdanow (u ladrón de cajas fuertes de Berlín que tiene asuntos pendientes con su padre y forma parte del crimen organizado), y Jamie Clayton en el papel de Nomi Marks (una mujer transgénero lesbiana de San Francisco, bloguera política y hacker).

Tras un especial navideño de dos horas estrenado el 23 de diciembre de 2016, los diez episodios de la segunda temporada de ‘Sense8’ llegan a Netflix el 5 de mayo de 2017.

Reseña
Sense8
De Dumas a Scott Card pasando por H. G. Wells, Asimov, Arthur C. Clarke, Orwell, King, Pratchett, Moore y Gaiman. De Velázquez a Phil Noto pasando por Mucha, Sorolla, Tolouse Lautrec, Alan Davis, Alex Ross, Carlos Pacheco, Dave Gibbons y Toriyama. De Billy Wilder a Soderbergh pasando por Cukor, Hitchcock, Houston, Orson Wells, Alan J. Pakula, Eastwood, Spielberg y Nolan. De ‘The Twilight Zone’ a ‘Orphan Black’ pasando por ‘Buffy cazavampiros’, ‘House M. D.’, ‘The Good Wife’, ‘Friends’, ‘The Newsroom’, ‘Battlestar Galactica’ y ‘The Big Bang Theory’. Más de Marvel que de DC, pero ambas me gustan.

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.