Reseña de ‘The Ghost in the Shell’ (Nueva edición)

Reseña de The Ghost in the Shell

‘Ghost in the Shell’, o ahora ‘The Ghost in the Shell’, supuso un antes y un después en el subgénero ciberpunk. Para cuando se publicó, Japón ya llevaba un tiempo demostrando al mundo su idea de futuro distópico donde máquinas y humanos convivían en una fusión simbiótica. Lo habíamos visto en el cine, con obras como ‘Tetsuo: The Iron Man’, ‘Pinocho v946’ o la adaptación del manga ‘Akira’. La actualización y desarrollo de conceptos sintoístas llevó a dar un salto en lo que a la estructura de las máquinas se refiere, dejando a un lado las ideas lanzadas en el mercado estadounidense para debatir si las creaciones cibernéticas podían contar con alma. Podríamos decir que expandían las propuestas de Philip K. Dick y su ‘Sueñan los androides con ovejas eléctricas’.

Pero aunque el país del Sol naciente ya se aventuraba a tocar estos temas, al resto del mundo no llegaban todos, solo contadas excepciones. Una de ellas fue ‘Akira’, de Katsuhiro Otomo, cuya adaptación al anime vio la luz en 1988. El otro gran producto fue ‘Ghost in the Shell’, de Masamune Shirow, un manga que se publicó por entregas en varios números de la revista Young Magazine a partir de 1989 y que dio el salto al anime homónimo en 1995.

Reseña de The Ghost in the Shell

Ahora, aprovechando el estreno de la película en imagen real protagonizada por Scarlett Johansson, Planeta Cómic ha lanzado una recopilación de la obra dentro de un volumen integral bajo su colección Trazado.

¿De qué trata ‘Ghost in the Shell’? La obra nos sitúa en el siglo XXI, donde los seres humanos ya son uno con las máquinas. Mediante operaciones, las personas evolucionan sus cuerpos y se añaden mejoras cibernéticas que les confieren habilidades superiores a las de un ser humano normal. Pero eso genera un nuevo problema: en un mundo tan avanzado a nivel tecnológico, los hackers también saben aprovecharse de esos añadidos y manipularlos a su antojo.

Dentro de este mundo futurista nos presentan a Motoko Kusanagi, una ciborg que dispone de un cuerpo cibernético y que está a cargo de la Sección Policial de Seguridad pública 9, encargada de investigar cualquier tipo de delito tecnológico.

Reseña de The Ghost in the Shell

Esta trama sirve para que su autor, Shirow, ahonde en temas filosóficos y éticos sobre la unión entre máquinas y humanos. ¿Qué es el alma de una persona? ¿Puede trasladarse a un cuerpo de metal? Este concepto es una de las ideas que permanecen durante todas las páginas y a las que se intenta dar una explicación. El “ghost” (“espíritu” en la versión en castellano) es la esencia que hace humanos a los humanos, su unión de pensamientos y emociones que en la obra pueden ir trasladándose de un cuerpo a otro.

Pero además de los interesantes planteamientos que abundan en ‘Ghost in the Shell’, una de las peculiaridades del manga es que su autor escribió en él numerosas anotaciones, que sirven para entender el contexto de las viñetas. Shirow incluso advierte al inicio que ha escrito tantas acotaciones que si el lector se dedica a leerlas todas al ritmo que va descubriendo la obra, podrá perderse entre tanto contenido. Pero en realidad, salvo los lectores más noveles, cualquiera que esté mínimamente acostumbrado podrá disfrutar de todos los textos al completo.

Eso sí, ‘Ghost in the Shell’ no es una obra fácil de digerir. Los numerosos conceptos que se explican y el futuro que Shirow plasma abruman al principio. Hay que ir poco a poco ‘masticando’ todo su mundo hasta ir entendiendo cómo funciona la mente del autor y qué quiere explicarnos. Poco a poco, el universo de la mayor Kusanagi se convertirá en algo totalmente normal.

Reseña de The Ghost in the ShellPor otro lado, un detalle que no ayuda mucho al entendimiento de la trama es su dibujo. Masamune Shirow comenzó dando todo de sí, creando unas viñetas magníficas que con el paso del tiempo, y de los números publicados en la revista, se fueron diluyendo. El propio autor reconoce en el prólogo de este volumen que debido a los tiempos la calidad visual fue mermando, aunque no así el cómputo global de la obra.

En cuanto a esta nueva edición, Planeta Cómic ha publicado los ocho números que comprenden la obra base bajo un lujoso volumen cartoné de color negro dentro de su colección trazado, por un precio recomendado de 17,95 euros. Para esta nueva edición, el propio autor realizó ciertos cambios, como el coloreado extra de algunas páginas (aunque sigue habiendo muchas en blanco y negro), el añadido del artículo “The” en el título y la supresión de cuatro páginas con gran contenido erótico por no considerarlas relevantes. El resultado final es la sensación de estar ante la edición definitiva que Shirow querría que sus lectores leyeran. Una obra que marcó un antes y un después que llega ahora en un formato inmejorable.

Masamune Shirow (Japón 1961) es el seudónimo de Masanori Ota, dibujante nipón conocido sobre todo por su obra ‘Ghost in the Shell’, aunque tiene otros grandes títulos a sus espaldas. Comenzó en el mundo del manga en 1982 dibujando en el fanzine Atlas y luego dio el salto a la editorial Seishinsha con la obra ‘Black Magic’. Entre 1985 y 1989 publicó ‘Appleseed’ y ‘Dominion’, ideando al concluir estas ‘Ghost in the Shell’. Sus obras destacan sobre todo por tocar temas relacionados con la tecnología, ambientándolas en el futuro.

The Ghost in the Shell

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.