Análisis de ‘Dragon Quest Heroes II’

Análisis de 'Dragon Quest Heroes II'

Hace aproximadamente un año y medio llegaba a nuestros país (tras un retraso considerable) ‘Dragon Quest Heroes’ una mezcla entre el Musou más clásico y el juego de rol más actual que nos trasladaba al archiconocido mundo creado por Square Enix  y diseñado por el maestro Akira Toriyama. Esta primera entrega, si bien con algunas limitaciones y problemas de jugabilidad, dejo buen sabor de boca entre los fans de la saga.

Pues bien, ya podemos disfrutar de ‘Dragon Quest Heroes II’, secuela que nos propone una nueva historia con nuevos protagonistas y que arregla muchos de los mencionados problemas anteriormente. Así que sumerjámonos en este nuevo título y descubramos si está a la altura de su nombre.

Análisis de 'Dragon Quest Heroes II'

Una nueva historia comienza

Los jugadores asumen el papel de Lazarel o Teresa, un par de primos que viven en un reino pacífico antes de que se vean atrapados en un conflicto que amenaza con arruinar todo lo que conocen. Mientras que la mayoría de los otros personajes que encontramos en el juego (hasta 15 en total) tienen un rol determinado (manejo de armas, profesiones etc.) Lazarel y Teresa podrán asumir cualquier vocación (si bien el que elijamos a uno u otro no supondrá ninguna diferencia, ya que ambos comienzan con las mismas habilidades).

Una vez seleccionado nuestro personaje, deberemos recorrer el mundo enfrentándonos a toda clase de criaturas clásicas de la saga, ganar experiencia y conseguir armas que nos ayuden a avanzar en la historia.

Como ya os contábamos anteriormente y al igual que su predecesor, ‘Dragon Quest Heroes II’ mezcla la popular serie de RPG con el mismo estilo Musou que caracteriza a sagas como Dynasty Warriors. Los grandes enfrentamientos en el campo de batalla entre generales en las llamadas zonas de guerra comparten escenario con misiones secundarias clásicas, como misiones de recolección, misiones a través de campos y bosques de las zonas más inhóspitas del mapa, y un gran número de misiones donde buscar armamento y diferentes objetos.

Análisis de 'Dragon Quest Heroes II'

Y es que encontrar el arma perfecta y definir nuestro estilo de combate y nuestra estrategia serán clave a la hora de avanzar. Este tipo de títulos son bien conocidos por la variedad de armas que en ellos podemos encontrar, desde las comunes espadas y hachas a los hallazgos más raros como látigos mágicos y cetros de poder, cada uno con un estilo diferente y muy característico. En ‘Dragon Quest Heroes II’ si de algo no podremos quejarnos es de la cantidad y la variedad de armas que tendremos a nuestra disposición según vayamos avanzando en la historia y explorando el mundo.

Como fue el caso en el primer juego, el punto crucial del combate sigue siendo el medidor de tensión de cada héroe y heroína. Cada golpe que demos llenará un poco más esa barra, que una vez llena nos permitirá lanzar algunos golpes increíblemente poderosos. Añadiendo aún más variedad al combate, los monstruos derrotados soltarán de vez en cuando medallas que pueden utilizarse para convocarlos en la batalla y que luchen a nuestro lado. Pero ese no será el único uso que podamos darle a las monedas, ya que algunas de ellas nos darán ataques especiales de un solo uso, mientras que otras monedas dejan que el personaje del jugador asuma la forma del monstruo y luche con sus habilidades durante un periodo de tiempo limitado. Pero la novedad principal a la hora de combatir en DQH II es el nuevo modo multijugador para cuatro (en modo cooperativo), el cual es muy útil cuando llega el turno de enfrentarnos a los jefes finales de cada zona.

Análisis de 'Dragon Quest Heroes II'

No obstante, si bien es verdad que los combates están llenos de posibilidades, algo que puede sacar de sus casillas a muchos jugadores es la IA de los enemigos a los que nos enfrentamos, incluyendo a los jefes finales. La gran mayoría de los monstruos y criaturas contra las que lucharemos se mueven de una forma muy lenta y predecible, por lo que no llegamos a sentirnos realmente agobiados cuando los enemigos nos superan en número o en situaciones donde deberíamos de estar sudando tinta china para sobrevivir. A eso hay que añadir que los jefes finales centran en muchas ocasiones su atención únicamente en nosotros, sin importar el número de personajes que les ataquen, lo cual limita un poco la estrategia y las posibilidades al enfrentarnos a ellos.

‘Dragon Quest Heroes II’ nos cuenta nuevas aventuras y nos presenta a nuevos personajes, pero eso no significa que olvide sus raíces, como cualquier fan de la saga percibirá en más de una ocasión. La devoción de los desarrolladores por esta  franquicia es especialmente evidente en una banda sonora que a más de uno le pondrá los pelos de punta en ciertos momentos del juego. La reaparición de personajes familiares, el uso de algunos efectos sonoros de juegos muy anteriores y otros elementos, como el menú de habilidades y los combos, dejan claro dónde están los límites de lo nuevo y de lo clásico en esta nueva entrega.

Análisis de 'Dragon Quest Heroes II'

Y posiblemente ese sea el mayor problema de este juego, que nos presenta algunas novedades, arregla problemas que limitaban la diversión en el titulo anterior, pero eso es todo. Y no me malinterpretéis, el juego se disfruta muchísimo, es divertido y se te van más de 30 horas con la historia principal y otras tantas con las secundarias. Pero siempre quedará la sensación (tal vez por lo rápido que ha salido este título) de que ya hemos jugado a esto y que, de haberse arriesgado más y de haber dejado pasar algo más de tiempo, podríamos haber disfrutado muchísimo más.

En definitiva, un juego que volverá a hacer las delicias de los fans de la saga (más aún si disfrutasteis de su predecesor) y que añade algunas novedades que de seguro nos harán pasar horas y horas machacando botones delante de nuestra pantalla.

 

 

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.