Reseña de ‘Chimere’ (Last Level)

Hoy reseñamos ‘Chimere’, un juego de mesa que mezcla varios géneros y que pondrá a prueba vuestra destreza mental. Se trata de un juego de mesa en el que nos convertiremos en magos, y participaremos en un torneo Real organizado por el rey para elegir al mejor mago de todos. Para ello los distintos jugadores tendrán que crear a la mejor criatura de todas combinando tres animales reales.

Para realizar estas quimeras tendremos que combinar tres cartas de animales distintos en cada una de las estaciones del año, siguiendo una serie de requisitos que serán establecidos por los distintos emblemas. Es importante tener en cuenta estos galardones, pues nos darán las bases para combinar las partes de los animales y obtener la mayor puntuación posible. Todo ello deberá realizarse antes de que el reloj de arena indique que se ha terminado el tiempo, por lo que aquí se combina nuestra suerte a la hora de tener una buena mano con animales potentes con nuestra destreza para combinar la mejor selección en el menor tiempo posible.

El juego está pensado para un total de entre dos y cinco jugadores, aunque se hace especialmente divertido cuando se juega con el máximo de jugadores permitidos. Si somos únicamente dos jugadores, las reglas deben modificarse un poco -en las reglas que vienen con el juego se explican las diferencias a la hora de jugar una partida reducida-, y aunque en modo reducido el juego se hace más rápido y fluido, sigue conservando la misma diversión que cuando jugamos con más amigos. Básicamente el cambio de normas se podría traducir como un mismo fin, pero con distinto camino.

Las partidas duran tres años -rondas-, a través de los cuales tendremos que ir creando al mejor animal posible en cada estación. Cada emblema, aparte de tener los requisitos para cada estación, nos servirá para mostrar el multiplicador a través del cual podremos obtener la puntuación de cada animal y así elegir al campeón. Para crear al animal pasaremos por tres fases: Investigación, Creación y Competición. Como os podéis imaginar, en la primera fase tendremos que ir buscando las piezas para crear ese animal perfecto. Incluso podremos robar las piezas del mazo de otro jugador siempre y cuando tengamos libre el hueco correspondiente en nuestro tablero, si somos cazados incumpliendo esta norma tendremos que devolver la pieza. En la fase de creación es donde se complica algo más el juego, ya que empieza a funcionar el reloj de arena y todos los magos empezarán a mover las piezas en sus tableros hasta crear al animal. El primero en tener un animal creado de forma correcta deberá coger el reloj de arena y pasará a ser el campeón del pueblo.

Lo divertido del juego es que crear al animal es solo el principio de la competición, pues el campeón del pueblo deberá robar un galardón de la reina y colocarlo sobre su creación que más se asemeje al título que ponga en la carta robada. Por ejemplo: Si nos toca el galardón de la reina “Quimera Ridícula”, deberemos elegir una de nuestras creaciones que, a nuestro parecer, sea la más ridícula de todas.

Una vez hecho esto los jugadores pasarán a la fase de Competición es donde entra en juego el factor del multiplicador y donde llegan las mayores sorpresas de la partida bajo nuestro punto de vista. Uno de los puntos fuertes del juego es que es totalmente impredecible. Puedes creer que tienes la mayor creación, pero cuando llegues a esta fase, si has elegido mal tus baldosas y tu multiplicador es escaso, perderás la partida. Una vez todos los jugadores realicen los cálculos del multiplicador se deberán otorgar los galardones: El galardón principal irá para el jugador con la puntuación más alta, y el secundario para el que haya quedado en segundo lugar. En caso de empate es donde entrará en juego el rol del Campeón del pueblo -el que tenga en su poder el Galardón de la reina-, pues será él quien elija al campeón.

Otro de los aspectos que nos ha gustado es que una vez le hayamos cogido el nivel al juego podremos pasar a jugar con las reglas avanzadas, donde tendremos que contar además las habilidades prohibidas de nuestras distintas baldosas -estas habilidades vienen marcadas en cada baldosa-, básicamente esto lo que hace es prohibir combinar baldosas donde una de ellas tenga alguna habilidad prohibida que venga reflejada en las otras baldosas que vayamos a usar. También habrá Dones Extraordinarios que sumarán el poder de nuestra quimera de cara al multiplicador, convirtiendo nuestra partida en algo más expectante aún ya que será prácticamente imposible ver quién puede ganar hasta el momento final.

La duración del juego es muy relativa. Con varios jugadores que ya tengan experiencia en el juego, las partidas pueden durar unos 30-40 minutos. Hemos jugado varias partidas al juego y la media de duración ha estado en 35 minutos, los cuales se nos han pasado volando. Si os gustan los juegos de mesa intensos y donde no haya un claro ganador hasta el final, os lo recomendamos totalmente.

‘Chimere’ ha sido creado por Roméo Hennion, y diseñado por Clément Leclercq y el propio Hennion. Ha sido publicado por Game Flow, aunque en España lo tenemos de la mano de Last Level. El precio del juego es de 23€, y viene con una edición muy cuidada y con ilustraciones de gran calidad. Además incluye varias bolsas para guardar las piezas una vez terminada la partida.

El Reino necesita una nueva mascota…
Y el Rey busca al mejor de los magos del reino para diseñarla.
¡Accede a este ambicioso torneo para demostrar tu domino mágico en la creación de quimeras!
Encuentra las mejores partes de los animales y entrega las peores a tus adversarios, fusiona las partes para crear increíbles quimeras. Utiliza tu creatividad para ganar cada competición y tu carisma para obtener el Galardón de la Reina.
Fabricante: BLACKROCK
Nº de jugadores: 2-5
Duración: 30
Edad mínima: 8
Idioma: Español

 

Reseña
Totalmente recomendado
Amante de los videojuegos, los cómics, el manga, el anime y los libros. Marvelita. De vez en cuando escribo en webs y publico libros. Redactor web desde el 2011.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.